“Historias que enamoran”, un festival de autoras y lectores correspondidos

Por Andrea Viveca Sanz y Walter Buffarini

El amor las atraviesa y fluye desde sus manos para derramarse en historias que enamoran y se convierten en verdaderas redes que atrapan a los lectores. Transitan caminos que alguien se animó a cruzar para que pudieran encontrase una vez más. La cita fue en el auditorio Piazzola del Centro Cultural Borges, en el que la editorial Penguin Randon House convocó a un festival con ese amor que captura.

Con una sala llena, donde se dieron cita cientos de lectores y un destacado grupo de autoras de novela romántica, a las 10.30 se dio comienzo a la esperada fiesta de libros y palabras.

El inicio del festival estuvo a cargo de Gloria Casañas -acaba de presentar su última novela La mirada del puma– y el escritor Patricio Zunini, quien tuvo la función de entrevistador y a través de sus preguntas logró que la autora compartiera con los presentes sus vivencias a la hora de internarse en el maravilloso proceso de construir una novela.

Dentro de lo más destacado de sus palabras, Casañas destacó la importancia que tiene la investigación previa a cada obra, aunque precisó que muchas veces luego de esa enorme tarea “solo se filtran apenas unas gotas” de esa búsqueda necesaria para dar forma a los escritos y que son fundamentales para sostenerlos y dar vida al perfil de cada uno de los personajes.

Construir el amor

Más tarde, las cordobesas Fernanda Pérez, autora de Los paraísos perdidos, y Graciela Ramos, La boca roja del riachuelo, compartieron con el público diversos elementos que consideran básicos para dar forma al amor en sus novelas.

Así, contaron que cada personaje debe ser creíble desde su gestualidad, su realidad cultural y su forma de comunicar, y destacaron que para construirlos es necesario considerar “los trazos gruesos y los finos” de cada uno de ellos.

También hicieron hincapié en la importancia de los pequeños gestos que permiten organizar la arquitectura del amor y hablaron del valor que tienen los escenarios en los que transcurrirán las vidas de los protagonistas.

Finalmente, destacaron la necesidad de lograr crear los conflictos necesarios, tanto internos como externos, y de alcanzar finales oportunos.

Novela e historia

Luego fue el turno de la escritora e historiadora Gabriela Margall, quien acaba de presentar junto a su colega Gilda Manso la segunda entrega de Historia argentina contada por mujeres, la que fue entrevistada por su editora Silvia Itkin.

¿Es posible apropiarse de la historia? Fue la pregunta que disparó el tema central sobre el que la autora se explayó y dejó flotando en el aire la duda, ya que entiende que dependerá de las circunstancias para poder apropiarse de la historia y convertirla en ficción, aunque en otros casos parte de una idea y recién allí se sumerge en el período histórico en el que situará la historia que quiere contar.

En uno u otro caso destacó que la investigación previa es fundamental, ya que aporta los datos necesarios para “apropiarse” de aquellos aspectos imprescindibles en la construcción de sus personajes, quienes, aun siendo reales, quedarán sujetos a la magia de su pluma para que se presten a la ficción.

Juego de preguntas

A media tarde, el festival dio lugar a un juego en el que las escritoras Mirta Pérez Rey, Andrea Milano, María Border, Mariana Guarinoni. Camucha Escobar, Anabella Franco y Carolina Macedo se dejaron llevar y contestar una serie de preguntas realizadas por Patricio Zunini.

De ese modo fueron respondiendo con el uso de un cartel que permitía un “Yo sí” o un “Yo nunca”, para luego tomar el micrófono y profundizar en sus respuestas.

Así se vivió un divertido ida y vuelta, en donde las autoras contaron algunas de sus vivencias en el camino de la escritura, como también sus vínculos con personajes y lectores.

Cierre con Florencia Bonelli

Al finalizar la tarde, luego de un intervalo en el que autoras y lectores pudieron encontrarse en la firma de libros, Florencia Bonelli fue la encargada de poner cierre al evento a través de una entrevista que le realizara la editora Julieta Obedman.

La escritora se entregó a responder acerca de sus orígenes, la importancia de las redes sociales para difundir sus obras, y no dejó escapar la oportunidad de hablar sobre el valor de la astrología en su vida y como base para construir sus historias.

Luego, y como fuera dinámica de todo el festival, Bonelli escuchó las preguntas del público, a las que respondió con mucho afecto y con quienes se encontró tras el evento y de manera particular en la firma de libros que se llevó a cabo en la librería Cúspide de las Galerías Pacífico, junto a su colega y amiga Gloria Casañas.

Sin dudas, una jornada donde autoras y lectores pudieron volver a compartir su pasión. Unas, la que vuelcan a la hora de construir historias. Los otros, la que ponen al recorrer cada página para internarse en esos mundos de ficción para ellos construidos.


Imágenes del evento


 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*