Iván Noble: “Me gustaría ser un tipo que escribe, a veces canciones, a veces libros”

De gira con “Al fin solos“, la propuesta que invita al público a compartir una noche sólo con la voz, las canciones y la guitarra, Iván Noble pasó por Mar del Plata y dio una nota al diario La Capital de esa ciudad, en la que habló de la forma en la que las canciones se resignifican al conectarse con ellas fuera de la forma en que quedaron grabadas y, también, de la experiencia de escribir.

Noble lanzó el año pasado “Como el cangrejo, bitácora de gira” (Galerna) y este miércoles 2 de mayo lo presentará en la Feria del Libro de Buenos Aires.

“De acá a unos años me gustaría ser un tipo que escribe, a veces canciones, a veces libros” reflexionó el artista, quién también valoró el reencuentro con Caballeros de la Quema -con quienes dio un multitudinario show gratuito en Mar del Plata en el verano- pero aseguró que si bien podría darse una nueva reunión, no imagina que la banda vuelva a ser un proyecto a largo plazo.

—¿Cómo surgió la idea de hacer esta gira de shows intimistas? ¿Cómo ha sido la experiencia hasta ahora?
—Este es un show que venía pensando hace un tiempo, tenía ganas de hacerlo, era un antojo personal, para reencontrarme con las canciones como eran cuando recién las había compuesto. Hasta ahora los conciertos han sido muy lindos, muy íntimos, muy compinches con la gente.

—¿Cuál fue el mayor desafío del formato?
—La experiencia de estar solo arriba del escenario es compleja. Tenés que conectarte más con la emoción. En general las canciones están reinterpretadas, tenés que sacarte el piloto automático y si no conectás con la emoción de la canción estás listo, no hay forma de disimular.

—¿Cómo te llevás estando solo, sin el soporte de la banda?
—Para mi es más difícil tocar solo. La banda de músicos siempre es un apoyo y una red. Acá estás solo con la guitarra, es saltar sin red.

—¿Y qué les pasa a las canciones en este formato?
—Se resignifican todas, porque arrancan de un lugar muy distinto y tienen un humor muy diferente al que la gente conoce cuando están grabadas. Estar solo con la canción, con la guitarra y la garganta hace que prácticamente sean canciones distintas a las grabadas.

—Hubo una breve reunión de Caballeros que, entre las pocas presentaciones, incluyó una en plena temporada en Mar del Plata ¿Qué sensaciones te quedaron de ese show? ¿Hay posibilidad de un nuevo regreso? ¿De canciones nuevas?
—Lo de Caballeros superó todas las expectativas. Fue muy emocionante, teníamos que cerrar un círculo y la experiencia fue muy satisfactoria. Tal vez en algún momento vuelva a ocurrir, pero no en lo inmediato y como lo de este verano, como un reencuentro y no como un retorno. No me imagino haciendo nuevas canciones ni sosteniendo un proyecto de Caballeros en el tiempo.

—Escribir relatos, como en “Como el cangrejo”, fue un paso natural tras la experiencia de la composición de letras de canciones?
—Lo del libro es un viejo anhelo, siempre me gustó mucho leer y tenía ganas de escribir cosas que no entran en canciones o que no tienen el formato canción. Usé mi oficio como punto de partida, como materia prima de los relatos. Estoy contento con haberlo hecho y esta semana lo presento en la Feria del Libro.

—¿Te han pedido en alguno de los recitales de “Al fin solos” que recites algún fragmento?
—No me lo han pedido ni lo haría. Son oficios vecinos y no quisiera mezclarlos, por ahora, arriba de un escenario.

—¿Tenés algún otro proyecto literario en vista?
—Si, tengo pensado hacer otras cosas. Ojalá este libro haya sido el puntapié inicial de otras cosas que pueda escribir. De acá a unos años me gustaría ser un tipo que escribe, a veces canciones, a veces libros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*