13 de junio, Día del Escritor en homenaje a Leopoldo Lugones

En la Argentina, cada 13 de junio se celebra el Día del Escritor, en homenaje a Leopoldo Lugones, quien nació en esta fecha en el año 1874 en la provincia de Córdoba, más precisamente en la localidad de Villa María del Río Seco.

Lugones ostentó, entre otras dedicaciones, las profesiones de poeta, ensayista, cuentista, novelista, dramaturgo, periodista, historiador, pedagogo, docente, traductor, biógrafo, filólogo, teósofo, diplomático y político.

Es reconocido como el precursor y uno de los pioneros de la literatura fantástica y de ciencia ficción en la Argentina, logro alcanzado gracias a sus cuentos, y fue el encargado de fundar la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), entidad que tras su muerte estableció el Día del Escritor en coincidencia con su natalicio.

Vivió en París antes de que estallara la Primera Guerra Mundial y luego de realizar un viaje por Europa. En su regreso a la Argentina, se desempeñó como director del suplemento literario del diario La Nación y también como bibliotecario del Consejo de Educación.

Decidió terminar con su vida en una isla del Delta, en 1938, al ingerir una mezcla fatal de whisky y cianuro.

Ese episodio se registró el 19 de febrero de 1938 y su cuerpo fue hallado por los dueños de hospedaje “El Tropezón”, en la habitación que Lugones había reservado.

El señor del lugar, quien descubrió el cadáver, no sabía que se trataba de quien en ese momento era considerado el escritor más importante de la Argentina, el más controvertido y, tal vez, el más talentoso.

Escribió Jorge Luis Borges respecto de aquella muerte: “Entonces, aquel hombre, señor de todas las palabras y de todas las pompas de las palabras, sintió en la entraña que la realidad no era verbal y puede ser incomunicable y atroz y fue callado y solo a buscar en el crepúsculo de una isla, la muerte”.

Al momento de morir Lugones era un hombre con muchos problemas. Problemas personales, económicos y afectivos. Pero muchos señalaron que las verdaderas rezones de tamña decisión tuvo que ver con la relación amorosa que mantenía con Emilia Cadelago, una mujer muchos años más joven que él, y la reacción de su hijo Polo (un policía torturador con el que tenía una muy mala relación) al enterarse de aquel amorío, que lo llevó a amenazar a la mujer con detenerla y a su padre con internarlo en una colonia psiquiátrica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*