“‘Alejo y Valentín’ está marcado por nuestra relación y la forma de divertirnos cuando hacemos música”

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

La música toma forma, como si fuera un juego adquiere el volumen de los sonidos, crece sobre el espacio y muta en el vuelo de cada canción para renacer y expandirse.

Alejo Llanes y Valentín Castro se conocen desde la infancia, los une la pasión por la música en cuyos territorios se detienen a explorar y a vivenciar las múltiples posibilidades del sonido y de las palabras.

Forman la banda mendocina que lleva sus nombres. En los últimos tiempos sus temas lograron atravesar las fronteras de la tierra que los vio nacer y prometen nuevos recorridos.

En diálogo con ContArte Cultura los jóvenes cuyanos cuentan acerca de sus comienzos y comparten sus últimos trabajos y proyectos.

—¿Podrían traer al presente una “imagen” que simbolice el comienzo de su música? ¿Dónde y cuándo sienten que nació este grupo musical que los reúne?
—Hay varias imágenes y varios comienzos (risas). Un momento puntual es la noche que escribimos nuestras primeras canciones. Teníamos 8 años y una guitarra. Hicimos cuatro canciones sin saber ningún acorde. Están filmadas, muy tiernas. Se puede decir que así arranca Alejo y Valentin, jugando.

—Y hablando de esos comienzos, ¿cuál fue la primera banda de la que formaron parte?
—En la escuela primaria formamos parte de una banda con amigas y amigos. Se llamaba Kapikúa y abríamos los shows tocando “Come Together” de Los Beatles.

—¿Qué elementos definen a la música que interpretan?
Alejo y Valentín está marcado por dos elementos fundamentales: la relación entre nosotros más allá de la banda y la forma de divertirnos experimentando cuando hacemos música. Hay un impulso curioso que sigue latente, igual que al principio. Nos renovamos nosotros mismos temporada a temporada.

—¿De qué manera llevan adelante el proceso creativo de sus temas?
—Las canciones nacen primero en esencia y en intención. Si nos atraviesa y nos conmueve, jugamos y profundizamos. Jugamos a profundizar.

—¿En qué lugares dan vida a sus canciones?
—Nuestro laboratorio y pelotero son nuestras habitaciones.

—¿Cómo surge “Peculiares”, su primer álbum, y qué nos pueden contar sobre la música que lo atraviesa?
Peculiares es Alejo y Valentín, ya que nacen prácticamente juntos. Sostenido de nuestras primeras influencias, aprendiendo a disfrutar, a hacer música y un disco. Es la oportunidad de la libertad y la creación de nuestro propio arte. Y también, una corazonada.

—¿Qué puertas se abrieron luego de que resultaran ganadores de la Bienal 2019?
—La bienal fue un proceso que nos atravesó en muchos sentidos. Fue un momento de apertura y aprendizaje total. Viajar seguido a Capital, conocer colegas, hacer amigos y amigas, caminar, hacernos de comer, hacer música fuera de casa, podría decirse que nos fundió. La bienal fue un primer round de alto vuelo con la ciudad de la furia y además nos teletransporta a un megafestival en España. ¡We love bienal!

—¿Cómo viven el movimiento que tienen sus temas en las redes por estos días?
—¡Por suerte hay movimiento!

—Este año, y a pesar de las circunstancias que nos limitan, han producido varios temas. Uno de ellos fue “Jaguares”, ¿de qué manera surgió su letra y música?
—Después de un primer disco, y un año lleno de experiencias, naturalmente nace Jaguares. Es resultado de una búsqueda y una actitud que adoptamos y con la cual encaramos todo lo que viene. Jaguares y todo lo que sigue, es Alejo y Valentín expandiéndose en todos los lugares.

—Lo nuevo, recién salido, es su single doble en el que se puede escuchar “Superstar” y “Para renacer”, ¿cómo llegaron a la composición de estos temas?
—Nos gusta la frescura y la transparencia. Superstar y Para Renacer son un fiel reflejo del momento artístico que estamos atravesando.

—¿Cómo sigue el año de Alejo y Valentín?
—Vamos a lanzar una producción audiovisual que nos tuvo de guionistas, a la vez que nos encontramos produciendo las canciones del segundo disco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*