En septiembre, Pablo Milanés regresa a la Argentina

El cantautor cubano Pablo Milanés, una referencia de la música popular iberoamericana, regresará a Buenos Aires para presentar el viernes 1 de septiembre en el Teatro Coliseo un repertorio con “Canciones para siempre” que buscan ser una alternativa “al decepcionante panorama musical en el que las trasnacionales inventan falsos ídolos”, según criticó.

“Estamos viviendo un ciclo donde al increíble poder de ciertos medios y empresas por imponer determinados paradigmas hay que dejarlo pasar hasta que el público descubra que allí no hay ningún bien cultural”, observó Milanés durante una entrevista telefónica brindada a la agencia de noticias Télam.

Desde La Habana, el compositor y cantante, que fue uno de los puntales del Movimiento Nueva Trova, consideró que continúa “en el camino con una actitud personal y social desde la que nunca hice una concesión porque creo en el sentimiento del pueblo, en la sensibilidad y en la espiritualidad”.

“El sentimiento que se produce cada vez que se genera una conexión con el público es mi mayor felicidad”, confesó el músico de 74 años, que ostenta un cancionero imponente jalonado por títulos como “Yo pisaré las calles nuevamente”, “De qué callada manera”, “Años”, “Comienzo y final de una verde mañana”, “El breve espacio en que no estás”, “Amo esta isla”, “Pobre del cantor” y “Proposiciones”.

En busca de revalidar esos lazos sensibles con el público argentino, Milanés actuará el viernes 1 desde las 21 en la sala de Marcelo T de Alvear 1125, acompañado por Miguel Núñez (piano y dirección musical), Osmani Sánchez (batería) y Sergio F. Raveiro (bajo).

Con esa formación, el guitarrista y cantante presentará “Canciones para siempre”, una propuesta que, dijo, “me permite recuperar canciones propias que han pasado desapercibidas y que tienen un valor para mí”.

“Son canciones que grabé hace muchos años y de las cuales muchas no se conocen y que me permiten experimentar en un ejercicio con el que me ha ido bien, porque el público ha sido muy receptivo en España y en México”, resaltó el artista.

Milanés también subrayó entre risas el grado de aventura que tiene reencontrarse con esas piezas “porque nos obliga a trabajar cada canción pero, por suerte, nosotros no nos equivocamos nunca porque el público no nota cuando eso sucede”.

Pablo Milanés, una referencia de la música popular iberoamericana.

Además de sus conciertos, suele tender permanentes puentes con músicos jóvenes de su país…

Es lo que siento que tengo que hacer. Yo hago un promedio de 80 colaboraciones al año y me gusta acompañar esos procesos porque siempre ayuda en algún sentido.

¿Cuál es el presente de la trova dentro de la escena cubana?

La trova se insertó en el mundo de la música cubana como el cha cha cha, el mambo, la rumba y el danzón porque es un movimiento que data del siglo XIX y es una tradición que no se rompe y sigue vigente.

¿Y la Nueva Trova en particular?

Yo no participé en la nomenclatura esa. Yo me consideraba un trovador más y no me plantee que fuera parte de un grupo determinado. A veces la vanguardia no se reconoce a sí misma como vanguardia…

Pareciera que le incomoda reconocerse parte de ese movimiento…

Me siento orgulloso, pero yo venía trabajando desde años antes con jóvenes que veníamos procurando cambiar la canción y eso no se reconoció. Ya en el año 63 me venía moviendo con músicos del jazz y el feeling y dentro de ese mundo veníamos haciendo una nueva canción.

La Nueva Trova tuvo además un fuerte condimento político…

Siempre se nos reconoció por ser un movimiento político y por una devoción política, pero eso tuvo que ver con el gusto y la elección del público internacional, pero mis canciones románticas han sido más duraderas que mis canciones políticas y nunca nadie dijo que era un movimiento romántico pese a eso.

La Nueva Trova aportó todo un repertorio político…

No quiero hablar de política y ensuciar este diálogo tan bonito que estamos teniendo.

¿Cómo sigue el recorrido de “Canciones para siempre”?

Vamos a andar por Ecuador, Colombia, Panamá y México en giras largas que recorrerán varias ciudades de cada país.

¿Y en qué se encuentra trabajando?

Estoy trabajando en cantidad de cosas. Ando grabando un disco de jazz que se llamará “Standares” y que cantando en inglés al frente de otro trío a partir de un repertorio que canté durante años en los 60 cuando La Habana era una locura de nocturnidad. Y también estoy haciendo un disco de salsa a partir de canciones propias en una experiencia nueva porque estoy siempre experimentando.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*