Conéctate con nosotros

Mundo

Cuatro décadas sin Groucho

Publicado

el

El genial humorista estadounidense Groucho Marx, de cuya muerte se cumplen 40 años este sábado, fue -además de un actor desopilante, creador de un estilo inconfundible- un verdadero genio de los llamados “one-liners”, comentarios cáusticos que dejaban a su interlocutor preguntándose qué corno era lo que ese señor de bigotes negros, anteojos redondos y habano inacabable había querido decir.

Dueño de una comicidad caótica, anárquica y surrealista, desde su legendaria afirmación de que “nunca pertenecería a un club que me acepte como socio”, Groucho Marx dejó a la humanidad un legado en forma de frases agudas e hirientes marcadas con su inconfundible sello de ironía, entre las que puede mencionarse una de las más famosas: “Nunca olvido un rostro, pero en su caso haré una excepción”.

Comediante inigualable, parangonable a Buster Keaton, Jacques Tati, Charles Chaplin o Laurel y Hardy, Groucho nació en Nueva York el 2 de octubre de 1890 con el nombre Julius Henry Marks, y falleció en Los Angeles el 19 de agosto de 1977, a los 86 años, afectado de una neumonía.

Ganador en 1972 de un premio especial del Festival de Cannes y en 1973 de un Oscar Honorario, este hijo de inmigrantes alemanes se hizo famoso como miembro fundamental de los Hermanos Marx, grupo dentro del cual parodiaba a un hombre de la alta sociedad, “decidor -según Georges Sadoul- de chistes de almanaque”, con un frac que le quedaba mal y un puro que nunca terminó de fumar.

Cínico, ingenioso, dueño de un amplio bagaje cultural, Groucho practicaba la verborragia, la ironía, los juegos de palabras y una sinceridad descarnada para socavar los cimientos, desestabilizar y revelar las miserias de una sociedad donde la hipocresía, el egoísmo y los intereses materiales llevaban la delantera.

“Las cartas de Groucho”

“¿A quién va a creerle? ¿A mí o a sus propios ojos?”, “Esos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros” o “He tenido una velada maravillosa, pero no ha sido ésta”, son algunas de las frases que escribió en su libro “Las cartas de Groucho”, en cuyo prólogo el escritor Arthur Sheekman -autor de diálogos en “Héroes de ocasión” o “Sopa de ganso” (Leo McCarey, 1933)- describió los rasgos más salientes de este “divertido insolente”.

“Dicen que Groucho es un personaje cómico porque dice descaradamente, y por supuesto con presteza, lo que nosotros podríamos pensar pero somos demasiado tímidos para decir. Esto no es verdad. Lo que realmente caracteriza a su insolente comicidad no es el descaro sino el ingenio”, escribió Sheekman.

Tanto en el teatro de variedades, donde se iniciaron, como en el cine, Groucho y sus hermanos Leonard (Chico), Arthur (Harpo), Milton (Gummo) y Herbert (Zeppo) poseían un gran poder de improvisación para satirizar sin piedad los puntos más negativos de la sociedad contemporánea, en sus aspectos sociales, económicos y políticos.

Groucho empezó su carrera artística en 1908, a los 18 años, como cantante en una compañía de teatro y luego, bajo la dirección de su madre (Minnie Marks) formó junto a sus hermanos varios

grupos como The Four Nightingales y Six Musical Mascots, antes de aparecer definitivamente en los años ’20 como los Hermanos Marx.

Desde 1912 aparecieron en breves comedias musicales o “Tab Shows”, con una fórmula que buscaba imponer la carcajada a través del caos, y su triunfo más resonante llegó en 1923, al presentarse en Broadway con la comedia musical “I’ll Say She Is”.

“The Cocoanuts”

Seis años después fueron contratados por el productor de cine Walter Wagner y con él adaptaron para la pantalla grande sus espectáculos teatrales “The Cocoanuts”, filmada en 1929 por Joseph

Santley y Robert Florey, y “Los cuatro locos”, dirigida en 1930 por Victor Heerman.

Groucho -que además era un escritor de finísima ironía y sentía una debilidad especial por las mujeres- impuso un formidable sentido de la irrisión verbal, que para el crítico uruguayo Homero Alsina Thevenet “podía introducir el caos en la ópera, en las carreras, en la historia del Oeste, en una intriga policial, con una fecundidad sólo comparable a los mejores ejemplos de la comedia muda clásica”.

“A pesar de los muchos chistes verbales de Groucho, los Marx ratificaron la noción de que la comedia cinematográfica, aún en el período sonoro, debía ser primordialmente visual, desde la vestimenta, los bigotes y las pelucas hasta la loca idea de hacer bajar de un taxi a 25 personas, sin dar explicaciones”, agregó Alsina Thevenet.

Una anécdota que los distingue ocurrió en 1936, cuando trabajaban en la Metro y subieron por azar al ascensor donde viajaba Greta Garbo: como la diva no saludaba, Groucho le levantó el sombrero, la miró de frente y le dijo: “Disculpe, la confundí con un tipo que conocí en Pittsburgh”, pero ella no contestó.

“Un día en las carreras”

Los filmes “Una noche en la Opera” (1935) y “Un día en las carreras” (1937), ambos dirigidos por Sam Wood, señalaron el comienzo de una nueva etapa y el fin del cuarteto, convertido en un trío al retirarse del grupo Zeppo.

Al terminar “The Big Store” (Charles Riesner, 1941), el grupo se separó y recién volvió a reunirse en “Una noche en Casablanca” (Archie Mayo, 1946) y “Locos de atar” (David Miller, 1949), donde una joven Marilyn Monroe tuvo uno de sus primeros papeles, pero la decadencia del trío ya era imparable.

Mucho después, en 1957, trabajarían separadamente en “La historia de la humanidad”, de Irwin Allen, pero luego sólo Groucho continuó en el cine, aunque en forma esporádica, para iniciar paralelamente una fructífera labor en radio y TV, donde trasladó su humor anárquico y surrealista al programa “You Bet Your Life”.

Al final de su carrera Groucho participó en forma solitaria en seis filmes -además coescribió el guión de otro-, entre los que se destacan “El amor vigila” (Richard Haydn, 1950), “En busca de un
hombre” (Frank Tashlin, 1957), y “Skidoo” (Otto Preminger, 1968), su última película.

(Nota de Paulo Pécora, para la agencia de noticias Telam)

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

Tragedia en un set de filmación: Alec Baldwin disparó un arma y mató a la directora de fotografía

Publicado

el

El actor Alec Baldwin mató accidentalmente con una pistola de utilería a la directora de fotografía durante el rodaje de la película western “Rust”, que se estaba filmando en el estado norteamericano de Nuevo México, e hirió también al director del filme, Joel Souza.

Las autoridades estatales confirmaron que el disparo se produjo por accidente, al fallar la pistola de utilería, y que la víctima, de 42 años, identificada como Halyn Hutchins, fue trasladada por los servicios de emergencia al Hospital de la Universidad de Nuevo México donde declararon su muerte, informó la agencia DPA.

Además, en el accidente también resultó herido el director Joel Souza, de 48 años, quien fue internado en el Centro Médico Regional Saint Vicente pero Frances Fisher, una de las actrices de la película, tuiteó en la noche del jueves que ya estaba fuera del hospital.

Actualmente, la investigación está en curso pero, de momento, nadie fue arrestado ni se presentaron cargos. Los detectives estaban entrevistando a testigos y el incidente permanece bajo una investigación “abierta y activa”, según la oficina del alguacil.

“Recibimos la devastadora noticia esta noche de que uno de nuestros miembros, Halyna Hutchins, directora de fotografía de una producción llamada ‘Rust’ en Nuevo México, murió a causa de las lesiones sufridas en el set”, dijo John Lindley, presidente del gremio en un comunicado recogido por el sitio especializado Variety.

“Los detalles no están claros en este momento, pero estamos trabajando para obtener más información y apoyamos una investigación completa sobre este trágico evento. Esta es una pérdida terrible, y lamentamos el fallecimiento de un miembro de la familia de nuestro gremio”, agregó.

Rust Movie Productions LLC, la productora detrás de la película, también emitió un comunicado: “Todo el elenco y el equipo han quedado absolutamente devastados por la tragedia de hoy, y enviamos nuestro más sentido pésame a la familia y seres queridos de Halyna. Hemos detenido la producción de la película por un período de tiempo indeterminado y estamos cooperando plenamente con la investigación del Departamento de Policía de Santa Fe. Brindaremos servicios de asesoramiento a todos los que estén conectados con la película mientras trabajamos para procesar este terrible evento”.

Por su parte, en la cuenta oficial de Twitter del fallecido actor Brandon Lee fue publicado un comentario sobre lo ocurrido: “Nuestros corazones están con la familia de Halyna Hutchins y Joel Souza y con todos aquellos involucrados en el incidente de Rust”.

El mensaje fue publicado por Shannon Lee, hija de Bruce Lee y hermana de Brandon, muerto en 1993 tras haber sido alcanzado accidentalmente por el tiro de otro actor en el set de “The Crow”.

“Nadie -subrayó- debería nunca morir por una pistola en un set de filmación”.

Sigue leyendo

Mundo

Murió Jorge “Gallo” Todeschini, fundador de la murga uruguaya Falta y Resto

Publicado

el

Jorge “Gallo” Todeschini, uno de los fundadores y figura clave de la popular murga uruguaya Falta y Resto, falleció ayer, informó la Daecpu (Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay).

En su rol de cupletero, Todeschini alcanzó relevancia por haber sido parte de la formación que se impuso en el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas en los años 1988 y 1989.

Además, era reconocido por haber aportado una de las voces principales en los temas “Adiós juventud” y “Los futuros murguistas”, de Jaime Ross.

Todeschini fue despedido en las redes sociales con un sentido mensaje por su compañero y socio en la creación de la famosa agrupación Raúl Castro, quien recordó las aventuras compartidas y destacó su solidaridad “abierta, sin medida, sana, valiente, hermosa”.

A principios de este año, Falta y Resto ya había sufrido la pérdida de su histórico director Julio Julián.

Sigue leyendo

Mundo

Michael Caine aclaró que no tiene pensado dejar de actuar

Publicado

el

El reconocido actor británico Michael Caine, de 88 años, decidió salir a aclarar sus dichos sobre su retiro del cine y en un comunicado señaló que “en lo que respecta a mi jubilación, llevo más de 50 años levantándome a las seis de la mañana para hacer películas y no me voy a deshacer de mi despertador”.

El mensaje de Caine buscó despejar las dudas generadas por su propia declaración al podcast Kermode and Mayo’s Film Review, donde sugirió que “Best Sellers”, largometraje dirigido por Lina Roessler que se estrena esta semana en plataformas españolas, podría ser su última película.

“Curiosamente ha resultado ser mi último papel. No he trabajado durante dos años y tengo un problema en la columna que me afecta a las piernas, por lo que no puedo caminar muy bien. Y también escribí un libro, un par de libros, que se publicaron y tuvieron éxito, así que ahora no soy actor, soy escritor. Lo cual es precioso”, dijo en esa entrevista.

Cuando le preguntaron si realmente se retiraría, el ganador del Oscar por “Las reglas de la vida” y “Hannah y sus hermanas” contestó: “Creo que será mi última película, sí. Honestamente no ha habido ofertas desde hace dos años, porque nadie ha hecho ninguna película que quiera hacer. Además, tengo 88 años. No hay muchos guiones con un protagonista de 88 años”, abundó en declaraciones recogidas por Europa Press.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2019-79370965 Edición Nº