comprar fildena en espana comprar cenforce contra reembolso kamagra jelly gel comprar mejro sitio donde comprar viagra cialis 20 precio farmacia cialis india generico cialis generico de 20mg comprar cialis milanuncios cialis generico en farmacias similares precio farmacias que vendan cialis generica sin receta en espana cialis y viagra generico comprar precios muy baratos cialis comprar tiempo etrega donde comprar viagra on loine buy fildena 25 mg levitra precio farmacia san pablo cenforce online espana cenforce 100mg precio sandoz generico cialis como comprar cialis em farmacia sin receta comprar kamagra barato se puede comprar cialis generico en farmacias sin receta se necesita receta para comprar cialis comprar cialis generico 80 mg donde comprar viagra en san fernando gran canaria comprar viagra y pagar contra reembolso sildenafilo stada 50 mg precio tadalafilo precio chile cialis quien lo receta viagra femenino farmacias similares precio cialis en 24 horas espana levitra 10 mg precio colombia venta de cenforce 100 como se llama el generico de cialis donde comprar cialis con seguridad en espana levitra generico de 5 gr cialis 5mg 28 comprimidos para uso diario precio espana comprar viagra por internet contrareembolso vardenafilo cinfa 10 mg 8 comprimidos precio comprar cialis generico pago contrareembolso donde comprar cialis sin receta comprar en farmacia pastillas viagra precios de viagra cialis y levitra viagra precio andorra cialis vidalista mejor web compra como comprar viagra o cialis 20 mg
Conéctate con nosotros

Música

Se cumplen 35 años del debut discográfico de Sumo

Publicado

el

Por Hernani Natale (*)

Hace 35 años se editaba “Divididos por la felicidad”, primer disco oficial de Sumo, un novedoso trabajo que presentaba al público local ritmos derivados de la escena postpunk londinense y neoyorkina, desconocidos a nivel masivo por estas tierras hasta entonces; y que además cambiaba la cara del rock argentino, que todavía estaba atravesado por el ánimo festivo de la “primavera democrática”.

El álbum, que paseaba por la new wave, el reggae y el ska, entre otros géneros, contenía clásicos como “La rubia tarada”, “El reggae de paz y amor”, “Mejor no hablar de ciertas cosas”, “DBD” y “Kaya”, entre otras composiciones.

Esta publicación significó la llegada a una mayor cantidad de público para la banda que desde principios de los ’80 se movía por la escena under, liderada por Luca Prodan e integrada por Germán Daffunchio y Ricardo Mollo, en guitarras; Diego Arnedo, en bajo; Alberto Troglio, en batería; y Roberto Pettinato, en saxo.

El trabajo marcó una ruptura en el rock argentino, no sólo a nivel estilístico, sino también por el hecho de contener muchas canciones en inglés; una novedad en un país en donde los precursores del género tuvieron una larga lucha con la industria por imponer composiciones en nuestro idioma, una marca distintiva que lo convirtió en pionero a nivel mundial y era exhibida como un orgullo.

Esto también ocurrió en momentos en que aún estaban abiertas la heridas por la Guerra de Malvinas de 1982, un acontecimiento que llevó a la Junta Militar que gobernaba el país a prohibir la música en inglés, lo que además provocó un atraso mayor al habitual en la llegada de novedades culturales del hemisferio norte.

Si bien el rock argentino de los ’80 ya había incorporado en sus letras el humor y la ironía para mofarse del ‘establishment’, las líricas de Sumo dieron un paso más al presentar estas características desde un lugar que iba más al choque.

La apertura del disco con “La rubia tarada” ya planteaba, incluso desde el título, una diferencia sustancial en comparación con otras propuestas de aquellos años, que matizaban las críticas con una dosis de humor en sus letras.

En lo referente al estilo musical, Sumo presentaba al público argentino un panorama conocido hasta el momento sólo por un reducido grupo de personas que de alguna manera tenía información sobre lo que se escuchaba en los centros musicales a nivel mundial.

Ya el título del disco hacía alusión a Joy Division, una de las bandas más importantes de la escena de Manchester de finales de los ’70, y fuente de inspiración de la formación comandada por el italiano Luca Prodan, quien también mostraba influencias de Ian Dury, Blondie y Elvis Costello, entre otros pocos conocidos hacia 1985 por aquí.

La pieza disco “DBD”; los ritmos jamaiquinos que dominaban canciones como “Regtest”, “Don´t come” y el “Reggae de paz y amor”, con la curiosa participación del grupo folclórico Los Trovadores en coros; o los guiños ska de “Mejor no hablar de ciertas cosas”, un tema con autoría de Carlos “El Indio” Solari, y “Kaya” fueron algunas de las marcas distintivas que iniciaron una nueva era.

Por último, la diferencia también estaba presente en el tratamiento sonoro, que apostaba a un estilo más “oscuro” en relación al carácter prístino que mostraban otros grupos de la época; a partir del trabajo de las guitarras, el groove del bajo, el golpe de batería y el uso del saxo, no en un sentido melódico, sino como un complemento más en el entramado de la base musical.

También resultaba llamativo en este aspecto la manera de cantar de Prodan, menos enfocada en entonar y más concentrada en actuar como un instrumento más, con interjecciones, scats y tarareos.

Grabado en los estudios CBS, “Divididos por la felicidad” anticipó el rumbo que iba a tomar el rock argentino a partir de entonces, sobre todo luego de que la falta de mejoras a nivel económico determinaran el final de la “primavera democrática” y el inicio de un estado de ánimo dominado por la decepción.

(*) Agencia de noticias Telam.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrevistas

Julieta Guerrero: “Me gusta mucho jugar con cosas que se me ocurren y quizás ahí resida el estilo de mi música”

Publicado

el

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

Todo se balancea, se vuelve inestable en los vacíos del viaje. Un murmullo imperceptible asciende desde el fondo, las palabras sumergidas flotan, se unen en la densidad de la espuma, son nubes, cuelgan de las estrellas, son grito en los humores del viento, son olas, como emociones que despiertan de un largo silencio y se vuelven canción en la conciencia.

Julieta Guerrero es cantautora, lleva el arte en su cuerpo, su música surge de la experiencia, de los fragmentos vividos en cada uno de sus viajes, de la vida misma, y es entonces una fusión de indie, folk, rock o blues, que atraviesa las distintas emociones y las refleja.

En diálogo con ContArte Cultura la artista nos invita a navegar en las aguas de sus canciones y presenta ” Vueltas”, su último simple.

—Iniciemos este viaje de palabras con un objeto simbólico. Será un velero, la nave en la que se mecen tu música y tus emociones. ¿Cuál es la primera palabra que aparece en la superficie de ese mar que comenzaste a navegar? ¿Qué imagen percibís reflejada en el agua? ¿Qué nos pueden contar de vos esa palabra y esa imagen que serán el punto de partida de esta charla?
—Muchas gracias por tan linda pregunta para comenzar… el objeto que elijo es el agua, uno de los cuatro elementos con lo que está formado todo lo que conocemos e incluso nos conforma. Esto lo recuerdo porque andamos tan distraídas y distraídos por la vida, que olvidamos que somos parte de una unidad y que la Tierra nos presta un poco de estos cuatro elementos por un tiempo para formar y mantener vitales nuestros cuerpos. Volviendo al agua, cuya presencia durante esta travesía fue infinita, sólo el hecho de observarla fluir en su impermanencia y entender que mi vida dependía de flotar en ese literal océano de incertidumbre, fue transformador. Requirió de un nivel de entrega que jamás había experimentado.

—¿En qué rutas de tu vida creés que despertó tu interés por el arte?
—Mi interés por las artes late desde que tengo uso de razón. Me interesaba experimentarlas todas, desde el arte más concreto hasta el más sutil. Pero fue en uno de mis largos viajes y alejada de todo mi núcleo sociocultural, que asumí mi deseo de ejercer profesionalmente como música, que siempre fue la expresión artística que más me elevó y lo sigue haciendo. Así que acá estamos desde hace varios años, haciéndonos cargo. No podría ser de otra forma una vez que aceptas tus propios deseos.

—¿Dónde nacen la música y las letras de tus canciones?
—Salen de estados emocionales muy particulares. Es una sensación difícil de explicar y cada artista debe tener una diferente. Recuerdo el día y la razón por la cual escribí cada una de mis canciones, y en todos los casos empecé el día confundida, como si estuviera tomada por algo que no se termina de entender pero que es absolutamente presente y esencial, imposible de callarlo. Primero me suele salir la música, que supongo que será resultado de una ensalada de músicas que he escuchado a lo largo de mi vida y de búsquedas autodidactas, y luego la poesía, que viene a explicarme de qué tratan esas emociones que están saliendo en forma de melodía. Hay veces que escribo cosas que aun mi razón no comprende y logro entender después de un tiempo. Es la maravilla de crear, donde nuestro ser más genuino está al frente, por eso siempre es liberador y sabio.

—¿Recordás cuál fue tu primera experiencia en el mundo de la música? ¿Cómo siguió ese viaje entre notas y palabras?
—Mi primera experiencia con la música fue cuando apenas tenía 3 años, que mi abuelo me mostró todos sus instrumentos (él era músico profesional multiinstrumentista) y me quedé fascinada con el violín. Desde ese momento, mi interés por la música se me hizo normal, aunque tuve idas y venidas. Pero la primera vez que toqué con este proyecto solista mis canciones en público, fue en 2013, gracias a una maestraza mía que me insistió para darme el espacio y que lo haga. Desde ahí no hubo vuelta atrás. Hay algo muy honesto de mi parte que comenzó a rodar con mucha fuerza y agradezco a la vida dejarme atravesar por esa fuerza.

—¿Creés que tu estilo musical surge de la fusión de tus vivencias a lo largo de tus viajes por distintas culturas?
—Puede ser. Creo que el estilo es el resultado de muchas cosas, experiencias, intereses, etc., pero sin dudas haber tocado mis canciones con músicos y músicas de tan diferentes culturas, abrió mi percepción, mi oído, mi mente, y me generó muchas inquietudes que fueron motor para empezar a experimentar con otras cosas. Me gusta mucho jugar con cosas que se me ocurren y quizás ahí resida el estilo de mi música.

—¿De qué manera llegaste a “Puertas”, tu primer disco grabado en vivo?
Puertas es un disco que amo porque fue grabado a puro corazón en pocos días e improvisadamente. Yo había vuelto a la Argentina después de mi primera gira europea, donde me había ido sin planes a hacer música allá. Me había ido muy bien y sabía que volvería a hacer una gira más organizada al año siguiente. Uno de los músicos con quienes había estado tocando allá, multiinstrumentista, quiso venirse a conocer Argentina y le propuse grabar un disco con las canciones que habíamos estado tocando en la gira. Se recopó y junto a mi hermano, también músico, pusimos “play” y grabamos nomás. Así fue como en la segunda gira ya tenía un disco para mostrar y ¡muchas “Puertas” que abrir!

—¿Qué nos podés contar de tus temas “Raíz” y “Amuleto”, surgidos durante 2020?
Raiz y Amuletos forman parte del EP que saldrá a mitad de este 2021. Ambas canciones están relacionadas con el espíritu aventurero que me identifica, pero Raíz es un tema premonitorio, que habla de la necesidad de sanar la raíz luego de expandir. Y digo premonitorio porque lo escribí una semana antes de sufrir un accidente donde me rompí feo la pierna, estuve meses sin poder caminar, y efectivamente fue una oportunidad para habitar la quietud y sanar de fondo. Amuletos fue escrita durante un viaje en la mágica provincia de Catamarca, y habla de las recompensas eternas que se obtienen al animarnos a batallar espiritualmente para llevar luz a las profundidades.


—”Vueltas”, tu nuevo simple, surge justamente de la experiencia de un viaje, ¿qué es lo que define a la música y la letra de esta canción nacida entre olas y astros?
—Yo digo que la melodía de Vueltas es la danza de los astros que me acunaron durante toda la travesía. En el cielo encontraba la quietud que necesitaba dentro mío para permanecer en el tránsito vertiginoso con calma y aceptación. Y la letra muestra una cierta nostalgia que tiene que ver con la vuelta de un viajero o una viajera a su hogar, donde sabe que, tras la expansión que absorbió en un viaje transformador, nada volverá a ser como era antes. Se precisa coraje, valentía y actitud para reinventarse, y eso es inminente en el retorno de un viaje. 

—Contanos acerca de tu ciclo “Lunáticas”, en el que compartís tus vivencias y el escenario con otras cantautoras reconocidas.
Lunáticas es un ciclo mensual hermoso que estamos haciendo en el bello patio de El Quetzal (Guatemala 4516, CABA) que consta de invitar a una cantautora por fecha a compartir escenario conmigo, donde suceden varias interacciones y sorpresas. Es un ciclo de entrada libre, producido por mujeres y de mujeres, aunque obviamente son bienvenidos todos y todas, y su nombre hace alusión a mujeres empoderadas, conectadas con la sabiduría cósmica, sus ciclos, y la intuición que nos caracteriza, hecha música. No se lo pierdan porque vienen artistas increíbles y no para de crecer. De hecho, tenemos muchas sorpresas que iremos anunciando en torno al ciclo y que se pueden chequear en mi Instagram y acceder a la playlist del ciclo o a los podcast de las entrevistas, desde mi Spotify.

—¿Qué es lo que se viene para este 2021? ¿Cuál es el deseo que te gustaría soltar en nuestro velero del comienzo?
—Se viene mi primer EP, hacia mitad de año, como les comenté más arriba. Esperamos también poder salir a tocar con la banda y poder expandir el Ciclo Lunáticas hacia otros territorios. Mi deseo es que sigamos creando en las circunstancias que sean, con fuerza y corazón.

Sigue leyendo

Música

Bernardo Baraj presenta “Tu alegre corazón”, su último álbum

Publicado

el

El sábado 10 de abril, en el espacio Borges 1975 de la ciudad de Buenos Aires, Bernardo Baraj presentará su disco “Tu alegre corazón”, trabajo con el que se encuentra nominado a los Premios Gardel 2020 como Mejor Álbum Artista de Tango.

Además, en el show que tendrá lugar a las 20.30 en Jorge Luis Borges 1975, el músico presentará dos nuevas canciones compuestas durante la cuarentena: “Linda” y “Requiem Reo”.

Baraj (voz, piano, saxos, flauta y baile) estará acompañado por Juan Martínez (guitarra), Felipe Traine (guitarrón) y Inés Cometto (baile).

Los interesados pueden adquirir sus entradas ($800) en Passline, teniendo en cuenta que la capacidad del lugar será limitada respetando los protocolos sanitarios.

Acerca de “Tu alegre corazón”

En su nueva condición de cantante y pianista de tango, Bernardo Baraj (reconocido saxofonista y flautista) presenta temas de su nuevo trabajo con composiciones propias y clásicos del género, acompañado por Juan Martínez en guitarra y Felipe Traine en guitarrón.

Este nuevo espacio expresivo de Bernardo Baraj ya pudimos disfrutarlo en su primer CD TAL PARA CUAL nominado a los premios Gardel 2016 y ahora estará presentando su nuevo trabajo TU ALEGRE CORAZÓN. El mismo es una mixtura de composiciones propias y clásicos del género tales como Barrio de Tango, Marionetas, Fruta Amarga, más un homenaje al gran Leonardo Favio con una original versión de Muchacha de Abril, entre otros. En su último disco han participado Franco Luciani en armónica y Lito Vitale en piano.

Sigue leyendo

Música

Antonio Vergara, postulado a los Gardel como músico y productor

Publicado

el

El artista, músico y productor musical Antonio Vergara fue postulado a los Premios Gardel con su disco “IV” en las categorías álbum del año, mejor álbum artista de rock, ingeniería de grabación, mejor diseño de portada con la obra del artista plástico Semilla Bucciarelli, productor del año, grabación del año y mejor videoclip corto.

También fue postulado por sus trabajos realizados como productor junto a Jorge Durietz, miembro del emblemático duo Pedro y Pablo.

Esas obras discográficas son: “Cuarendombe”, “Encuentro inesperado” y “Semillas de ilusión” en las categorías canción del año, mejor colaboración, grabación del año y mejor videoclip corto.

Acerca de “IV”

El disco fue producido, compuesto, ejecutado, mezclado y masterizado por Antonio Vergara. En este material discográfico se escucha un trabajo bien logrado, con una altísima calidad musical de interpretación que fusiona de una manera interesante géneros como el rock y el blues. Guitarras fuertes, riffs trepidantes con solos auténticamente inéditos.

Un trabajo que tiene una tremenda identidad sonora, acompañado de grandes referentes del rock argentino: Ciro Fogliatta en pianos, Jorge Durietz en guitarras criollas y la portada majestuosa de la obra “Nos observan” del artista plástico ex bajista de Los Redonditos de Ricota, Semilla Bucciarelli.

Sobre los Premios Gardel

Los Premios Gardel distinguen lo mejor de la música argentina, reconociendo el talento de los artistas en diversos géneros y categorías. Son considerados los galardones más importantes que se puedan conceder en el país como reconocimiento a la excelencia y calidad de un profesional en el área de la música.

Estos se realizan desde hace más de 20 años culminando con la entrega del Gardel de Oro, reconocimiento que recibieron artistas de la talla de Sandro, Luis Alberto Spinetta, Mercedes Sosa, León Gieco, Charly García, Gustavo Cerati y Divididos, entre otros.

El jurado está integrado por profesionales de la música, del periodismo, comunicadores, productores de espectáculos, ingenieros de sonido y personalidades vinculadas al arte musical.

Los Premios Gardel están organizados por CAPIF (Cámara Argentina de productores de Fonogramas y Videogramas) quien es la encargada de otorgar estos reconocimientos en una gala con alfombra roja donde desfilan las figuras del mundo del espectáculo.

(Fuente: Ánima | Prensa)

Sigue leyendo