Ana María Shua: “La letra escrita es un conjunto limitado de signos capaz de contener todos los universos posibles”

Ana María Shua
Por Andrea Viveca Sanz

Inmersa en un universo de palabras que la atraviesan, Ana María Shua sale a cazar letras cada vez que las circunstancias lo permiten y a veces lo consigue.

Poseedora de un don natural, es capaz de crear ficciones breves en las que las ideas se concentran en un pequeño espacio, compactadas por la intensidad de un contenido que obliga al lector a estar atento.

Profesora de letras de la UBA, guionista, publicista y autora de numerosos cuentos y poemas, quien fuera bautizada en España como “la reina de los microrrelatos”, nos seduce con su esencial forma de contar y nos invita a sumergirnos en sus pinceladas de palabras.

En diálogo con ContArte Cultura, Ana nos muestra un poco de su mundo y presenta su último libro “Todos los universos posibles”.

—¿Cómo es el proceso de construcción de tus historias?
—¡Misterioso! Podría reconstruir el de una historia en particular, pero me resulta casi imposible explicarlo en términos generales. Es un tema en el que sólo la poesía da en el blanco, la razón sólo se atreve a dar un paseo por los alrededores.

—A la hora de sentarte a escribir ¿tenés algún ritual especial, algún clima que te predispone mejor?
—Necesito estar en mi oficina, con mi jarra de agua caliente cerca para hacerme mis cortaditos (café descafeinado, chorrito de leche deslactosada, mucha agua caliente). Y cerrar la puerta.

—¿Esperás que te llegue la inspiración o te alcanza con las vivencias cotidianas para crear nuevas historias?
—Pero es que no hay contradicción entre una cosa y la otra. La inspiración está hecha de vivencias cotidianas, que cada escritor procesa a su manera. A mí, además, la inspiración no me llega. Existe, pero tengo que salir a buscarla. Con mi red y mi lazo de cazar ideas.

—Tus microrrelatos son pinceladas perfectas de creatividad ¿cómo lográs componer estas microficciones?
—Yo misma no lo sé con exactitud. Y no siempre fue igual. Algunas veces me resultaba útil leer otras microficciones de alta calidad (Kafka, Calvino, Borges, etc.) mientras escribía. Después descubrí que también me servía leer microficciones malas, me disparaban ideas. Últimamente me estoy apoyando mucho en anécdotas y personajes históricos.

—¿Crees que los microrrelatos atrapan a los lectores con mayor facilidad que los cuentos?
—Lamentablemente, no. Los microrrelatos exigen un lector bastante avezado.

—¿Las temáticas que unen los microrrelatos de cada uno de tus libros fueron elegidas al azar, o tienen que ver con la necesidad de escribir sobre algo en especial ligado a un momento determinado de tu vida?
—Bueno, las dos cosas son ciertas al mismo tiempo. Los temas son una de las cuestiones más misteriosas del proceso creativo. El mismo Alan Poe, en su famoso ensayo sobre la composición, pudo explicar racionalmente todo el proceso que lo llevó a escribir “El cuervo”, pero las razones del tema quedaron forzosamente oscuras. En las elecciones de un escritor, el azar o el supuesto azar, está siempre ligado a una necesidad.

—En “Cazadores de letras” presentaste una recopilación de todos tus libros de microficciones ¿qué novedad se esconde en “Todos los universos son posibles”?
—No es exactamente así. Cuando publiqué Cazadores, recién había empezado a escribir “Fenomenos de circo” y lo que publiqué de ese libro fue una especie de “work in progress”, incluyendo algunos micros que después descarté. También hay varios micros que estaban inéditos. Pero, además, Cazadores se publicó en España y nunca llegó a la Argentina: no pude entregar los derechos para Argentina porque aquí publico con Emecé-Planeta. “Todos los Universos posibles” se publica solo en Argentina y contiene mis cinco libros de microrrelatos completos: La sueñera, Casa de Geishas, Botánica del Caos, Temporada de fantasmas y Fenómenos de circo.

—¿Te considerás una “cazadora de letras”?
¡Ja, ja, seguro que sí! Siempre salgo a cazar letras y a veces lo consigo.

—¿Son posibles todos los universos para un escritor?
—No, cada uno de nosotros tiene su propio pequeño mundo. Pero en cambio la letra escrita es un conjunto limitado de signos capaz de contener todos los universos posibles.

—¿Qué sueños aún no cumplió Ana María Shua?
—¡Ah, eso no lo puedo contar! Pero están en camino.


Reconocimiento a su obra y trayectoria

La vasta obra de Ana María Shua, que incluye novelas, cuentos, microrrelatos, literatura infantil y juvenil, como así también ensayos y guiones cinematográficos, ha sido premiada y distinguida tanto a nivel nacional como internacional. Algunos de estos reconocimientos son los siguientes:

  • Premio estímulo del Fondo Nacional de las Artes por El sol y yo, 1967.
  • Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores por El sol y yo, 1968.
  • Premio en el Concurso Internacional de Editorial Losada por Soy paciente, 1980.
  • Premio Lista de Honor o Destacado de ALIJA por La fábrica del terror
  • Premio Los mejores (Banco del Libro /IBBY/, Venezuela) por La fábrica del terror
  • Beca Guggenheim para escribir El libro de los recuerdos, 1994
  • Primer Premio Municipal (Ciudad de Buenos Aires) por “Miedo en el sur”,1994
  • Premio Club de los Trece por La muerte como efecto secundario, 1997
  • Primer Premio Municipal (Ciudad de Buenos Aires) por La muerte como efecto secundario, 1998
  • Premio Konex – Diploma al Mérito 2004: Cuento: Quinquenio 1999 – 2003
  • Premio Esteban Echeverría otorgado por Gente de Letras a la trayectoria como narradora, 2014
  • Premio Konex de Platino 2014 – Cuento: Quinquenio 2009-2013
  • Premio Nacional en Cuento y Relato (2010-2013) por “Fenómenos de circo”
  • Premio Trayectoria en Literatura otorgado por Artistas Premiados Argentinos.
  • Premio Iberoamericano Juan José Arreola de Minificción.

Para conocer más de Ana María Shua y su obra, visita su sitio oficial

1 Comentario

  1. Un placer leer esta nota. Resume calidez y cierta intimidad. Genera la necesidad de leer la obra lanzada por la autora. Gustosos de convertirnos en presa de semejante cazadora.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*