Conéctate con nosotros

Cine

Indiana Jones, cuatro décadas después

Publicado

el

Este sábado se cumplen 40 años del estreno en Estados Unidos de “Los cazadores del arca perdida”, la película de aventuras protagonizada por el icónico arqueólogo y profesor universitario Indiana Jones que marcó la primera colaboración entre los realizadores Steven Spielberg y George Lucas y trascendió como el inicio de la una de las franquicias más populares de la historia del cine.

El filme, que llegó a las salas argentinas en diciembre de 1981, se convirtió en el de mayor recaudación ese año y en un clásico pochoclero instantáneo gracias a la destreza narrativa de Spielberg y a la carismática interpretación de Harrison Ford, acompañado por su característica fedora y látigo y una banda sonora compuesta por el legendario John Williams, que selló su marca con el inconfundible motivo musical que representa al intrépido protagonista.

La cautivante trama de esta primera entrega, que luego daría paso a otras cuatro cintas y a una quinta que se encuentra en etapa de producción, se sitúa en 1936, en plena época de expansión del nazismo y con su líder, Adolf Hitler, obsesionado por hallar el Arca de la Alianza, un milenario cofre que contenía los diez mandamientos y cuyos poderes sobrenaturales le permitirían eliminar a ejércitos enteros en un abrir y cerrar de ojos.

En ese marco, el gobierno de los Estados Unidos le encomienda al profesor Jones, que acababa de recuperar una figura dorada de un ídolo mitológico en un templo peruano, la difícil tarea de encontrar el preciado objeto antes de que caiga en manos de los alemanes.

A partir de ahí, y con la compañía de su ocasional interés amoroso -en este caso la temeraria Marion Ravenwood, encarnada por la actriz Karen Allen– “Indy” se lanza en un viaje por Nepal y la capital egipcia de El Cairo para terminar en una oculta isla en el Mar Egeo, donde se produce su triunfo final luego de una seguidilla de amenazas que le pisan los talones y varias capturas por parte de sus enemigos.

Sin embargo, el arca del título funcionó como una simple excusa para la construcción de este particular personaje y su desarrollo a través del sinfín de peripecias en las que se veía envuelto, en un ejercicio que demostró el potencial que la dupla Spielberg-Lucas tendría en el futuro de la industria.

Es que muy probablemente otro hubiera sido el relato y sus resultados sin la participación de estos nombres propios del cine, que decidieron unir lo mejor de sus habilidades, uno para contar historias y otro para hacerlas posibles, allá por fines de los 70.

Según contaron a lo largo de los años los directores en distintas entrevistas, esa asociación nació a raíz de una amistosa rivalidad surgida durante los respectivos rodajes de “Encuentros cercanos del tercer tipo” y de la épica “La guerra de las galaxias”, que con sus estrenos en 1977 terminaron de consolidar a los entonces jóvenes cineastas como dos de las figuras más prometedoras de Hollywood.

Tras cosechar el éxito con esas cintas, ambos se encontraron durante unas vacaciones en Maui y ahí empezó todo: Lucas tenía hace tiempo en su cabeza a un tal “Indiana Smith” y Spielberg estaba interesado en filmar una película del también icónico agente inglés James Bond.

“Este personaje es aún mejor que Bond”, le deslizó el creador del universo de “Star Wars” a su colega, y tras cambiarle rápidamente el apellido al arqueólogo, se pusieron manos a la obra para llevar a cabo su proyecto, aunque no sin dificultades por parte de los ejecutivos de los estudios involucrados, que miraban con malos ojos a Spielberg por sus conocidos excesos de presupuesto en las producciones que tenía a su cargo.

Pero a pesar de la desconfianza, “Los cazadores del arca perdida” no sólo fue concluida en tiempo y forma sino que recibió cinco estatuillas y otras cuatro candidaturas en los premios Oscar de ese año y terminó por ganarse definitivamente a la industria y a millones de espectadores alrededor del mundo: el resto, es historia.

(Fuente: Agencia de noticias Telam)

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cine

“El ritual del alcaucil” llega al Gaumont el 28 de octubre

Publicado

el

El documental “El ritual del alcaucil”, dirigido por Ximena González, se estrena el próximo 28 de octubre en el Cine Gaumont, y a partir del sábado 30 estará disponible en CineAr TV y CineAr Play.

La película cuenta que en las afueras de Buenos Aires existe un barrio construido alrededor de dos cementerios: el Cementerio Municipal de Avellaneda y el Cementerio Israelita. Entre vírgenes y ofrendas paganas, los ancianos recitan memorias y olvidan fantasmas.

Niñas y niños inventan su infancia con tumbas y hamacas. El olvido es un territorio donde se deslizan estas criaturas, que sienten pasar el tiempo, aunque ya no son parte de él. Los miedos se pasean entre las sombras de los desaparecidos, hay silencio donde debería haber voces y lo cotidiano se convierte en ritual.

La directora comentó que nació en la zona que registra el documental, “a metros de las fosas comunes que negaron la identidad de jóvenes asesinados por el terrorismo de estado y de las calles que vieron desaparecer a familias enteras”.

“De este mundo surge la necesidad de cuestionar el modo en que se constituyen las memorias colectivas, a partir de un acontecimiento particular: en 2001, con un compañero de la escuela de cine, rodamos en el Cementerio de Avellaneda. Años más tarde, en 2009, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), reconoció el cuerpo del padre de mi compañero, desaparecido en 1977 por la dictadura cívico-militar. Lo habían hallado en una fosa común en el mismo cementerio, en el lugar donde, casi jugando, habíamos buscado imágenes del olvido”.

González dirigió anteriormente “Mal del viento”, que fue declarado de interés por el Instituto Nacional de Cine, becado por el Fondo Nacional de Las Artes y premiado internacionalmente.

Sigue leyendo

Cine

Disney retrasó otra vez el estreno de “Indiana Jones 5”

Publicado

el

“Indiana Jones 5” vuelve a sufrir otro retraso ya que Disney anunció que la quinta entrega de la saga protagonizada por Harrison Ford demorará su estreno casi un año, y con una fecha de lanzamiento inicialmente anunciada para el 29 de julio de 2022, ahora el filme se verá a partir del 30 de junio de 2023.

No es la primera postergación que sufre la película sobre el icónico arqueólogo aventurero que tuvo ya un vaivén de directores.

Inicialmente, Steven Spielberg , responsable de las entregas anteriores, iba a ponerse de nuevo tras las cámaras pero tras el primer retraso -su fecha prevista para julio de 2019 fue cedida al remake fotorrealista de “El rey león” y pasó a julio de 2020-, optó por ceder su puesto a James Mangold (‘Logan’, ‘Le Mans ’66’) que significó un nuevo aplazamiento a julio de 2021, informó la agencia Europa Press.

Pero luego la pandemia provocó otro retraso, a julio de 2022, pero en junio de este año comenzaron las grabaciones y, pese que Ford, de 79 años, se lesionó pocas semanas después, Disney comunicó que la fecha de estreno se mantenía.

No obstante, el retraso de “Indiana Jones 5” forma parte de una serie de aplazamientos en cadena, ya que Disney reordenó completamente su calendario de cara a 2022 y 2023, eliminando varios proyectos de Marvel y 20th Century Studios.

Sigue leyendo

Cine

Estrena “La casa de los conejos”, adaptación del libro de Laura Alcoba

Publicado

el

La adaptación audiovisual de “La casa de los conejos”, el libro de Laura Alcoba que narra la dictadura cívico militar desde la perspectiva de una niña y retoma experiencias de su propia historia, se estrena el próximo jueves en las salas de nuestro país con una versión de la cineasta Valeria Selinger que pone su mirada en “la vida de una niña que le toca vivir en este contexto y época y que sabe muy bien dónde está el peligro”, como definió la realizadora.

Para la película, que está protagonizada por Mora Iramain García, de 8 años, y reúne las actuaciones de Darío Grandinetti, Miguel Ángel Solá, Guadalupe Docampo, Paula Brasca y Patricio Aramburu, Selinger se centró “en los hechos de cada día, sin exacerbar al acto politizado o al discurso de la época, solo contextualizando con esos elementos para después quedarme tan solo en lo cotidiano”, según dijo a la agencia de noticias Télam hace un tiempo a propósito del estreno internacional en algunos festivales.

Publicada en 2008 por Edhasa, la novela “La casa de los conejos” fue la primera entrega de una trilogía en la que Laura Alcoba -escritora argentina radicada en Francia desde el exilio junto con su mamá- cruzó ficción con experiencias autobiográficas para narrar la vida de una niña en la clandestinidad, cuando vivía en una casa de La Plata donde se imprimía el diario Evita Montonera.

Luego, Alcoba escribió “El azul de la abejas” donde abordó la correspondencia con su papá que estaba preso, y finalmente “La danza de la araña”, el punto final de una historia en la que la narradora deja de ser esa niña y transita la etapa hacia la adolescencia. A propósito del film, la propia escritora definió la película como “fiel al libro en sus grandes líneas, pero con elementos y aportes personales de Valeria Selinger” y con “escenas muy bellas que no corresponden a escenas precisas del libro pero sí a su universo mental”.

En palabras de Selinger, “en la adultez uno puede recorrer muchas vidas distintas. La infancia es en cambio solo una. A la niña de mi película la quitan de la escuela y tiene que jugar con los adultos que tiene a mano. Ese es su cotidiano por lo tanto eso es lo que la nutre y con lo que se identifica. Allí quedarán entonces sus recuerdos de infancia. Como calculo le ocurrió a Laura Alcoba al vivir esta historia en la casa de la calle 30″.

A la cineasta el libro la condujo directamente a su infancia: “Al leerlo imaginé enseguida una película que tenía mucho que ver conmigo. Es un libro que permite que el lector reencuentre sus propias vivencias mediante la lectura, como un espejo. Lo que más llama de la historia es el silencio de esa niña inmersa en medio de adultos con vidas desmedidas. Y también obviamente la necesidad de restablecer la identidad de los bebés robados, de encontrar a Clara Anahí, por ejemplo”, explicó en referencia a la niña apropiada por la última dictadura militar cuando tenía tres meses de vida en la vivienda del matrimonio Mariani-Teruggi, que funcionó como una casa operativa de la agrupación Montoneros en la La Plata.

Para Selinger, lo más difícil de relatar desde la mirada de esta niña fue “pensar cómo o hasta donde dejar de lado a esos adultos en los planos. Y justamente terminé incluyéndolos más de lo que tenía pensado. Creo que porque representan gente real, historias reales. Eso merece un gran respeto y es difícil entonces aplicar una mirada de niña puramente infantil a nivel de recursos estilísticos… si bien la película narra finalmente claramente desde esa mirada infantil”.

La película ya se presentó en el Vancouver International Women in Film Festival; en el Festival de Maracaibo, de Venezuela; en el Ischia Film Festival, en Italia; en el Festival de cine internacional de Buenos Aires y en el Taormina film fest. Además recibió los premios Queens World Film Festival (Nueva York) y el Fecip de Ecuador. El jueves 21 de octubre se estrena en las salas del país.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2019-79370965 Edición Nº