La española Ana Merino, Premio Nadal de Novela

La escritora española Ana Merino ganó el Premio Nadal -el más antiguo de la literatura española- con su primera novela, “El mapa de los afectos”, que había presentado bajo el título ficticio de “Campos de fuerza” y oculta tras el seudónimo de Susan Storm.

Merino, que hasta la fecha ha sido más reconocida como poeta -tiene nueve poemarios publicados por Visor y ha obtenido galardones como el Adonais- se convierte en la sucesora del argentino Guillermo Martínez, que ganó el premio el año pasado.

La noticia se hizo pública en una cena de gala celebrada este lunes en el Hotel Palace de Barcelona y que contó con la presencia de la alcaldesa Ada Colau. También se encontraba el escritor Manuel Vilas, pareja de Merino, y que ha sido el último finalista del Premio Planeta, la misma casa que otorga el Nadal, con la novela “Alegría”.

La escritora, que competía con los otros cuatro finalistas seleccionados entre las 351 obras presentadas al galardón más antiguo de las letras hispanas, procedentes de España y de todo el mundo, explicó a la prensa española que “la literatura nos hace creer en los demás, nos permite empatizar con el alma humana”.

“El mapa de los afectos”, que se publicará el próximo 4 de febrero, es, a decir de su autora, “una novela en la que los personajes que me han inspirado son genuinamente buenos, porque creo en la bondad”.

Merino considera que “la novela puede ser considerada un alegato a favor de la bondad”.

y a su juicio, esa bondad “alimenta una percepción del mundo que nos ayudará a todos a salir adelante”.

La novela arranca con una maestra de preescolar que tiene dudas sentimentales y que está trabajando con un niño de 5 años que sufre mucho después de que su madre haya desaparecido de forma súbita.

En la novela de Merino, sus personajes van evolucionando en una geografía de varios continentes, Estados Unidos, España, el mundo de los veteranos de guerra, y ellos se van enfrentado a esas dificultades: “Me interesa ver cómo evolucionan esos personajes y quiero jugar sobre cómo interactúan las personas”, explicó a la prensa.

Después de 25 años viviendo en Estados Unidos, adonde llegó “sólo como poeta” y después de haber ganado el prestigioso Premio Adonais, Merino, que tiene hoy 48 años, se considera “una novelista de 25” porque su experiencia americana es la que “ha construido mi imaginario como narradora”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*