Ana Moglia: “A veces pienso que es como si alguien tomará mi mano y escribiera por mí”

Ana Emilia Moglia
Por Andrea Viveca Sanz

En las vueltas de cada día, Ana Moglia se detiene a observar. Con una mirada atenta espera que la vida le regale esos pequeños detalles que ella, con habilidad, convierte en historias.

Sus ojos entrenados pueden descubrir lo que sucede “Al otro lado del océano”, su olfato de escritora logra captar el aroma que se desprende en “El jardín de los naranjos” y su pluma sencilla nos ayuda a saborear “La ruta de los sueños”, que sabe a mate, calentito y recién cebado, para convertirnos luego en testigos silenciosos de una verdadera “Promesa bajo la luna”.

En diálogo con ContArte Cultura, la autora abre las puertas de nuestra imaginación al acercarnos al mundo de sus novelas.

—¿Cómo presentarías a Ana Emilia Moglia si fuera la protagonista de una de tus novelas?
—¡Qué pregunta! Creo que tengo mucho de Pedro, el protagonista de “La Ruta de los Sueños” (demasiado, quizá) sobre todo por su perseverancia y sin lugar a dudas, de Clara, la protagonista de “El Jardín de los Naranjos” que inicia su historia en “Al otro lado del océano”. Con este personaje diría que me identifico, porque Clara es muy perceptiva y hace lo que siente. En todos los casos, jamás sería un personaje agresivo y, en este punto también tengo mucho de mi Zahîr, de “Promesa bajo la Luna” porque es una persona muy serena y además con mi propia ascendencia: árabe e italiana.

—¿En qué momento te nació la necesidad de contar a través de la escritura?
—Fue de repente. Jamás pensé que escribiría un libro, aunque obviamente, siempre me incliné hacia el uso de las palabras pero en otros contextos, nunca pensando en escribir novelas por ejemplo, pero así se dio y me encanta. Es como el amor a primera vista. Escuché una frase y se me disparó mi primer libro en la cabeza de principio a fin. No puedo explicarlo. Fue magia.

—¿Cómo fue el proceso de vincular tres de tus novelas (“Al otro lado del océano”, “El jardín de los naranjos” y “Promesa bajo la luna”), y que cada una mantenga su independencia?
—La verdad es que jamás imaginé ni planifiqué escribir los tres con una vinculación. Se fue dando, porque además “Promesa bajo la Luna” fue pura y exclusivamente un pedido de mis queridos lectores. No pensaba escribirlo, pero pidieron tanto que Zahîr tuviera su propia historia que así fue, y hoy estoy tan feliz de haberla escrito, porque disfruté muchísimo el proceso de hacerlo; fui a parar a lugares que jamás hubiese imaginado y además, confieso, ¡me enamoré aún más de Zahîr!. Pude conjugar varias cosas en esa historia, amo la luna desde que tengo uso de razón y pienso que debajo de su luz suceden cosas maravillosas, como promesas por ejemplo. Como lectora no me gusta que me dejen final abierto, me gusta que todo tenga un final… si la historia da para seguir, que siga pero que no me dejen sin un final, por eso trato de que si bien tienen vinculación, sean independientes y, por supuesto, hay que escuchar siempre las sugerencias de tu editorial (El Emporio Grupo Editorial) porque ellos saben cómo guiarte al respecto. En mi caso, siempre me nutro de las sugerencias y aprendo mucho de ellas.

—En “La ruta de los sueños” la yerba mate tiene un valor central ¿qué te llevó a elegirlo como tema?
—Una foto de tapa de una revista que pedí prestada para leer; vi la foto y ¡flechazo!. La investigación para escribir esa historia fue ardua porque lo hice sin conocer Misiones. El libro salió en abril de 2014 y me invitaron a presentarla en junio en la Legislatura de Posadas.

—¿Existe alguna temática que no puede faltar en tus novelas?
—Más que temática te diría que lo que no puede faltar es aprender sobre algo. Como lectora también me sucede; me gusta, que al terminar un libro y sacar la historia de amor que lo atraviesa, haya aprendido sobre alguna temática, sino, me siento vacía. Por otro lado no pueden faltar la sutileza y la delicadeza en el uso de las palabras, me choca sobremanera –y lo sigo diciendo como lectora- la vulgaridad, creo que no es necesaria.

—¿Existe un proceso de investigación previo o simultáneo durante el momento de la escritura?
—Ambas cosas. Imposible dejar de investigar mientras avanzás, al menos en mi caso, porque siempre surge algo a medida que se desarrolla la historia, más allá de que lo más “grueso” de la investigación lo tengas resuelto previamente.

—¿Podés contarnos como desarrollás el proceso creativo de tus personajes?
—¡Es maravilloso! Y de verdad: ¡no lo sé! Creo que es parte de la magia. Dicen que escribir es un don, como otros tendrán otros dones y como tal lo acepto, sin cuestionar ni preguntar cómo es lógicamente, porque no hay lógica en esto. Llega la idea en cuestión de segundos, la tomo y comienzo. A veces pienso que es como si alguien tomará mi mano y escribiera por mí, porque después cuando releo me pregunto “¿y esto de dónde lo saqué?”

—¿Te sentís parte de las historias que contás?
—¡Absolutamente! Si bien son ficciones, hay mucho de mí en cada libro y mucho de “real”, pero eso quedará en mi corazón, jamás lo diría.

—¿Ya tenés alguna nueva novela en camino?
—Sí. Pero cuando sea el momento lo contaré. No me gusta arrebatarme. Todo a su tiempo. Por supuesto, cada escritor es dueño de hacer la promoción que considere hacer con sus obras y en esto soy súper respetuosa, porque cada uno debe hacer lo que mejor le parece, pero prefiero ir despacio para no perder jamás la claridad de las cosas.

—¿Qué sueños son los que hoy te gustaría cumplir?
—Hablemos de sueños con respecto a los libros. Me gustaría ver en películas mis historias, de hecho en mi mente siempre las vi primero con imágenes y, por supuesto, que cada vez la lean más personas porque en realidad, los libros que uno escribe son regalos para los lectores y ellos con su afecto me devuelven el doble.

—¿Tenés algunas frases que te identifiquen?
Sí, “todo sucede por una razón”.


Ana Emilia Moglia

Ana Emilia Moglia nació en Paraná, Entre Ríos, en 1969. Desde su adolescencia reside en Río Cuarto, provincia de Córdoba, junto a su esposo e hijos. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación (Universidad Nacional de Río Cuarto) y Magister en Didáctica de la Lengua Italiana (Università Ca’ Foscari, Venecia, Italia). Es docente de Nivel Medio desde 1993, en el que actualmente se desempeña como directora. Trabajó como libretista y productora publicitaria en LV 16 Radio Río Cuarto.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*