“Abre los ojos”: venganza, oscuridad y torturas, en el primer policial de Natalia Samburgo

Por Andrea Viveca Sanz
(@andreaviveca) //

Atraída por un llamado misterioso que se enredó sobre su imaginación, Natalia Samburgo se entregó a la tarea de dar vida a su primera novela del género policial.

Con dedicación, fue encastrando cada una de las letras que dieron forma a un rompecabezas de palabras. Son justamente esas palabras las que sujetan a sus personajes, tensan los hilos de la trama y transportan las emociones que asoman desde cada página e invitan a buscar una salida, como si fuera necesario un poco de oxígeno que libere ese ahogo suspendido en chorros de tinta.

En diálogo con ContArte Cultura, la escritora regresa al principio de su novela “Abre los ojos” y cuenta los pasos que tuvo que dar para hacerla realidad.

—¿En qué momento y en qué lugar se abrieron los ojos de tu imaginación para dar comienzo a esta historia?
—Fue un largo proceso. Estaba por terminar una novela romántica de ciencia ficción y se apareció una imagen bastante cruda de una tortura. Esto fue en diciembre 2015. Luego, por temas laborales, dejé de escribir por más de dos años, pero esta escena nunca me abandonó. Finalmente, en agosto de 2018 comenzó a tomar fuerza, hasta que logré escribirla. Fue una escena de una carilla y media que me abrió los ojos a este nuevo género que amo escribir.

—Si tuvieras que elegir un género musical que resuma la temática principal de la trama, ¿cuál sería y por qué?
—Seguramente elegiría una obra de música clásica, que te va dando distintos matices de acordes y te llevan a altibajos emocionales y tenebrosos.

—¿Cuál es el tiempo histórico que habitan los personajes de “Abre los ojos”?
—La historia transcurre entre julio y diciembre de 2018.

—¿Sobre qué geografías se desatarán los nudos de esta novela?
—No puedo explicar el porqué, pero siempre supe que esta historia debía desarrollarse en San Rafael, Mendoza.

—¿Quiénes son los protagonistas y qué te gustaría destacar de ellos?
—En un principio, el protagonista solo iba a ser Iván Pollastrelli. Luego se fue formando la imagen de un compañero de investigaciones y Jacinto Pantuso tomó tanta preponderancia en la historia, que terminaron siendo protagonistas los dos. Ellos son muy distintos, tanto en la personalidad como físicamente, y eso hace que tengan diálogos graciosos y a la vez se complementen en las ideas y en lo que saben hacer.

—Contanos cómo llevaste adelante la construcción y el ensamble de las distintas escenas de lo que es tu primer policial.
—Fue un proceso que disfruté muchísimo. Las escenas se iban sucediendo tratando de generar intriga en el lector. Los distintos indicios mostraban que había algo más detrás de todo lo que sucedía. Eso logra captar la atención y las escenas hacen que vivas la lectura como si viera una película.

—¿Qué te llevó a elegir ese título?
—Cuando arranqué a escribir se me vino una idea a la cabeza que está en el final del libro. A su vez, hay partes de la historia donde se menciona “Abrí los ojos”, pero yo no quería ese título, el Abre los ojos es un mensaje dirigido el lector.

—Unas palabras finales para invitar a los lectores a sumergirse entre las páginas de tu nueva obra.
—Si el género policial o las historias de intriga les gustan, Abre los ojos tiene varios condimentos que lograrán atraparlos: venganza, oscuridad y torturas. Nada es lo que parece. Ya no volverán a ser los mismos…


Conocé más sobre Natalia Samburgo en la siguiente nota:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*