Lola P. Nieva: “Escribir es una especie de liberación, una terapia que sana mi alma y reconforta mi espíritu”

Lola P. Nieva
Por Andrea Viveca Sanz

Sumergida en otros tiempos y en otras vidas, Lola Nieva se encuentra con personajes que surgen de la nada para contar sus historias. Ella los escucha y se atreve a mantenerlos en silencio, hasta que llega el momento de liberarlos para que tomen forma y crezcan recorriendo las páginas de sus novelas.

Con música de fondo,  logra evadirse de la realidad para pintar con palabras las escenas que despiertan en su imaginación y se interna en las profundidades de cada historia. Con habilidad maneja los tiempos del relato para dejar suspendido aquello que necesita ser contado y lo retiene provocando en los lectores la necesidad de avanzar entre sus letras para llegar al desenlace esperado.

En diálogo con ContArte Cultura, la  autora española se detiene para compartir con nosotros su experiencia como escritora.

—¿Cuáles de tus personajes servirían para presentarte y por qué?
—Creo que cada uno de ellos tiene mucho de mí. Quizá Freya, su evolución y superación, me defina algo más, pero sin duda todos ellos como buenos hijos bebieron de mí. Reflejé parte de mi oscuridad en Lean, de Bruma Azul. Mi picardía en Yinn, mi rebeldía en Jimena y mi sentido de lealtad en Alvar, esa lucha entre el corazón y el compromiso. La lealtad de Gunnar. Pero también los defectos de mis antagonistas, aunque llevados al extremo, naturalmente. Yo los doto con mis semillas y cada uno las hace crecer en virtud de lo que la historia les depare.

—¿Cuándo comenzaste tu carrera como escritora?
—A finales del 2013, cuando gané el I Certamen literario organizado por la editorial Vestales. A raíz del éxito de Los tres nombres del lobo, la novela ganadora, la editorial Planeta me trajo a mi país, y mi carrera despuntó.

—¿Mostranos en palabras el lugar de trabajo en donde nacen tus obras?
—Mi lugar de trabajo es donde decido llevarme mi portátil. Aunque suelo escribir en mi despacho, no tengo problemas en escribir en la cama, en el sofá, en la terraza, o en cualquier lugar, eso sí con auriculares, escuchando la música adecuada a la escena que me evade de la realidad y me mete de lleno en la historia.

—En tus novelas vas y venís en el tiempo ¿Cómo lográs ensamblar esas historias?
—Suelo usar diferentes elementos para lograr unirlas. He utilizado la reencarnación, un diario antiguo, y en mi última novela, La perla de agua, el nexo de unión entre diferentes épocas, son las realidades paralelas.

—¿Cuál es el trabajo que te permite alcanzar la mejor ambientación para tus escritos?
—En mi caso la música acorde al siglo en el que estoy trabajando y una previa y exhaustiva documentación. Leer novelas ubicadas en la época en cuestión y dejar que mi imaginación haga el resto.

—¿Existe algún método especial que utilices para dar vida a tus personajes?
—No, ellos suelen llegar incluso antes de terminar la novela que me ocupa. Pero logro enmudecerlos hasta que por fin los libero. Ellos surgen de la nada y van creciendo y evolucionando a su capricho, me cuentan su historia, y yo fiel a ellos la plasmo en el papel.

—¿La creencia en las vidas pasadas es sólo un elemento más de tus novelas o forma parte de tu realidad?
—Yo creo firmemente en la reencarnación, quizá sea eso lo que otorgue la veracidad necesaria al tema, o quizá me haya mostrado demasiado en mis historias. De cualquier modo, me consta que despierta una gran curiosidad en el lector y que posiblemente los aliente a explorar sus propios archivos akáshicos.

—Tus lectores suelen destacar la forma en que son atrapados por el suspenso de tus historias ¿Cómo es el camino para crear ese clima?
—Uno de los trucos que nunca fallan es terminar un capítulo a mitad de una escena interesante, y dejar con la intriga al lector para que necesite continuar en el siguiente. Despertar su avidez por la historia e intentar que nunca decaiga el interés con giros inesperados y con un ritmo fluido e intenso, que vaya aumentando la intriga hasta el desenlace.

—¿Qué nuevo libro se está gestando por estos días?
—En este momento estoy inmersa en la escritura del lobo 3, que se llamará El último aullido y que será el cierre de la trilogía. Saldrá publicada en el 2019.

—¿Hay alguna historia que quisieras escribir y aún no pudiste?
—Hay muchas y muy diversas y tan íntimas que necesitaré de más coraje para sacarlas a la luz. Pero lo haré y espero que pronto. Escribir es una especie de liberación personal para mí, una terapia que sana mi alma y reconforta mi espíritu.


Lola P. Nieva

Nació en Albacete, España. Está casada y tiene dos hijos. Estudió Administración de Empresas y trabajó como funcionaria del ayuntamiento de su ciudad.
Con su novela Los tres nombres del lobo ganó el I Certamen Literario Leer y Leer 2013 y consiguió el galardón Tres plumas a la mejor novela histórico-romántica. Fue nombrada mejor autora revelación nacional por los Premios Rosa Romántica’s en 2013, se le otorgó el Premio «Corasón» al éxito con la primera novela en las Jornadas Ándalus Romántica (JAR) y fue finalista al Premio Aura 2015. Su novela La perla de agua obtuvo el Galardón Letras del Mediterráneo 2018 otorgado por la Diputación de Castellón.
Algunos de sus hobbies son la historia, la lectura, pintar al óleo y escribir. Ya desde muy joven, la necesidad de escribir y de liberar la multitud de historias que surgían de su cabeza era tan acuciante como la de devorar libros de géneros diversos. No obstante, terminó de atraparla la novela romántica.
Sus autoras favoritas son Diana Gabaldon, Monica McCarty y Julie Garwood. También le fascinan las novelas de Matilde Asensi y su gran maestro, Ken Follet.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*