Conéctate con nosotros

Cine

La vida en el tenis, el tenis en la vida, en “Borg-McEnroe, la película”

Publicado

el

“Borg-McEnroe, la película”, biopic que recupera para la gran pantalla una de las más grandes rivalidades tenísticas entre dos leyendas del deporte y que propone una mirada fascinante acerca del universo interior de los atletas de élite, llega a las salas locales.

Filmada en Suecia, Londres, Mónaco y Nueva York, la cinta fue dirigida por el danés Janus Metz Pedersen y está protagonizada por el sueco Sverrir Gudnason como su compatriota Björn Borg, Shia LaBeouf como el estadounidense John McEnroe y el reconocido Stellan Skarsgård como el entrenador de Borg, Lennart Bergelin.

“McEnroe y yo tenemos todo en común: apasionado, perfeccionista, narcisista, somos muy parecidos”, reconoció en una entrevista con un medio estadounidense LaBeouf, quien al igual que “Big Mc” condimenta su carrera con buenas dosis de escándalos, divismos y una fama de tipo difícil.

Tanto su transformación física, con sus rulos largos y un físico mucho más delgado del que luce desde que se hizo popular con la saga de “Transformers”, como la de Gudnason se apoyó en duros entrenamientos y en la réplica de gestos característicos del juego y de la vida cotidiana de los dos tenistas.

El mundo del deporte, las pasiones que genera como fenómeno del espectáculo y la encarnación heroica o villanesca de las grandes figuras de cada disciplina han atraído con frecuencia a artistas, realizadores de cine e incluso pensadores como el filósofo francés Roland Barthes.

En sintonía con aquella reflexión de que en el deporte “el hombre no sólo se enfrenta al hombre, sino a la resistencia de las cosas”, que Barthes redactó para la cinta del canadiense Hubert Aquin “El deporte y los hombres” (1961), Metz Pedersen fija la vista en la famosa rivalidad de Borg y McEnroe menos preocupado por su técnica tenística y talento que por aquel intangible que debe poner en juego el atleta de élite para triunfar.

“Cada partido es una vida en miniatura”, es la cita de otra leyenda del deporte como Andre Agassi con la que no casualmente el director eligió comenzar la cinta, enfocada en los días en los que se desarrolló el abierto de Wimbledon de 1980 y que marcó un punto de inflexión en la carrera de Borg y McEnroe.

El sueco y el estadounidense se encontrarían en la final en uno de sus 14 enfrentamientos profesionales (que dejarían un saldo de siete triunfos para cada uno) y que está considerado como uno de los mejores partidos de la historia del tenis.

Con apenas 24 años, Borg era ya el número 1 del ranking mundial, el ejemplo de la caballerosidad dentro de una cancha y firme candidato a hacerse con el torneo en la “Catedral del Tenis” por quinto año consecutivo, mientras que McEnroe, de 21 años, era el aspirante a desbancar al rey y la figura más controvertida del circuito.

Borg y McEnroe volverían a enfrentarse en tres nuevas finales de Grand Slam en los siguientes 12 meses, en lo que terminaría funcionando como un pase de testigo entre el sueco, que se retiraría poco después a los 26 años, y el estadounidense, el más ganador de la historia del circuito sumando títulos en individuales y en dobles.

Sus personalidades en la cancha y su estilo de juego no podían ser más diferentes: calmado, calculador, paciente era el juego de fondo de pista del sueco, en tanto que McEnroe fue el paradigma del ataque, el enojo y la ira como combustible, que desbordaba habitualmente en insultos y comportamientos de mocoso caprichoso.

La prensa y los patrocinadores tenían servida en bandeja la historia del “fuego contra el hielo”, y los cracks no desilusionarían con un partido cambiante en el que McEnroe consiguió salvar siete veces el cuarto set antes de ganarlo y extender el enfrentamiento hasta el quinto y definitivo.

Los creativos ángulos de la cámara de Metz, los planos en slow motion y la música instrumental configuran el relato épico que todo filme deportivo demanda, aunque el largometraje pone mayor énfasis en la tremenda lucha interna de ambos deportistas; su juego mental y emocional antes que el físico.

Con flashbacks que saltan del presente a la infancia y adolescencia de ambos tenistas -con la curiosidad de que Leo Borg, el hijo de 13 años de Björn, interpreta aquí los comienzos de su padre- Metz sugiere que quizás los dos rivales, hoy grandes amigos, tengan más en común de lo que parece a nivel superficial.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cine

“El ritual del alcaucil” llega al Gaumont el 28 de octubre

Publicado

el

El documental “El ritual del alcaucil”, dirigido por Ximena González, se estrena el próximo 28 de octubre en el Cine Gaumont, y a partir del sábado 30 estará disponible en CineAr TV y CineAr Play.

La película cuenta que en las afueras de Buenos Aires existe un barrio construido alrededor de dos cementerios: el Cementerio Municipal de Avellaneda y el Cementerio Israelita. Entre vírgenes y ofrendas paganas, los ancianos recitan memorias y olvidan fantasmas.

Niñas y niños inventan su infancia con tumbas y hamacas. El olvido es un territorio donde se deslizan estas criaturas, que sienten pasar el tiempo, aunque ya no son parte de él. Los miedos se pasean entre las sombras de los desaparecidos, hay silencio donde debería haber voces y lo cotidiano se convierte en ritual.

La directora comentó que nació en la zona que registra el documental, “a metros de las fosas comunes que negaron la identidad de jóvenes asesinados por el terrorismo de estado y de las calles que vieron desaparecer a familias enteras”.

“De este mundo surge la necesidad de cuestionar el modo en que se constituyen las memorias colectivas, a partir de un acontecimiento particular: en 2001, con un compañero de la escuela de cine, rodamos en el Cementerio de Avellaneda. Años más tarde, en 2009, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), reconoció el cuerpo del padre de mi compañero, desaparecido en 1977 por la dictadura cívico-militar. Lo habían hallado en una fosa común en el mismo cementerio, en el lugar donde, casi jugando, habíamos buscado imágenes del olvido”.

González dirigió anteriormente “Mal del viento”, que fue declarado de interés por el Instituto Nacional de Cine, becado por el Fondo Nacional de Las Artes y premiado internacionalmente.

Sigue leyendo

Cine

Disney retrasó otra vez el estreno de “Indiana Jones 5”

Publicado

el

“Indiana Jones 5” vuelve a sufrir otro retraso ya que Disney anunció que la quinta entrega de la saga protagonizada por Harrison Ford demorará su estreno casi un año, y con una fecha de lanzamiento inicialmente anunciada para el 29 de julio de 2022, ahora el filme se verá a partir del 30 de junio de 2023.

No es la primera postergación que sufre la película sobre el icónico arqueólogo aventurero que tuvo ya un vaivén de directores.

Inicialmente, Steven Spielberg , responsable de las entregas anteriores, iba a ponerse de nuevo tras las cámaras pero tras el primer retraso -su fecha prevista para julio de 2019 fue cedida al remake fotorrealista de “El rey león” y pasó a julio de 2020-, optó por ceder su puesto a James Mangold (‘Logan’, ‘Le Mans ’66’) que significó un nuevo aplazamiento a julio de 2021, informó la agencia Europa Press.

Pero luego la pandemia provocó otro retraso, a julio de 2022, pero en junio de este año comenzaron las grabaciones y, pese que Ford, de 79 años, se lesionó pocas semanas después, Disney comunicó que la fecha de estreno se mantenía.

No obstante, el retraso de “Indiana Jones 5” forma parte de una serie de aplazamientos en cadena, ya que Disney reordenó completamente su calendario de cara a 2022 y 2023, eliminando varios proyectos de Marvel y 20th Century Studios.

Sigue leyendo

Cine

Estrena “La casa de los conejos”, adaptación del libro de Laura Alcoba

Publicado

el

La adaptación audiovisual de “La casa de los conejos”, el libro de Laura Alcoba que narra la dictadura cívico militar desde la perspectiva de una niña y retoma experiencias de su propia historia, se estrena el próximo jueves en las salas de nuestro país con una versión de la cineasta Valeria Selinger que pone su mirada en “la vida de una niña que le toca vivir en este contexto y época y que sabe muy bien dónde está el peligro”, como definió la realizadora.

Para la película, que está protagonizada por Mora Iramain García, de 8 años, y reúne las actuaciones de Darío Grandinetti, Miguel Ángel Solá, Guadalupe Docampo, Paula Brasca y Patricio Aramburu, Selinger se centró “en los hechos de cada día, sin exacerbar al acto politizado o al discurso de la época, solo contextualizando con esos elementos para después quedarme tan solo en lo cotidiano”, según dijo a la agencia de noticias Télam hace un tiempo a propósito del estreno internacional en algunos festivales.

Publicada en 2008 por Edhasa, la novela “La casa de los conejos” fue la primera entrega de una trilogía en la que Laura Alcoba -escritora argentina radicada en Francia desde el exilio junto con su mamá- cruzó ficción con experiencias autobiográficas para narrar la vida de una niña en la clandestinidad, cuando vivía en una casa de La Plata donde se imprimía el diario Evita Montonera.

Luego, Alcoba escribió “El azul de la abejas” donde abordó la correspondencia con su papá que estaba preso, y finalmente “La danza de la araña”, el punto final de una historia en la que la narradora deja de ser esa niña y transita la etapa hacia la adolescencia. A propósito del film, la propia escritora definió la película como “fiel al libro en sus grandes líneas, pero con elementos y aportes personales de Valeria Selinger” y con “escenas muy bellas que no corresponden a escenas precisas del libro pero sí a su universo mental”.

En palabras de Selinger, “en la adultez uno puede recorrer muchas vidas distintas. La infancia es en cambio solo una. A la niña de mi película la quitan de la escuela y tiene que jugar con los adultos que tiene a mano. Ese es su cotidiano por lo tanto eso es lo que la nutre y con lo que se identifica. Allí quedarán entonces sus recuerdos de infancia. Como calculo le ocurrió a Laura Alcoba al vivir esta historia en la casa de la calle 30″.

A la cineasta el libro la condujo directamente a su infancia: “Al leerlo imaginé enseguida una película que tenía mucho que ver conmigo. Es un libro que permite que el lector reencuentre sus propias vivencias mediante la lectura, como un espejo. Lo que más llama de la historia es el silencio de esa niña inmersa en medio de adultos con vidas desmedidas. Y también obviamente la necesidad de restablecer la identidad de los bebés robados, de encontrar a Clara Anahí, por ejemplo”, explicó en referencia a la niña apropiada por la última dictadura militar cuando tenía tres meses de vida en la vivienda del matrimonio Mariani-Teruggi, que funcionó como una casa operativa de la agrupación Montoneros en la La Plata.

Para Selinger, lo más difícil de relatar desde la mirada de esta niña fue “pensar cómo o hasta donde dejar de lado a esos adultos en los planos. Y justamente terminé incluyéndolos más de lo que tenía pensado. Creo que porque representan gente real, historias reales. Eso merece un gran respeto y es difícil entonces aplicar una mirada de niña puramente infantil a nivel de recursos estilísticos… si bien la película narra finalmente claramente desde esa mirada infantil”.

La película ya se presentó en el Vancouver International Women in Film Festival; en el Festival de Maracaibo, de Venezuela; en el Ischia Film Festival, en Italia; en el Festival de cine internacional de Buenos Aires y en el Taormina film fest. Además recibió los premios Queens World Film Festival (Nueva York) y el Fecip de Ecuador. El jueves 21 de octubre se estrena en las salas del país.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2019-79370965 Edición Nº