Un emotivo arranque del festival “Provincia Emergente”

Marcelo Moura

Marcelo y Julio Moura, Soledad Pastorutti, Lali Esposito y Manuel Moretti fueron algunos de los puntos más altos del emotivo homenaje que se realizó a la figura de Federico Moura como cierre de la primera jornada del Festival Provincia Emergente, que se realizó este viernes en el estadio Único de La Plata.

La ciudad de los diagonales le rindió homenaje a uno de sus hijos dilectos, al “hombre alado” como le definió el propio Gustavo Cerati, en el centro del Estadio Unico ante miles de personas que vieron a varias generaciones de artistas rendir homenaje a un figura trascendental del rock argentino.

Una banda encabeza por Juanchi Baleirón en guitarras, Javier Malosetti en bajo, Gabriel Pedernera (Eruca Sativa) en batería, Diego Blanco (Los Pericos) y Fernando Monteleone (Virus) en teclado, les sirvió a un plantel variopinto de artistas para interpretar canciones relevantes del repertorio de Virus.

La particularidad la dieron los artistas que no vienen del género del rock como Soledad Pastorutti y Lali Espósito que pusieron la presea de la noche en lo más alto.

Soledad Pastorutti

Elegante y guapísima, Soledad vestida íntegramente de negro con unos leggins de cuero y botas altas, puso su caudal de voz al servicio de “Imágenes Paganas” a la que le realizó unos notables arreglos vocales sobre el final que arrancaron aplausos desde todos los

costados del estadio.

“Qué hace esta mujer todavía cantando folclore”, decía una veterana seguidora de Virus, extasiada con la exquisita versión de Pastorutti, que abrió una paleta enorme de colores desde su garganta y con su caudal de voz hizo innecesario cualquier equipo de sonido.

El logro conquistado por Soledad se notó por el emotivo abrazo que recibió de parte de Baleiron y de Malosetti cuando se retiraba del escenario, pero también por los elogios que recibió de los hermanos Moura y de David Lebón sobre el final del concierto.

Lali Esposito

Vestida íntegramente de cuero rojo, Lali Espósito salió a tomar el toro por las astas y barrer con los prejuicios con una ajustada y enérgica versión de “Una luna de miel en la mano”, con la que conquistó a todos los platenses.

Espósito dejó atrás la etiqueta de ídolo teen para mostrar su pasta de artista, su carátula de “self made woman (mujer que se hizo a sí misma), entonando con mucha justeza y poniéndole carisma, energía y pasión y robándose todos los aplausos para “Una Luna de miel en la mano”.

Por el lado del rock, el juninense, aunque criado en la burbuja rockera platense, Manuel Moretti logró hacerse escuchar en una emocional versión de “Superficies de placer”, transmitiendo la sensualidad y el erotismo de uno de los temas más cachondos del repertorio de Virus.

El prócer David Lebón le sacó chispas a su guitarrón Gibson con flamígeros solos para la rockera versión de “Carolina”, uno de los hits iniciales de Virus. Wallas, de Massacre, manejó con carisma y profesionalismo una interesante versión de “El Probador”, donde también se lució la guitarra de Baleirón.

Marcelo y Julio Moura

La gente vibró sobre el final cuando sentados los hermanos Marcelo y Julio Mura cantaron a dúo una versión de “Dame una señal”, otro sensual clásico del repertorio de Virus. Al que le siguieron “Ausencia”, “Pronta Entrega” y el cierre con “Wadu Wadu” con todos los invitados sobre el escenario.

En el homenaje también se lució Leo García con una versión bien romántica de “Tomo lo que encuentro”, mientras que a Ale Sergi le quedó mucho mejor “Mirada Speed”, donde debió reemplazar al faltador Chano, que “Amor descartable” donde intervino por primera vez.

No parecieron quedarle bien los arreglos a la emocional balada “¿Qué hago en Manila?” que fue convertida en un reggae pop para la voz de Juliana Gattas.

Eruca Sativa

Mientras que Eruca Sativa eligió pasar “Juegos Incompletos” por el lente de un Foo Fighters criollo y eso no le quedo bien a la canción, que perdió el brillo de las sutilezas y la sensualidad que caracterizaron a Virus.

Los puntos bajos corrieron por cuenta del performer Louta y de Angela Torres, que nunca estuvieron a la altura de “Sentirse bien” y “Desesperado Secuencia Uno”.

Este tipo de eventos en los que se trata con un repertorio delicado y rico como el de Virus expone a esos productos pergeñados por la industria discográfica que llevan más tiempo amasados en una oficina de marketing que en una sala de ensayo o a fuerza de sus shows.

Miranda

Un rato antes del homenaje a Virus, los Miranda! calentaron al público con un show plagado de hits, con una notable labor de Ale Sergi y Juliana Gattas, apoyado en la ajustada banda que integran Gabriel Lucena en bajo y sintetizadores, Ludovica Morell en batería y Anuk en guitarra.

Con un gran trabajo de vestuario y una gran labor sobre el escenario de Sergi y Gattas, la banda recibió el calor del público que coreó todos sus hits, con adolescentes como fuerza principal.

Louta actuó un rato antes y mostró su espectáculo que mixtura lo musical con lo performático con toques muy teatrales y coreográficos que lo ubican a mitad de camino de un encuentro como el Emergente y el FIBA, más abierto a lo teatral.

La propuesta es novedosa y disruptiva, y lo que busca Louta es precisamente evadir los encasillamientos, pero deberá buscar darle tracción humana a su show con una banda o un DJ que lo acompaña, ya que las pistas tanto instrumentales como vocales lo pusieron en evidencia algunas veces.

Mientras tanto Louta va contando una historia como si fuera la filmación de una serie de video clips sin cortes, sin interrupciones y fallidos en una propuesta que atrae a los jóvenes, pero que deberá recibir una vuelta de rosca para no agotarse.

En el escenario Urbano, el ring, la joven cantante de trap Lisad y la crew ReCream hicieron saltar y agitar a chicos de entre 10 y 21 años con esa propuesta musical que mixtura el hip hop, la música electrónica y el reggaetón y que se está transformando una polea de transmisión del sentir de un sector importante de la Juventud.

Un rato antes, en el Hangar, el combo platense Borrego sorprendió con su rock cancionero muy bien trabajado, con elementos del retro rock, pero también del rock americano y un especial hincapié en las letras.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*