María Border: “La inspiración es el germen que me impone el desafío de desarrollar una novela”

Por Andrea Viveca Sanz

Motivada por la inagotable oferta de elementos que la vida le ofrece, María Border logra encender las chispas de su imaginación. En el momento adecuado, encuentra el germen que la inspira y se propone el desafío de reparar a través de la palabra.

Escondida entre las páginas de sus libros, alimenta el fuego que da vida a sus personajes y los ayuda a transitar la trama que ellos mismos desean caminar. Reales y auténticos, recorren sus letras y pincelan emociones en las que los lectores se ven reflejados.

En diálogo con ContArte Cultura, la escritora nos invita a recorrer historias en las que el amor es protagonista.

En Peakland

—Imaginemos un gran libro en el cual pudieras introducirte y comenzar a caminar ¿Qué tendría que haber en la primera página para invitarte a continuar avanzando?
—Debería contener la pregunta que motive la trama, la carencia que deberé reparar.

—¿En qué momento de tu vida se desata en vos la necesidad de contar historias escribiendo?
—Con la necesidad de perpetuar el vínculo con una gran amiga que padecía una enfermedad a la que no pudo ganarle. Vimos juntas la versión de Joe Wright de la novela Orgullo y prejuicio, de Jane Austen, donde se exponen dos finales, el primero culmina en la aceptación del pedido de la mano de Lizzy, y el segundo con la pareja besándose. Ella era partidaria del primero, yo del segundo y, movilizada por la situación y el debate, comencé a escribir (tan solo para mí) la continuación donde Elizabeth tuvo su noche de bodas, hijos, etc. A partir de entonces no dejé de escribir. Ese relato está disponible para leer en mi blog.

Jane Thompson

—¿Podrías nombrar cinco cosas que sean fuentes de tu inspiración?
—La vida es una fuente inagotable de ideas, los miedos, las alegrías, las emociones. No podría enumerar, con rigor, parámetros a los cuales recurrir si algún día no me encuentro inspirada. Me inspira un conflicto que deseo exponer y eso propone una trama. Una imagen me incita a resaltar la emoción que necesito desarrollar. La inspiración es el germen que me impone el desafío de desarrollar una novela.

—¿Cómo lográs alimentar las primeras chispas de imaginación para que se conviertan en el fuego que alimenta a cada una de tus novelas?
Preguntándome qué quiero contar, qué personajes me ayudarán a hacerlo, en qué contexto histórico-social, desde qué ubicación. Ese trabajo, previo a la novela en sí misma, es de mucho compromiso. Hasta que la obra toma cuerpo, y me siento más segura, acumulo archivos con información pero también con cuestionarios que obligo a responder a aquellos personajes que considero formarán parte de la misma. Ese tiempo de evaluación es generador de ideas, de subtramas y giros en la historia inicial.

Despertando tus sentidos

—Contanos el proceso evolutivo de tus personajes, desde que nacen hasta que logran trascender las páginas que habitan.
—Es un proceso muy íntimo. Los insto a contestar preguntas, realizo una suerte de casting donde ellos desfilan exponiendo desde sus pensamientos hasta su forma de caminar. Necesito conocerlos y saber si son aptos para transitar la trama que tengo en mente. Otras veces ocurre al revés y es el personaje el que me obliga a buscar la trama con la que contaré su historia; esto último me ocurrió varias veces, es el caso de Adrián Morgado de Siete motivos para no quererte o el de Darío Hernández, protagonista de Aunque me resista.

—¿En cuál de tus historias las palabras fluyeron más fácilmente?
—Es una pregunta que me cuesta responder. Tengo más presente la novela en la que tuve más dificultades, Susurros de blues, porque el protagonista es compositor y tuve que crear la letra de sus temas musicales; eso no me resultó fácil.

—¿Cómo fue la experiencia de publicar tus primeros libros en digital?
—Todos mis libros, los autopublicados y los editados por Penguin Random House, se encuentran en papel y en digital. En referencia a los primeros, es una experiencia maravillosa, ya que Amazon me abrió las puertas para exponer mi trabajo. Me contactaron personas de distintas partes del mundo. Con algunas de ellas entablamos lazos de amistad y esto me motivó a centrarme en la novela contemporánea, donde puedo contar (desde mi mirada) cómo es nuestra sociedad, qué piensa, qué necesita, qué siente. Escribir se convirtió en una necesidad; la imaginación me impone historias que gracias a Amazon y a Penguin Random House puedo continuar compartiendo con los lectores, a quienes no dejo de agradecer el tiempo que me regalan leyendo mis novelas.

—Si tuvieras que asociar a tus tres últimos libros con un sabor que los caracterice, ¿cuál sería y por qué?
—Son historias muy diferentes pero están atravesadas por un eje común, la mujer dentro de la sociedad argentina actual. Podría asociarlas con el efecto que produce el champagne sobre las papilas. Mis protagonistas pueden ser más dulces o más ácidas, con el interior aterciopelado de la uva y la fuerza de las burbujas que hacen eclosión en la boca: potencia y suavidad desde el primer sorbo.

—¿Existe una nueva novela gestándose en tu imaginación?
—Sí, gracias a Dios. En este momento estoy ocupada en un nuevo desafío, en tanto espero a que la editorial considere otra novela que ya tiene en su poder. Como dije, necesito poner en palabras aquello con lo que mi imaginación me invade.

—Volviendo al libro simbólico de la primera pregunta, ¿qué sueño te gustaría dejar escrito en su última página?
—Que la solución es posible, contamos con las herramientas para hacerlo posible; porque el amor no se come, pero nutre.


María Border

Conocé más de María Border aquí.

María Border nació en Argentina, el 14 de junio de 1961. Es diseñadora de interiores, actividad que abandonó para dedicarse a la crianza de sus cuatro hijos. En la Novela Romántica encontró su lugar para expresarse, transitando los estilos Regencia y Chick-Lit. En sus historias contemporáneas se destaca la utilización del lenguaje coloquial argentino que la caracteriza y que los lectores aprecian. Sus primeras obras se encuentran publicadas en la plataforma Amazon. La novela “Como perro y gato. Mía 2” fue premiada como “Mejor Chick-Lit auto-publicado 2013” en el concurso de “Pasión por la novela romántica”. En el año 2015 el sello Plaza & Janes, perteneciente al grupo editorial Penghin Randon House, la incorpora a su catálogo de autores argentinos con la novela romántica “Siete motivos para no quererte”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*