Conéctate con nosotros

Cine

“Karnawal”, opera prima de Juan Pablo Félix, se impuso en los Premios Sur

Publicado

el

La ópera prima de Juan Pablo Félix, “Karnawal”, consiguió ocho galardones y cumplió con los pronósticos para imponerse en la noche de los Premios Sur, que la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina entregó en una velada en la que las arengas se mechaban con musicales homenajes a Leonardo Favio y el unísono reclamo para que el Senado de la Nación sancione la ley que prorroga las “asignaciones específicas a la producción cultural” -que vencen a fin de año- y que ya cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados.

De la ceremonia, que se desarrolló anoche en el flamante Teatro Politeama de la calle Paraná, en el centro porteño, participó el ministro de Cultura, Tristán Bauer, quien entregó el premio al Mejor Director, otorgado a Pablo Félix.

Julieta Zylberberg, la homenajeada y siempre emotiva Graciela Borges, el propio Félix y un exaltado Leonardo Sbaraglia, ganador como Mejor Actor Protagónico por su papel en “Errante Corazón”, fueron los abanderados del reclamo por la urgente sanción de la ley que garantice la continuidad de las asignaciones a la industria cultural.

Se trata de la norma que fija la continuidad por 50 años de este apoyo para el fomento y el desarrollo del teatro, la música, la danza, el cine, la televisión, el audiovisual, las bibliotecas y los medios de comunicación comunitarios, espacios de los cuales dependen miles de puestos de trabajo.

La iniciativa recibió en junio pasado la aprobación de la Cámara de Diputados y, poco después, en julio, consiguió dictamen favorable de comisión en el Senado, con lo cual se trata de un proyecto en condiciones de ser tratado en el recinto.

El tema, central en el mundo de la cultura, fue el eje de discurso del presidente de la Academia, el productor Hernán Findling, y una preocupación expuesta en el abarrotado cóctel del hall de entrada al recinto, y que también fue levantada por el vicepresidente en ejercicio de la presidencia del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Nicolás Batlle.

Si bien no fue tan directo, Martín Bossi, conductor del evento que supo rescatar algunas risas a los acartonados y solemnes representantes de la industria cinematográfica nacional, también hizo alusión a que el cine es parte de la identidad y del acervo cultural de un país, exposición que tomó voltaje con los aireados reclamos de los presentes. El camino que eligió Bossi fue el de comparar a los Premios Sur con los Oscar, lauros homólogos de Hollywood.

El humorista hasta se dio el gusto de pedirle a Jorge Marrale que se levante a darle un sopapo para levantar el raiting en la transmisión, que dará este martes y en diferido, la TV Pública.

También arrancó risas cuando le dijo a Graciela Borges: “Vos sos mi ‘China’ Suárez y yo soy tu Rusherkin. Googlealo, después” o al recordar que su primera “aparición” en cine fue como “extra de extra” en una película de Víctor Laplace. “Me movía tanto, que él (Laplace) me mandó atrás de un árbol”, dijo. Él, comediante también, tuvo una buena performance con su interpretación de “Ella”, el clásico de Favio.

El icónico director, de quien este año se cumple una década de su muerte, prestó varias de sus canciones para que actores y actrices hicieran duetos: Zylberberg con Mex Urtizberrea; Charo Bogarín con Juan Palomino y Mike Amigorena con Muriel Santana fueron musicalizados por Lito Vitale y su banda, aunque sus números no estuvieron a la altura del de Bossi ni del de Nico Jury, el hijo de Favio, quien marcó diferencia con su potente versión de, también, “Ella”.

Con su música y sus películas, todos recordaron al director de “Juan Moreira” y “Gatica, el Mono” y resaltaron que, para que existan los emblemas de la cultura nacional, son necesarias leyes como la que aguarda ser sancionada en la Cámara alta, de apoyo a las industrias culturales.

La velada de entrega de los Premios Sur arracó a las 20, cuando las puertas del teatro se abrieron para que las estrellas del cine local pasaran por una alfombra roja que pronto se desorganizó. El cóctel fue servido casi de improvisto a la entrada del recinto, en un espacio que no podía albergar a las 700 personas de aforo que tienen las gradas. Muchos invitados elegían buscar sus asientos en lugar de intentar acercarse a las copas y tentempiés dispuestos para la ocasión.

Sin embargo, el buen humor y las charlas estuvieron a la orden de una gala que mostró atractivos momentos de emoción y color, como cuando Martín López Lacci, ganador del Premio Revelación Masculina por su protagónico en “Karnawal”, metió unos pasos de malambo en el escenario, o las arengas, con Sbaraglia a la cabeza, de la bulliciosa troupe de “Errante Corazón”.

Con la alegría de haber vuelto a la presencialidad, pero la incertidumbre sobre el futuro del séptimo arte en la Argentina, ante el inminente vencimiento de la ley que distribuye respaldo económico a los espacios culturales, los Premios Sur también homenajearon a la productora cordobesa Paola Suárez, fallecida el último año, y al actor trans Willy Lemos, quien confesó haber sufrido abuso por parte de su padre cuando era niño y anunció que una película sobre él, llamada “Las mil y una Lemos”, se encuentra en etapa de posproducción.

Para no quedar afuera de la coyuntura, la Academia también premió a “El Reino”, como Mejor Serie; pero el galardón estaba tan fuera de sintonía, que nadie de la producción estaba en la sala y una incrédula Mercedes Morán, protagonista de la emisión, subió a por la estatuilla. Detalles del cine nacional que, más allá de pequeños yerros, demostró en estos premios que todavía cuenta con cintas pujantes que han sabido llegar a los Sur tras exitosos caminos en el exterior y con historias locales.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Cine

Proyectarán en Ensenada un documental sobre el golpe de Estado a Evo Morales

Publicado

el

“Seremos millones”, un documental sobre el golpe de Estado a Evo Morales en Bolivia en 2019 se proyectará este jueves a las 20 en el Parque Madres de Plaza de Mayo, ubicado en las calles Andrade y Echeverría de la ciudad de Ensenada, en una función al aire libre y con entrada libre y gratuita.

Dirigido por Diego Briata y Santiago Vivacqua, el film analiza el lawfare y golpe de Estado en Bolivia y propone además un debate con el público, entre quienes estará el director Briata e integrantes de la comunidad boliviana de la región.

El filme narra un momento histórico único en América Latina, en el que un líder indígena llega a la presidencia para refundar Bolivia. Su nombre es Evo Morales Ayma, un hijo de campesinos que nació en medio de la pobreza del altiplano boliviano.

El documental cuenta con música original de León Gieco y Gustavo Santaolalla.

(Fuente: Comunicación | Subsecretaria de Industrias Creativas e Innovación Cultural)

Sigue leyendo

Cine

A los 70 años falleció Camila Perissé, símbolo del destape de los ’80

Publicado

el

La actriz y vedette Camila Perissé, una de las más significativas representantes del destape de la década de los 80 y con un importante recorrido en cine, TV y teatro, falleció este martes a los 70 años en un hospital marplatense como consecuencia de una afección respiratoria, la última dolencia de una serie de problemas de salud que la aquejaron en los últimos años.

La noticia fue confirmada en las redes de la Asociación Argentina de Actores.

Camila Perissé se llamaba en realidad Camila Porro, aunque había elegido el apellido materno para su actividad artística, que abarcó el teatro, series de televisión y películas, a través de los cuales y gracias a una belleza desafiante se transformó en un “sex-symbol” del país durante los ’80.

La extinta edición local de la revista Playboy la tuvo como habitante de sus tapas y páginas interiores varias veces, a partir del famoso desnudo que protagonizó en “La señorita de Tacna”, una obra de Mario Vargas Llosa que dirigió Emilio Alfaro en el teatro Blanca Podestá, con Norma Aleandro al frente del elenco.

Corría 1981 y si bien la dictadura cívico-militar parecía haber superado su sanguinaria faena de 1976 a 1978, había que animarse a un desnudo total en épocas de censura impenetrable, por más que en el elenco figuraran nombres como los de Franklin Caicedo, Adriana Aizemberg, Leal Rey, Rubén Stella, Camila Perissé y Patricio Contreras.

A partir de entonces el nombre de Camila Perissé convocaba el morbo y la actriz era perseguida sin tregua por el periodismo farandulero, tanto en Buenos Aires como en Mar del Plata, donde la obra se montó durante la temporada veraniega.

Mar del Plata era la ciudad de nacimiento de Camila, quien a los seis años se trasladó a Buenos Aires junto a su familia –su madre, Ana Nieves, fue actriz secundaria en películas de Libertad Lamarque y Hugo del Carril-, y desde la adolescencia encontró en la gran ciudad un foco de cultura que la fascinó.

Cursó parte de su secundaria en el Instituto de Enseñanza Superior en Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández, estudió inglés en la Cultural Inglesa, además de guitarra y danzas nativas y cofundó con varios de sus compañeros del Instituto Vocacional de Arte Labardén el grupo teatral independiente Taller de Expresión Popular.

Admirada por su innegable atractivo físico y por la firme voluntad de incursionar en las artes, integró por un tiempo el Ballet Estable de Joaquín Pérez Fernández –un bailarín español que hizo escuela y falleció en Buenos Aires en 1989-, hasta que decidió que lo suyo era el teatro.

Estudió con el joven y ascendente Julio Ordano, con Carlos Gandolfo y con la maestra vienesa Hedy Crilla, quien antes de refugiarse del nazismo en la Argentina se había codeado en Europa con figuras como Bertolt Brecht, el director y coreógrafo Max Reinhardt y el dramaturgo y guionista Carl Zuckmayer.

Crilla y su discípulo Agustín Alezzo la dirigieron en su debut con “Despertar de primavera” (1977), de Frank Wedekind, junto a un elenco de principiantes que luego lograron fama y un buen pasar gracias a la televisión, entre ellos Luisa Kuliok, protagonista de un comentado “topless” a bordo de una canoa.

En teatro se animó a todo: desde secundar a Rudy Chernicoff en “Yo, argentino”, participar como vedette o media vedette en las revistas “Zulma en el Tabarís”, con Zulma Faiad; “La revista del Mundial”, con Joe Rígoli; “El Maipo es el Maipo y Gasalla es Gasalla”, con Gasalla, Enrique Pinti y Claudia Lapacó; o hacer comedia en “Amores míos”, con Thelma Biral, Raúl Aubel y Víctor Hugo Vieyra.

Hasta que llegó “La señorita de Tacna” y su fama y su cotización subieron de golpe; fue contratada para compartir cartel con Soledad Silveyra en “Íntimas amigas”, y con Juan José Camero y Eva Franco en “Las mariposas son libres”, que en 1971 había elevado al estrellato a Susana Giménez, dirigida por José Cibrián.

En 1993 trabajó en otra obra de Vargas Llosa, “Pantaleón y las visitadoras”, dirigida por Hugo Urquijo, que le valió integrar una terna como mejor actriz en los Premios ACE. Después de eso su carrera teatral se fue dispersando y Camila hizo teatro callejero en Nueva York (1998 y 2000), se presentó en pequeñas salas de provincias, trabajó para grupos de jubilados y geriátricos y su último trabajo registrado fue en 2013, con “Maté un tipo”, de Daniel Dalmaroni, en el auditorio Cendas.

Desde el principio su figura había aparecido en numerosas publicidades y la televisión no fue ajena a sus encantos: se la vio en “Tato por ciento”, “Como en el teatro”, “Esa provincianita”, “Viva la risa”, “Desde adentro”, “Zona de riesgo” y “Gino”, su última actuación, en 1996.

En la pantalla grande sirvió como anzuelo visual en películas como “Fotógrafo de señoras” (1978), con Jorge Porcel, “Mi mujer no es mi señora” (1978), con Alberto Olmedo, “Encuentros muy cercanos con señoras de cualquier tipo” (1978), para ambos cómicos; la infantil “Los superagentes no se rompen” (1979), dirigida por Julio De Grazia; y “Te rompo el rating” (1981), otra vez con Porcel.

En 1985 figuró en la dramática “Bairoletto, la aventura de un rebelde”, de Atilio Polverini, y en tres películas donde el cine argentino intentó un “porno-soft” más ridículo que excitante: “Los gatos (Prostitución de alto nivel)” y “Las esclavas”, de Carlos Borcosque (h); y “Las lobas”, de Aníbal Di Salvo.

Hubo otros títulos, pero las revistas de la farándula atisbaban la vida particular de Camila como si no pudieran apartarla de su figura sexuada, por lo que fue vinculada con personajes de la vida artística, política y deportiva; pero ella prefirió aquerenciarse en lugares apacibles y provincianos como Lobos o Pergamino. Sus problemas eran más graves de lo que el periodismo creía y tenían que ver con sus adicciones.

Realizaba programas de radio al tiempo que trataba de alejarse de adicciones que inevitablemente la llevaron al colapso físico y mental; hasta que conoció al músico Julio “Chino” Fernández, cuatro años menor que ella, un hombre que fue feliz y sufrió a su lado –incluso con gravísimas carencias materiales, según él mismo relató- y la acompañó hasta sus últimos minutos.

Los últimos años de Perissé estuvieron signados por distintos problemas de salud desde que fue diagnosticada con fibromialgia en 2018, por la que le recetaron una medicación que le dejó como secuela un grave daño cognitivo. Durante la pandemia fue internada en varias oportunidades por Covid-19, y desde entonces su estado de salud era muy frágil.

Sigue leyendo

Cine

Cuatro nuevos recomendados en la plataforma BAFILMA

Publicado

el

La plataforma BAFILMA, del Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires, acerca cuatro títulos sobre una travesti que se enfrentó a la dictadura, un fotógrafo, un cirquero y un mecánico. Las producciones están accesibles en http://bafilma.gba.gob.ar.

Los recomendados de esta semana son: el cortometraje “Yenny”, los largometrajes “El Topo, modelo argentino” y “Papelito”, además de la serie “Alberto Haylli, una memoria revelada”.

BAFILMA es la plataforma audiovisual bonaerense creada por el Instituto Cultural de la Provincia, “el objetivo es fortalecer al sector y a las audiencias, a través de la creación de nuevas pantallas poniendo en valor los contenidos y narrativas que se construyen en todo el territorio bonaerense” sostuvieron desde la cartera que preside Florencia Saintout.

Es posible hallar más de 450 títulos de directores y directoras bonaerenses y un catálogo de locaciones de más de 4.000 imágenes relevadas en los 135 distritos. También está el Archivo Audiovisual Bonaerense, un espacio web que hace posible, por primera vez desde el Estado provincial, la democratización del acceso al acervo audiovisual de la provincia de Buenos Aires.

Las recomendaciones:

YENNY

Cortometraje documental – duración 13 minutos

Director: Gastón Escudero

Sinopsis: ¿Cómo fue la vida de una mujer trans durante la Dictadura Cívico-Militar en el interior de la provincia de Buenos Aires?

(link de visualización)

EL TOPO, MODELO ARGENTINO

Largometraje  documental – duración 71 minutos

Director: Ignacio Oteiza

Sinopsis: El Topo es un mecánico de Chivilcoy. Su casa es su taller y también el punto de reunión de muchos vecinos y vecinas que no solo necesitan de sus habilidades como mecánico de autos.

(link de visualización)

PAPELITO

Largometraje documental – duración 97 minutos 

Director: Sebastián Giovenale

Sinopsis: “Papelito” levantó el circo en una carpa que zurció con bolsas de arpillera. Reunió unas pocas sillas y con un puñado de artistas montó uno de los más queridos y recordados escenarios picarescos que hizo parte de la vida social y cultural de ciudades y pueblos de la provincia de Buenos Aires.

(link de visualización)

ALBERTO HAYLLI, UNA MEMORIA REVELADA

Serie documental – 4 capítulos, 28 minutos de duración cada uno

Director: Christian Rémoli

Sinopsis: El hallazgo de 95.000 negativos y varias horas de fílmico con imágenes inéditas y de gran valor histórico es la puerta para descubrir a Alberto Haylli, un fotoperiodista y camarógrafo de Junín, con una particular forma de trabajo y mirada sobre las diferentes épocas de la historia de la Argentina.

(link de visualización)

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº