Conéctate con nosotros

Cine

“Wonka”, un viaje musical hacia los orígenes del chocolatero más famoso de la ficción

Publicado

el

Una de las historias más emblemáticas del escritor británico Roald Dahl vuelve a la pantalla grande con “Wonka”, la colorida comedia musical y de fantasía del cineasta Paul King que, con el protagónico del reconocido Timothée Chalamet en la piel del soñador y excéntrico chocolatero del título en sus orígenes y un mensaje que rescata el valor de la familia elegida, podrá verse desde este jueves en las salas locales.

Tras dos adaptaciones previas -la más reciente con el rol principal a cargo de Johnny Depp en 2005-, esta será la tercera ocasión en que este universo de Dahl llegue al cine, aunque sólo inspirada en y etiquetada como una precuela de “Willy Wonka y su fábrica de chocolate” (1971), el primer largo basado en la novela que vio la luz, con el inolvidable Gene Wilder como el misterioso creador de golosinas de sombrero de copa y tapado violeta.

En ese sentido, “Wonka” deja de lado la ya conocida aventura del pequeño Charlie luego de ganar el célebre ticket dorado para visitar la chocolatería, e imagina cómo el maestro detrás de esos enigmáticos y deliciosos dulces llegó a ser quien el mundo descubrió desde la publicación del libro en 1964.

Para eso, King, que venía de dirigir las dos exitosas entregas de “Paddington” (2014 y 2017), trabajó junto a Simon Farnaby -también actor, comediante y su recurrente colaborador- para darle forma a esta trama que sigue al joven Willy Wonka en sus inicios, cuando llega a un pueblito ficticio en Europa decidido a ser uno más en la coqueta galería donde tres titanes de los chocolates comparten el negocio con mucho recelo por mantener el dominio del rubro.

Sin embargo, pronto el escenario probará ser complicado para Willy, que no sólo se convertirá en el blanco de la corrupta Policía que trabaja para mantener el statu quo del mercado sino que, engañado por la desagradable dupla de dueños de la hostería local (Olivia Colman y Tom Davis), se verá atrapado por una injusta deuda y casi imposibilitado de salir para dar a conocer sus azucaradas creaciones en público.

“Es un gran optimista, y esto ocurre 25 años antes de los eventos de ‘Willy Wonka y su fábrica de chocolate’, así que es un joven dando sus primeros pasos en el mundo, y espera grandes cosas. Esta es una película del universo de Roald Dahl, en el que el mundo no es el lugar cálido y acogedor que quizás esperamos que sea, pero Willy no está dispuesto a aceptar un no como respuesta, y se dispone a cambiar las cosas como deberían ser”, explicó el propio King en conferencia de prensa sobre la narrativa.

Con ese espíritu, el protagonista unirá fuerzas con el abanico de personajes que, también víctimas de la estafa, pasan sus días en la lavandería de la posada esperando ser libres: a fuerza del trabajo en equipo, el ingenio y con un sueño en mente, el grupo pondrá en marcha un divertido plan que, música y coreografías mediante, buscará hacerle justicia a cada uno de ellos y, principalmente, darle a Wonka la oportunidad para tener su local propio y transformarse en el chocolatero que siempre quiso ser.

Sobre la tarea de guionar la película, King comentó que si bien fue “difícil encontrar el tono”, el objetivo siempre fue intentar “capturar lo mismo que en ‘Willy Wonka y su fábrica de chocolate’, que es un poco realista pero muy exagerada, para volver a ese mundo tan divertido”.

“Es como una espada de doble filo, porque es intimidante meterse en el camino de un narrador tan grande y excelente como Roald Dahl, que escribió estos personajes extraordinarios y perdurables, que quizás desde afuera parece que le salían con mucha facilidad, pero sabemos cuánto trabajo duro le tomó. Lo bueno de trabajar con el universo que creó otro es que podés apoyarte en sus hombros, y jugar con todas las ideas que a él ya se le habían ocurrido, con esa extraordinaria caja de joyas que nos dejó para, con suerte, producir algo que valga la pena”, agregó el realizador.

Conformado por figuras como Sally Hawkins, Rowan Atkinson, Hugh Grant y Keegan-Michael Key junto a intérpretes como la nóvel Calah Lane, Paterson Joseph, Matt Lucas, Mathew Baynton y Jim Carter, el elenco se corona indiscutiblemente con el carisma bien medido y la simpática ingenuidad que consigue imprimirle a este Wonka el estadounidense Timothée Chalamet, quien a sus 27 años ya ostenta una interesantísima carrera que le valió una nominación al Oscar a Mejor actor por el drama romántico de iniciación “Llámame por tu nombre” (2017).

Por nombrar sólo algunos, después de aquel trampolín a la fama tuvo su paso por filmes como la comedia dramática “Lady Bird: Vuela a casa” (2017), la última versión del clásico “Mujercitas” (2019) y el brillante tanque de ciencia ficción “Duna” (2021, con una segunda parte a estrenar el año que viene), con las que construyó un temprano pero variopinto recorrido de géneros y roles bien diferentes al que explora en “Wonka”.

Respecto a su acercamiento al proyecto, Chalamet agregó en el encuentro de prensa que ya “estaba enamorado del trabajo que había hecho Paul (King) antes” y que si bien tenía sus dudas por tratarse de “un personaje muy querido”, por el que “los espectadores son muy celosos y con todo derecho pueden ser un poco escépticos desde el vamos”, a las pocas páginas de leer el libreto se convenció de “lo inteligente que era la propuesta”.

“Nunca pensé que iba a poder hacerlo de esta manera, con un elenco tan brillante, y fue un desafío hermoso. Fue muy importante la colaboración con todo el equipo, desde los coreógrafos hasta los músicos y los vestuaristas, y se sintió una unión muy grande detrás de la película para construirla. También fue un lujo tenerlo a Paul como director porque sentía que podía probar todo, y tenemos similitudes a la hora de trabajar. Cuando pensamos que una toma no había salido necesariamente preciosa, le dábamos una nueva oportunidad. Por eso había mucho material en el cuarto de montaje”, lanzó entre risas.

Por último, King consideró que esta película gira “realmente alrededor de la familia, y sobre las huellas que deja en nosotros la familia en la que nacemos y sobre las familias que cada uno va construyendo en su camino”.

“Willy llega a un pueblo en el que no conoce a nadie y consigue armar un grupo de amigos con los que hace algo extraordinario. Por eso creo que es una película que se puede disfrutar sobre todo con gente cercana, y espero que pueda unir un poco más a las personas entre sí”, concluyó el director.

Sigue leyendo

Cine

Confirman que la nueva película de Superman llevará el nombre del superhéroe

Publicado

el

James Gunn, director ejecutivo de DC Studios, anunció que cambió el nombre de su próxima película de Superman. El anterior título del nuevo film del icónico superhéroe era “Superman: Legacy” y ahora, directamente, se llamará “SUPERMAN”.

Fue a través de una publicación en Instagram donde el cineasta compartió una imagen del rodaje acompañada de la confirmación del nombre final, donde escribió: “Estoy encantado de anunciar el inicio de la fotografía principal de SUPERMAN”.

“Cuando terminé el primer borrador del guion, llamé a la película ‘Superman: Legacy’. Cuando cerré el borrador final, estaba claro que el título era ‘SUPERMAN’. Llegando a usted en julio de 2025”, agregó al respecto.

En cuanto al reparto, entre los confirmados se encuentran David Corenswet (House of Cards, The Politician), quien le dará vida a Clark Kent y su alter ego Superman; Rachel Brosnahan (The Marvelous Mrs. Maisel), quien será la reportera estrella Lois Lane; y Nicholas Hoult, quien interpretará al villano Lex Luthor.

En esta entrega, el director mostrará un nuevo ángulo del último hijo de Krypton, y aunque no será una historia de origen clásica, mostrará a un Clark Kent tratando de equilibrar sus dos vidas como reportero y superhéroe de la gran ciudad.

Al respecto, Gunn contó cómo fue aceptar el rol de director y todas las dudas que tuvo al respecto: “Inicialmente dije que no porque no sentía que tuviera algo único, divertido y emocional para darle a Superman la dignidad que se merece”.

“Hace poco menos de un año, vi una manera de entrar, centrándome de varias formas en la herencia de Superman. Como tanto sus padres aristocráticos de Krypton como sus padres granjeros de Kansas lo hacen quién es y las decisiones que toma”, sumó.

“SUPERMAN” llegará a los cines en julio de 2025.

Sigue leyendo

Cine

Proyectarán en Ensenada un documental sobre el golpe de Estado a Evo Morales

Publicado

el

“Seremos millones”, un documental sobre el golpe de Estado a Evo Morales en Bolivia en 2019 se proyectará este jueves a las 20 en el Parque Madres de Plaza de Mayo, ubicado en las calles Andrade y Echeverría de la ciudad de Ensenada, en una función al aire libre y con entrada libre y gratuita.

Dirigido por Diego Briata y Santiago Vivacqua, el film analiza el lawfare y golpe de Estado en Bolivia y propone además un debate con el público, entre quienes estará el director Briata e integrantes de la comunidad boliviana de la región.

El filme narra un momento histórico único en América Latina, en el que un líder indígena llega a la presidencia para refundar Bolivia. Su nombre es Evo Morales Ayma, un hijo de campesinos que nació en medio de la pobreza del altiplano boliviano.

El documental cuenta con música original de León Gieco y Gustavo Santaolalla.

(Fuente: Comunicación | Subsecretaria de Industrias Creativas e Innovación Cultural)

Sigue leyendo

Cine

A los 70 años falleció Camila Perissé, símbolo del destape de los ’80

Publicado

el

La actriz y vedette Camila Perissé, una de las más significativas representantes del destape de la década de los 80 y con un importante recorrido en cine, TV y teatro, falleció este martes a los 70 años en un hospital marplatense como consecuencia de una afección respiratoria, la última dolencia de una serie de problemas de salud que la aquejaron en los últimos años.

La noticia fue confirmada en las redes de la Asociación Argentina de Actores.

Camila Perissé se llamaba en realidad Camila Porro, aunque había elegido el apellido materno para su actividad artística, que abarcó el teatro, series de televisión y películas, a través de los cuales y gracias a una belleza desafiante se transformó en un “sex-symbol” del país durante los ’80.

La extinta edición local de la revista Playboy la tuvo como habitante de sus tapas y páginas interiores varias veces, a partir del famoso desnudo que protagonizó en “La señorita de Tacna”, una obra de Mario Vargas Llosa que dirigió Emilio Alfaro en el teatro Blanca Podestá, con Norma Aleandro al frente del elenco.

Corría 1981 y si bien la dictadura cívico-militar parecía haber superado su sanguinaria faena de 1976 a 1978, había que animarse a un desnudo total en épocas de censura impenetrable, por más que en el elenco figuraran nombres como los de Franklin Caicedo, Adriana Aizemberg, Leal Rey, Rubén Stella, Camila Perissé y Patricio Contreras.

A partir de entonces el nombre de Camila Perissé convocaba el morbo y la actriz era perseguida sin tregua por el periodismo farandulero, tanto en Buenos Aires como en Mar del Plata, donde la obra se montó durante la temporada veraniega.

Mar del Plata era la ciudad de nacimiento de Camila, quien a los seis años se trasladó a Buenos Aires junto a su familia –su madre, Ana Nieves, fue actriz secundaria en películas de Libertad Lamarque y Hugo del Carril-, y desde la adolescencia encontró en la gran ciudad un foco de cultura que la fascinó.

Cursó parte de su secundaria en el Instituto de Enseñanza Superior en Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández, estudió inglés en la Cultural Inglesa, además de guitarra y danzas nativas y cofundó con varios de sus compañeros del Instituto Vocacional de Arte Labardén el grupo teatral independiente Taller de Expresión Popular.

Admirada por su innegable atractivo físico y por la firme voluntad de incursionar en las artes, integró por un tiempo el Ballet Estable de Joaquín Pérez Fernández –un bailarín español que hizo escuela y falleció en Buenos Aires en 1989-, hasta que decidió que lo suyo era el teatro.

Estudió con el joven y ascendente Julio Ordano, con Carlos Gandolfo y con la maestra vienesa Hedy Crilla, quien antes de refugiarse del nazismo en la Argentina se había codeado en Europa con figuras como Bertolt Brecht, el director y coreógrafo Max Reinhardt y el dramaturgo y guionista Carl Zuckmayer.

Crilla y su discípulo Agustín Alezzo la dirigieron en su debut con “Despertar de primavera” (1977), de Frank Wedekind, junto a un elenco de principiantes que luego lograron fama y un buen pasar gracias a la televisión, entre ellos Luisa Kuliok, protagonista de un comentado “topless” a bordo de una canoa.

En teatro se animó a todo: desde secundar a Rudy Chernicoff en “Yo, argentino”, participar como vedette o media vedette en las revistas “Zulma en el Tabarís”, con Zulma Faiad; “La revista del Mundial”, con Joe Rígoli; “El Maipo es el Maipo y Gasalla es Gasalla”, con Gasalla, Enrique Pinti y Claudia Lapacó; o hacer comedia en “Amores míos”, con Thelma Biral, Raúl Aubel y Víctor Hugo Vieyra.

Hasta que llegó “La señorita de Tacna” y su fama y su cotización subieron de golpe; fue contratada para compartir cartel con Soledad Silveyra en “Íntimas amigas”, y con Juan José Camero y Eva Franco en “Las mariposas son libres”, que en 1971 había elevado al estrellato a Susana Giménez, dirigida por José Cibrián.

En 1993 trabajó en otra obra de Vargas Llosa, “Pantaleón y las visitadoras”, dirigida por Hugo Urquijo, que le valió integrar una terna como mejor actriz en los Premios ACE. Después de eso su carrera teatral se fue dispersando y Camila hizo teatro callejero en Nueva York (1998 y 2000), se presentó en pequeñas salas de provincias, trabajó para grupos de jubilados y geriátricos y su último trabajo registrado fue en 2013, con “Maté un tipo”, de Daniel Dalmaroni, en el auditorio Cendas.

Desde el principio su figura había aparecido en numerosas publicidades y la televisión no fue ajena a sus encantos: se la vio en “Tato por ciento”, “Como en el teatro”, “Esa provincianita”, “Viva la risa”, “Desde adentro”, “Zona de riesgo” y “Gino”, su última actuación, en 1996.

En la pantalla grande sirvió como anzuelo visual en películas como “Fotógrafo de señoras” (1978), con Jorge Porcel, “Mi mujer no es mi señora” (1978), con Alberto Olmedo, “Encuentros muy cercanos con señoras de cualquier tipo” (1978), para ambos cómicos; la infantil “Los superagentes no se rompen” (1979), dirigida por Julio De Grazia; y “Te rompo el rating” (1981), otra vez con Porcel.

En 1985 figuró en la dramática “Bairoletto, la aventura de un rebelde”, de Atilio Polverini, y en tres películas donde el cine argentino intentó un “porno-soft” más ridículo que excitante: “Los gatos (Prostitución de alto nivel)” y “Las esclavas”, de Carlos Borcosque (h); y “Las lobas”, de Aníbal Di Salvo.

Hubo otros títulos, pero las revistas de la farándula atisbaban la vida particular de Camila como si no pudieran apartarla de su figura sexuada, por lo que fue vinculada con personajes de la vida artística, política y deportiva; pero ella prefirió aquerenciarse en lugares apacibles y provincianos como Lobos o Pergamino. Sus problemas eran más graves de lo que el periodismo creía y tenían que ver con sus adicciones.

Realizaba programas de radio al tiempo que trataba de alejarse de adicciones que inevitablemente la llevaron al colapso físico y mental; hasta que conoció al músico Julio “Chino” Fernández, cuatro años menor que ella, un hombre que fue feliz y sufrió a su lado –incluso con gravísimas carencias materiales, según él mismo relató- y la acompañó hasta sus últimos minutos.

Los últimos años de Perissé estuvieron signados por distintos problemas de salud desde que fue diagnosticada con fibromialgia en 2018, por la que le recetaron una medicación que le dejó como secuela un grave daño cognitivo. Durante la pandemia fue internada en varias oportunidades por Covid-19, y desde entonces su estado de salud era muy frágil.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº