“14 corazones, a través del tiempo”, catorce plumas que hablan de amor

Por Andrea Viveca Sanz

El amor las unió. Un amor capaz de atravesar las fronteras del tiempo y del espacio, para flotar entre las páginas de una antología que seguramente dejará sus huellas.

Catorce mujeres. Catorce escritoras que decidieron levantar su pluma para dejar caer sus historias, entrelazadas en un único universo, el de las emociones.

Gotas de tinta roja se derraman sobre los renglones para anidar en el símbolo, también rojo, de unos corazones que representan aquello que perdura.

Entre las palabras late un deseo y un sueño extiende sus manos para sembrar más allá, al otro lado de la vida, en el sitio justo y en el instante preciso.

En diálogo con ContArte Cultura las autoras de 14 Corazones invitan a transitar cada una de las hojas de este proyecto con alas, que contiene el perfume de las cosas esenciales e invisibles.

—¿Cuáles fueron las hebras con las que empezaron a tejer la idea de reunirse en una antología?
—En una reunión de mujeres que amamos la literatura romántica, se nos ocurrió que sería buena idea juntarnos a escribir relatos, cada una con su estilo, cada una con su impronta, cada una eligiendo una etapa histórica. El amor acompaña al hombre desde su creación. Esta reunión de mujeres se dio mientras estábamos recorriendo Caminito, en la Boca. Cada una de las allí presentes fue sumando a otra autora, y así se formó este equipazo que vino para enamorar. Una antología es siempre la oportunidad de compartir un proyecto con colegas y vivir la experiencia de crear una obra coral.

—¿Cuál es el hilo conductor de las catorce historias reunidas en este libro que van a presentar en febrero?
—En este caso, usamos dos hilos conductores: que todas las historias tuviesen una referencia epistolar, y usar de marco y escenario épocas distintas.

—¿Qué escritoras forman parte del proyecto?
—La enumeración de las autoras corresponde al orden que lleva cada historia en el libro, desde la más antigua hasta la más contemporánea:


“14 corazones” estará disponible en Amazon a partir del 14 de febrero
y la presentación en papel se realizará en marzo.


—¿Los cuentos son contemporáneos o difieren en sus momentos históricos?
—Fue decisión de cada autora elegir la época donde se desarrollaría el cuento. Por ello, hay historias que transcurren en siglos y países diferentes: desde una Italia medieval a la Cuba pre-revolución, Caseros, la Primera Guerra Mundial, los cenicientos años de la guerra de Secesión, la vigilia del hundimiento del Titanic, el nazismo, los amores en el franquismo, la Guerra de Malvinas, el ataque a las Torres Gemelas; son algunos de los escenarios. Obvio que también hay cuentos contemporáneos. Esto le ha dado a la antología una dinámica y variedad que atrapa.

—¿Pueden contarnos los nombres de las parejas protagónicas de cada historia y los lugares que transitan?

  • “Mis ojos como noche”: Emilia y Francesco. Florencia, Italia (1347). Peste Negra.
  • “Tras la batalla te espero”: Alba Lavardén y Rufino Solano Unzué. Buenos Aires (1852). Batalla de Caseros.
  • “Por honor y libertad”: Taisha y Sebastian. Estados Unidos (1860). Guerra de Secesión.
  • “El corazón del mundo”: Florence y Thomas. Londres, Inglaterra (1901). Un policial victoriano.
  • “Al otro lado del arcoíris”: Margaret y William. Estados Unidos (1912). Hundimiento del Titanic.
  • “Voto por amor”: Juan José López Alfonso y Blanca Centeno. Buenos Aires (1916). Primera votación, luego de la Ley Sáenz Peña.
  • “Al final de Preston”: Mary y Damian. Preston, Inglaterra. Primera Guerra Mundial.
  • “El escudo”: Josué y Hanna. Polonia, en Auswitch (1939-1944). Segunda Guerra Mundial.
  • “Siempre habrá rosas blancas”: Antonio y Carmen. Separados por un océano entre Argentina y la España del franquismo (1951).
  • “Estrellas en la mirada”: Manuel y Clara. La Habana, Cuba (1953). Revolución Cubana.
  • “Regreso a puerto seguro”: Victoria y Gabriel. Buenos Aires-Mar del Plata (1976). Dictadura militar.
  • “Por ti viviré”. Gabriela y Vincent. Estados Unidos (2001). Atentado a las Torres Gemelas.
  • “Destino por correspondencia”: “Anabelle y Rafael. Córdoba (2018). En tiempos de despedidas tardías.
  • “Una rosa, un cactus, un anillo”: Eduardo y Linda. Buenos Aires (2018). En tiempos del WhatsApp.

—¿Hay algún invitado para prologar la antología?
—Si, la querida y fantástica escritora Mariela Giménez (Foto). Es un honor para nosotras contar con su prólogo en este libro. Desde el comienzo apoyó nuestro proyecto.

—¿Qué sueños se esconden entre las páginas de este entramado compartido?
—Uno sencillo: escribir. Uno desafiante: ensamblar el romance con épocas históricas. Uno más ambicioso: que esta obra nos permita ayudar a quien lo necesite. Así, hemos decidido donar las ganancias a la biblioteca infantil de La Plata “Del otro lado del árbol” , una ONG solidaria platense con vínculos con el Hospital de Niños de esa ciudad. Creemos que es el motivo más importante para que nos lean y se difunda el libro: ayudar a quienes lo necesitan. La antología fue creada para recaudar fondos a beneficio y sabemos que nuestras lectoras también estarán felices de ser parte de este proyecto.

—Una palabra que represente el sentimiento de cada una de ustedes al contemplar la obra terminada.
—Hay una palabra, en las que todas coincidimos, que nos provoca felicidad y orgullo: EMOCIÓN.


Sinopsis

El amor es el sentimiento más puro y honesto. Es rebelde y nace aún sin darnos cuenta y provoca un vendaval de sensaciones que los otros ni imaginan que pueden generarnos.

Hablamos de amor de pareja, pero también de familia, de amigos. Desde tiempos inmemoriales este sentimiento ha movido al mundo, y ha logrado que las personas sobrevivan a diferentes tragedias y peligros conectándose a otras almas.

14 relatos, 14 historias de amor, 14 vidas donde la pasión se convierte en la razón…

Acompañanos a recorrer diferentes épocas históricas en cada uno de estos cuentos donde el amor siempre atraviesa el tiempo.

Conocé más de “14 corazones” en su Fanpage


1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*