El Teatro Municipal de San Nicolás celebra los 110 años de su fundación

El Teatro Municipal de la ciudad de San Nicolás cumple este viernes 110 años desde su fundación. Inaugurado el 10 de agosto de 1908 durante la intendencia de Adolfo J. Bruyant, la tradicional sala se encuentra ubicada en la esquina de las calles De la Nación y Maipú, ocupando 1.375 metros cuadrados.

La idea de su creación surgió por una iniciativa del intendente Serafín Carlos Morteo, que tuvo buena recepción en el Concejo Deliberante nicoleño, dictándose de ese modo una ordenanza el 5 de agosto de 1905 que habilitó el inicio de las obras.

Para financiar los trabajos, el municipio suscribió un empréstito público de $100.000 que fue cubierto casi totalmente por el vecindario, completando la Municipalidad con recursos propios, la cantidad necesaria para cubrir el costo.

La construcción del lugar quedó a cargo de la empresa Nevani, y la piedra fundamental fue colocada el 26 de abril de 1906, en el terreno adquirido a Ángela Marini de Castagnino y Angela Ghío.

Así, el 10 de agosto de 1908, a las 8 de la noche, se inauguró el Teatro con la puesta en escena de la ópera “Manon Lescaut”, a cargo de la Compañía Lírica Italiana dirigida por A. Bernabei.

Recién en el año 1958, el intendente Miguel M. Bent impuso el nombre de “Rafael de Aguiar” al teatro, en homenaje al organizador-fundador de la ciudad con motivo de cumplirse el 50º aniversario de su inauguración.

Detalles

Durante muchos años el Teatro Municipal de San Nicolás fue comparado con el Teatro Colón, por su estructura y estilos semejantes, siendo catalogado como uno de los más bellos de la provincia de Buenos Aires.

La sala principal posee una capacidad para 1.250 personas (actualmente reducida a 800 por cuestiones de seguridad) y en su interior se pueden apreciar las obras maestras del artista italiano Rafael Barone, pintadas en el telón de boca y la cúpula de la misma.

Entre los exquisitos detalles arquitectónicos se pueden destacar:

  • Escalinatas del hall de acceso a tertulia y cazuelas confeccionadas en mármol de Carrara.
  • Telón pintado por el escenógrafo Mateo Casella en Nápoles, con la misma tela usada para el Colón.
  • Imponente araña circular, sus estucados y su mobiliario importado a pedido a la marca de fabricación europea Thonet de Viena, Austria.

(Fuente: Diario El Norte de San Nicolás)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*