Daniela Kaplan: “Podemos, a cada instante, elegir renacer y hacer de nuestra vida el mejor sitio para habitar”

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviceca)
Edición: Walter Omar Buffarini //

En la trama de la vida cada día sabe diferente. Existen momentos dulces, instantes amargos, segundos cargados de sal y minutos ácidos. Todos ellos dan lugar a la fusión de sabores que nos constituyen y forman parte de nuestra esencia.

Inmersa en los aromas de lo cotidiano, Daniela Kaplan intenta degustar las sonrisas y las lágrimas, las alegrías y las tristezas que se suben a su pluma y dejan sobre el papel el gusto de lo vivido.

“Con pickles y miel”, su ópera prima, es un libro y un camino, un lugar en el que cada lector puede descubrirse en las huellas que van dejando las palabras a su paso.

En diálogo con ConArte Cultura, la escritora cordobesa cuenta cómo vivió el proceso creativo de su obra y de qué manera transita el sendero de las letras.

—Para comenzar y a modo de presentación, elegí tres sabores que te representen y contanos por qué.
—Es una pregunta que jamás me habían hecho. Diría que el sabor del pomelo, la miel y el mate. Me encanta el jugo de pomelo, disfruto cocinar, regalar y saborear una torta de miel y, el mate: un compañero fiel para todos los momentos. Ahora que lo pienso, curiosamente, llevándolo al terreno de mi libro Con pickles y miel, coincide con la idea de lo ácido y lo dulce: como el desafío de la vida de aprender a convivir con ambos sabores.

¿De qué manera se despertó en vos el deseo de escribir?
—Supongo que es mi propia historia la que ha ido dándome pequeños empujones para convertirme en la escritora que soy.  Mis experiencias, algunas placenteras y otras difíciles de sobrellevar, fueron dejándome aprendizajes y huellas que un día decidí comenzar a compartir. Mi historia, mi viaje de transformación y el deseo de la trascendencia de mis aprendizajes han sido los despertadores de mi presente.

Si tuvieras que buscar el origen de tu obra “Con pickles y miel”, desandando las huellas del camino recorrido, ¿en qué lugar y en qué momento lo encontrarías?
—Si bien el libro habla de un viaje de transformación personal que transcurrió entre 2004 y 2011, creo que el viaje se inició en mi infancia. Todo cuanto fui transitando fue formando el terreno propicio para que mi viaje de transformación sucediera. En el libro comparto mi modo de transitar momentos de mucho dolor –y en los que sentía, al mismo tiempo, mucho amor–, algunas experiencias que me ayudaron a aceptar, atravesar, y trascender pérdidas y situaciones complejas; y mi modo de concebir la vida: el desafío de aprender a convivir con todos los sabores. En cuanto a los lugares, puedo decir que dentro mío. Y, por fuera, en todo contexto o sitio que fui conociendo y del que formé parte circunstancialmente o durante permanencias más prolongadas.

¿Cómo surge la idea del título que elegiste para tu primera obra?
—Cuando era chica iba a un gimnasio y el profesor, con frecuencia, para hacernos reír nos pedía que cambiáramos las caras: “¡Cambien esas caras, Pickles!”. Cuando tuve que decidir el nombre del libro, que me costó muchísimo, no sé bien por qué, se me vino esa frase del profesor de gimnasia. Pensé de inmediato en lo ácido. Busqué un opuesto. De inmediato vino hacia mí la miel. Sin lugar a dudas, mi vida ha estado siempre colmada de pickles y de miel. Sin lugar a dudas, mi vida pasada y presente ha sido y es el desafío de aprender a convivir con ambos sabores. Finalmente, estoy convencida de que la vida de todos tiene ambos sabores y que todos debemos aceptar la existencia de ambos gustos para poder transitar la vida en armonía y disfrutando, aún en momentos de tristezas, pérdidas, dolor o circunstancia extrema que nos toque atravesar.

¿Cuál es la temática principal que rueda por sus páginas?
Con pickles y miel es una historia de superación, del tramo de un camino que va de un estado de oscuridad y tristeza a otro de luz y bienestar. Valiéndome de pequeñas vivencias intenté develar enseñanzas que considero vitales para sobrellevar momentos de profundo dolor, entender el sufrimiento y reconocer donde reside la felicidad.

—¿Sobre qué escenarios caminan los personajes?
—El libro es un relato en primera persona. El escenario principal es la vida misma.

¿Por lo que nos contás, existen luces y sombras de tu propia historia reflejadas en estas letras…
—En la obra hago referencia a la luz y a la oscuridad. Luz y oscuridad interactuando en un juego, como en la vida misma. En estos tiempos entiendo que la vida, desde una perspectiva integrativa, comprende todas las luces y sus sombras. Unas sostienen y ayudan a las otras. Ambas se retroalimentan. A ambas las percibo como fuentes y sitios propicios para las más potentes transformaciones.

“InspirARTE improvisación”, el proyecto que llevás adelante con Marcelo López, ha sido un espacio que fue creciendo con el tiempo, ¿cómo proyectan su continuidad el año próximo?
—InspirARTE se trata de un espacio de encuentro en el que escritores y artistas plásticos improvisamos en vivo, durante cuarenta minutos, un tema elegido por el público. Los escritores escribimos un relato, los artistas se inspiran en la lectura y realizan obras visuales. Al finalizar, compartimos la creación artística. ¡Pura magia! Para nosotros ha sido una sorpresa el crecimiento en tan corto plazo, estamos muy contentos y armando agenda y nuevos proyectos para el 2020. La idea es poder continuar acercando al público al arte y que puedan sentir que todos somos o podemos ser artistas. Solo se trata de conectar sin interferencias con nuestra esencia y dejar salir con amor lo que cada corazón contiene.

Para finalizar, ¿qué te gustaría decirles a todos aquellos que aún no leyeron tu libro?
—Que si desean descansar y tomarse un recreo de sus ocupaciones y preocupaciones, recurran a él. Que si desean conectar con lo esencial, vayan a sus páginas. Que si anhelan un empujón para ir tras la búsqueda de una vida en coherencia con lo que sienten, viajen en mi viaje. Y que en Con pickles y miel podrán recordar que podemos, a cada instante, elegir renacer y hacer de nuestra vida el mejor sitio para habitar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*