Conéctate con nosotros

Literatura

Salman Rushdie contó cómo lo afecta diariamente la pérdida de su ojo derecho

Publicado

el

El escritor Salman Rushdie relató con escalofriantes detalles lo que recuerda del ataque que sufrió hace dos años, cuando fue apuñalado en un escenario durante una conferencia en Nueva York. El ganador del Premio Booker señaló que su ojo quedó colgando de la cara “como un huevo pasado por agua”, y que perderlo “le afecta todos los días”.

En diálogo con la BBC, Rushdie reveló que pensó que se moría, pero “afortunadamente, me equivoqué”. El laureado escritor aseguró que está utilizando su nuevo libro, “Cuchillo: meditaciones después de un intento de asesinato”, como una forma de luchar contra lo sucedido.

El ataque tuvo lugar en una institución educativa del estado de Nueva York en agosto de 2022, mientras el autor británico-estadounidense de origen indio se preparaba para dar una conferencia.

Rushdie recordó cómo el agresor subió “corriendo escaleras arriba” y lo apuñaló 12 veces en el cuello y el abdomen, en un ataque que duró 27 segundos. “No podría haber luchado contra él. No podría haber huido de él”, aseguró el escritor.

El escritor relató cómo cayó entonces al suelo, donde quedó tendido con “una cantidad espectacular de sangre” a su alrededor. Luego fue llevado en helicóptero a un hospital, donde pasó seis semanas recuperándose.

Nacido en India, el autor británico-estadounidense, de 76 años, es uno de los escritores más influyentes de la literatura contemporánea. El ataque que sufrió fue noticia en todo el mundo.

Rushdie pasó varios años escondido después de la publicación en 1988 de su obra “Los versos satánicos”, por la que recibió amenazas de muerte por parte del régimen iraní.

El autor admitió que había pensado que algún día alguien podría “saltar desde el público. Claramente hubiera sido absurdo que no se me pasara por la cabeza”. Sin embargo, dos días antes de su evento, Rushdie tuvo una “pesadilla” sobre el ataque, y no quería ir.

“Luego pensé: bueno, es un sueño. Y, además, me pagan bastante bien. Todo el mundo ha comprado boletos. Debería ir”.

Consecuencias del atentado

El ataque dañó el hígado y las manos del escritor, y cortó los nervios de su ojo derecho. El ojo parecía “muy distendido, hinchado”, recordó. “Estaba como colgando de mi cara, apoyado en mi mejilla, como un huevo pasado por agua. Y ciego”.

Rushdie aseguró que perder un ojo le “afecta todos los días”. Ahora tiene que tener más cuidado al bajar escaleras, cruzar una calle o incluso al verter agua en un vaso. Pero se considera afortunado de haber evitado el daño cerebral. “Esto hace que todavía pueda ser yo mismo”.

El moderador del evento en el que Rushdie fue apuñalado confesó a la BBC que deseaba haber podido hacer más para evitar el ataque. “Uno siente que, si hubiera actuado rápidamente, mucho de esto podría haberse evitado”, aseguró Henry Reese.

Pero la gratitud del autor hacia las personas que lo ayudaron ese día, incluido Reese, así como hacia los médicos que lo atendieron, queda clara desde la primera página de “Cuchillo”. El libro está dedicado, básicamente, a “los hombres y mujeres que salvaron mi vida”.

En “Cuchillo”, además, el escritor mantiene una conversación imaginaria con su atacante, Hadi Matar, quien está preso a la espera del juicio.

Autor de Los versos satánicos

Salman Rushdie saltó a la fama con “Hijos de la medianoche” en 1981, que vendió más de un millón de copias sólo en Reino Unido.

Pero su cuarto libro, “Los versos satánicos” (1988), inspirado en la vida del profeta islámico Mahoma, fue considerado blasfemo y fue prohibido en varios países de mayoría musulmana por sus referencias a la religión.

El entonces líder de Irán, el ayatolá Ruhollah Jomeini, emitió una fatwa (o decreto religioso) en 1989, pidiendo el asesinato de Rushdie y ofreció una recompensa de US$3 millones por su cabeza. Esa fatwa nunca ha sido rescindida.

Rushdie se vio entonces obligado a esconderse durante casi una década, y necesitó la protección de un guardaespaldas armado debido a la cantidad de amenazas de muerte que recibió.

(Fuente: Agencia Noticias Argentinas)

Sigue leyendo

Entrevistas

“Senderos de odio”: Luis Carranza Torres desanda los caminos de su nueva obra

Publicado

el

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

Es un disparo. Y otro. Es la sangre derramándose, la muerte que clama. Es un latido seco, la llamarada y el viento que derriba fronteras. Es el sonido de las armas, un corte en la piel, en el tiempo. Son los límites, los territorios de la guerra y de los cuerpos. Son las batallas internas y en las orillas de la vida, el amor.

El escritor Luis Carranza Torres, en “Senderos de odio”, su nueva novela editada por Del Fondo Editorial, transita por caminos peligrosos, viaja una y otra vez con sus palabras para contar una historia donde el odio y el amor se entrelazan sobre la sangre derramada. En cada página las balas perforan el corazón de los personajes y de los lectores. Es un disparo y otro que hacen avanzar una trama al ritmo de las guerras.

ContArte Cultura charló con el autor cordobés para conocer dónde y cómo nació esta historia.

—Comencemos poniendo la mirada en la frase de Pitágoras de Samo que encabeza el prólogo de tu novela, “El principio es la mitad de todo”, ¿cómo y cuándo comenzó esta historia? ¿Percibiste la mitad de todo lo que ibas a escribir a partir de ese principio?

—Al empezar a escribir ya tenía los grandes rasgos de la historia en mente. La cita tiene lo particular de llamar la atención sobre ese encadenamiento de hechos que resulta la vida. Cuando algo inicia, es que existe otro acontecimiento previo. Se ve muy claro en el prólogo, lo que ven es solo el resultado de muchas otras cosas que se irán revelando a lo largo de la novela.

—A medida que uno va caminando por las páginas de tu novela puede ver con los ojos de la imaginación paisajes, colores, vestimentas y hasta percibir aromas o sonidos de los escenarios que elegiste. ¿Cuál fue el recorrido que tuviste que hacer para ambientar tan detalladamente esos lugares?

—Hemos ido a esos lugares con mi familia en varias oportunidades. Recorrido sus bosques, escalado alguna de sus montañas y navegado sus lagos, hasta el límite mismo con Chile. Son lugares entrañables con los que me he encariñado mucho. Quise plasmar eso en la historia. No es solo su belleza, se trata de sitios donde la naturaleza es imponente, pero también dura e implacable.

—También hay una descripción minuciosa de las armas que usan tus personajes. ¿Cómo llegaste a esas imágenes que tienen tanto que ver con la guerra?

—Me gusta y mucho la historia. Soy de los que cree que una época, un tipo de personas o un hecho, no puede quedar descripto sin hablar de los objetos más paradigmáticos de esa época, lugar, o clase de gente. Un fonógrafo, unas tenazas para enrular el cabello o las armas que han definido un tiempo. Por ser seres que habitan una frontera indómita, y muchos de ellos haber tomado parte en la Primera Guerra Mundial, a la que por entonces se le decía de otra forma (“Gran Guerra”), sobre todo porque la segunda no había ocurrido todavía, la relación con las armas es muy particular. Quise mostrar eso. Párrafo aparte (sonrisas) es la relación que tengo con el fusil máuser, como muchos otros en el mundo que lo han empleado. En mi caso, nunca lo disparé, pero mi padre sí y hasta logró un campeonato de tiro con esa arma. Sus experiencias al tirar con ella están en la novela.

—Y unas batallas tienen que ver con otras, las personales. ¿Qué senderos propios transitaste para darles vida a Guillermo y a Ema, tus protagonistas?

—En esta obra la historia de amor se desarrolla en el contexto de una venganza. Situación que se las trae, pues como leí al documentarme para la novela, en un artículo de Miguel A. Hernández titulado “La venganza en la literatura”, con ella se busca restablecer un equilibrio frente al agravio. Es subjetiva y unilateral, lo que convierte a todo el asunto en una cuestión, en definitiva, ética. No por nada la diosa griega Némesis, quien tenía la venganza en sus manos, era también la deidad de la justicia retributiva, la solidaridad, el equilibrio y la fortuna. Resulta también una paradoja de roles: la víctima se convierte en justiciero para algunos y en victimario para otros, pues la violencia, y eso es lo que tiene de dañino, siempre genera víctimas. Aunque algunos se tengan merecido lo que les cae.  

—También el Juez y su esposa Alejandra tienen su historia. ¿Qué cosas de ese magistrado se desprenden de tus propias vivencias?

—Lo he visto no en jueces, sino en empresarios. Personas que tienen todo y sienten que les falta algo, que no se relaciona con lo material. Y que, incluso, en algunos casos se hallan en una jaula de oro. Con todo cuanto se puede ambicionar, pero incapaces de poder ser como querrían, por diversas causas. Esa incapacidad es la que me gustó desarrollar en la novela. Además de una historia de amor, bastante abierta, desapegada, y a dónde conduce ese sendero.

—En muchos capítulos la sangre es también protagonista, como si formara verdaderos senderos de odio. Contanos qué emociones se despiertan en vos al dar muerte a algunos de tus personajes.

—Creo que con los mismos sentimientos que los lectores al descubrirlos. Por ahí uno se encariña con el personaje y cuesta contar su fin, pero la trama es implacable muchas veces en exigirlo. En ese punto, no es distinto que en la vida misma.

—Y entre los senderos de odio despierta el amor. ¿Creés que esta historia no hubiera sido posible sin ese sentimiento?

—Definitivamente. Es, en primer lugar y sobre todo, una historia de amor. No fue lo que tuve en mente al inicio, cuando me senté a escribirla, pero fue adoptando esa forma. Como diría Wilbur Smith, detrás de toda novela hay una historia de amor.

—Hay en esta trama varios personajes secundarios muy destacados, ¿cuál de ellos fue el que más disfrutaste al momento de dibujar con tus palabras sus formas y emociones?

—Te podría decir dos, por motivos opuestos: en el médico italiano me gustó contar el proceso interior que ocurre cuando alguien tirado en el piso empieza a querer levantarse. Y en el caso del bandolero ruso, el narrar la sicología de alguien que es una basura de persona. Cómo se llega a eso.    

—¿Sabremos más de estos protagonistas en una próxima novela?

—Es difícil dar una respuesta concluyente. Hay personajes fuertes que suelen volver en una nueva historia, y ellos lo son. Pero hoy por hoy, los tengo como de una sola historia.

—Para concluir, ¿cuál sería el aroma que representa el espíritu de “Senderos de odio”?

—El de las coníferas luego de la lluvia. Un recordatorio que la misma vida, que puede ser dura, brinda también segundas oportunidades donde menos se lo espere.

Sigue leyendo

Literatura

Isabel Allende presenta su primera obra infantil

Publicado

el

La escritora chilena Isabel Allende presenta su debut literario infantil, “Perla, la súper perrita”, una encantadora y conmovedora historia entre un niño y su mascota, editada por Pengüin Random House.

La presentación es el lunes 27 de mayo a las 10, día y hora en que la autora llevará adelante una rueda de prensa virtual.

Perla es una súper perrita que tiene dos súper poderes: hacer que todos la quieran y rugir como un león.
Cuando descubre que su hermano humano, Nico Rico, está siendo acosado en la escuela, ¡sabe que tiene que intervenir! Pero ¿qué hará Perla?
“.

Sobre Isabel Allende

Nació en 1942, en Perú. Pasó la primera infancia en Chile y vivió en varios lugares en su adolescencia y juventud. Después del golpe militar de 1973 en el país trasandino se exilió en Venezuela y, desde 1987, vive como inmigrante en California. Se define como “eterna extranjera”.

Inició su carrera literaria en el periodismo, en Chile y en Venezuela. En 1982 su primera novela, “La casa de los espíritus”, se convirtió en uno de los títulos míticos de la literatura latinoamericana. A ella le siguieron otros muchos, todos los cuales han sido éxitos internacionales.

Su obra ha sido traducida a cuarenta idiomas y ha vendido más de setenta millones de ejemplares, siendo la escritora más leída en lengua española.

Ha recibido más de sesenta premios internacionales, entre ellos el Premio Nacional de Literatura de Chile en 2010, el Premio Hans Christian Andersen en Dinamarca, en 2012, por su trilogía “Memorias del Águila y del Jaguar”, y la Medalla de la Libertad en Estados Unidos, la más alta distinción civil, en 2014.

En 2018, Isabel Allende se convirtió en la primera escritora de lengua española premiada con la medalla de honor del National Book Award, en Estados Unidos, por su gran aporte al mundo de las letras.

(Fuente: Pengüin Random House – Prensa y Comunicación)

Sigue leyendo

Literatura

Llega el “13º Festival Literario Gustavo Roldán” al Espacio Cultural Nuestros Hijos

Publicado

el

El Espacio Cultural Nuestros Hijos, de Avenida del Libertador 8151 de CABA, vuelve a celebrar la fiesta de los libros y la lectura, con una nueva edición del gran homenaje colectivo a uno de los referentes imprescindibles de la literatura infantil latinoamericana, en el “13º Festival Literario Gustavo Roldán”.

El sábado 1 de junio, a las 15, “la palabra dicha, escrita y cantada será protagonista de una jornada intensa, llena de propuestas educativas, lúdicas y artísticas para todas las edades, con la conducción del narrador Claudio Ferraro, quien inaugurará el encuentro renovando un ritual ya tradicional, la ‘Bendición de dragón’ de Gustavo Roldán“, adelanta la gacetilla promocional del evento.

La grilla del escenario la inaugurará el espectáculo de narración oral “Lo que cuenta Gustavo”, de Ana Paduano, que tendrá continuidad con la novedosa puesta “Elegí”, del grupo musical Valor Vereda, basada en la colección de libros que proponían distintas aventuras con tan sólo dar vuelta la página.

Para el cierre, Magdalena Fleitas y Ana Iniesta, acompañadas por los Tamborcitos del ECuNHi como invitados, presentarán el cuento canción ilustrado “La luna de Candela”.

Por su parte, en el Microcine a las 16.10, la autora Paula Bombara y la ilustradora Penélope Chauvié presentarán el libro “¿Cómo se hace justicia?”, un texto basado en los diálogos entre Bombara y Graciela Montes para facilitar la compresión del funcionamiento del sistema judicial en lectores de todas las edades.

En el mismo espacio, pero a las 16.50, Laura Roldán y Claudio Ferraro presentarán “De Boca en boca – Coplas, cuentos y leyendas de nuestro país”, reciente libro de Laura y Gustavo Roldán con ilustraciones de Hernán López y Muriel Frega, editado por Estación Mandioca.

Y a las 17.30, también en el Microcine, ECuentos edición especial presentará a Gimena Blixen y Mahia Corradini, con la colaboración del grupo Lasvorjas, en “Para que sepan de ellos”, espectáculo de narración oral para adultos inspirado en poemas de Laura Devetach y Gustavo Roldán.

La apertura del Festival estará a cargo de Susurrantes Solidaries del ECuNHi y, como en todas las ediciones, les asistentes podrán participar de charlas, talleres y juegos, visitar espacios permanentes y recorrer la feria de libros de editoriales y curadores especializados en literatura infanto-juvenil.

La entrada es libre con bono solidario consciente (no excluyente), con actividades que no se suspenden por lluvia.

Participan en esta edición: Calibroscipio, Pequeño Editor, Del Naranjo, Fondo de Cultura Económica, La Juglaresa libros, Ojoreja, Pupek, Amauta, Loqueleo, Filbita, Avión que va, Tinkuy, Suflaifla, Biblioteca Popular de Virrey del Pino, Ponsatti libros, Boliche Rodante, Luna lanar tejidos.

El evento cuenta con el acompañamiento de: Asociación Madres de Plaza de Mayo, Asociación Civil Amigos del ECuNHi y Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex Esma).

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº