Isol nos cuenta ‘Bestiario doméstico’: “El arte te habla personalmente si sos curioso y abierto en esa relación”

Por Andrea Viveca Sanz

La Biblioteca del Congreso es sede por estos días de una muestra gráfica en la que las ilustraciones de la escritora y artista plástica, Isol Misenta, logran dialogar con cada uno de los visitantes, quienes a partir de sus propias preguntas e inquietudes pueden encontrar diversas respuestas. Las imágenes se convierten entonces en palabras que quedan suspendidas en el aire y establecen un vínculo con los espectadores curiosos.

Con un estilo en el que las líneas son protagonistas, los personajes de Isol toman vida y se mezclan en los juegos que se proponen como parte de la muestra.

El “Bestiario doméstico” que reúne gran parte de la obra de la autora está acompañado por la muestra “Novela gráfica”, que se puede visitar en el entrepiso de la Biblioteca.

En diálogo con ContArte Cultura, la escritora e ilustradora recorre los rincones de su “Bestiario” e invita a escucharla en otra de sus artes, la música, ya que el 20 de julio cantará en vivo canciones del “Discomic” de la banda SIMA de la que forma parte junto a su hermano y otros músicos.

—¿Cómo llegó la propuesta de reunir a todas tus obras en esta muestra gráfica llamada “Bestiario doméstico” y por qué elegiste denominarla así?
—Desde la Biblioteca me contactaron el año pasado con la propuesta, mientras se realizaba la expo de Istvansch, y al ver lo linda que le había quedado a él, me animé. La verdad que es un espacio enorme y en principio me pareció un desafío grande. Justamente por su extensión, pusimos muchas cosas variadas y de allí el título, ya que refiere a una compilación de personajes, un bestiario personal compuesto por las criaturas que aparecen en mis libros.

—¿De qué manera se logró cambiar la estética de los libros para adaptarlos a la muestra?
—En realidad, lo que para mí es importante es no perder la idea narrativa de mi trabajo, entonces me parece clave poner algunos de los textos y los contextos en los cuales aparecen los dibujos. Porque una muestra de ilustración no es lo mismo que una muestra de arte plástico. Las ilustraciones tienen su fuerza en relación con un relato secuencial. También sucede que algunas veces no hay un original terminado de manera analógica, sino bocetos y dibujos previos que llegan a un arte final al pasar por procesos digitales. Entonces muestro algunos de esos estadios previos a la ilustración final, que en los libros no se muestran. También hay elementos tridimensionales en relación a las ideas de los libros, juegos, etc.

—¿Qué pueden encontrar los visitantes en los distintos rincones del “Bestiario”?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Isol1.jpg

—Hay diferentes zonas, ya que el espacio es enorme y variado. En el hall se pueden ver animaciones basadas en mis libros, ejemplares de mis libros en otros idiomas (a veces con cambios de portadas, etc), también una casita misteriosa y oscura donde se entra con una lucecita (linternas o celular) para disfrutar los dibujos del libro Nocturno, cargándolos con la luz. Basándonos en la idea de Bestiario, hicimos un dominó gigante en madera con algunos de mis personajes y sus nombres “científicos”. Tenemos una pintura en acrílico que hice in situ, basada en Piñatas, ya que invitamos a las escuelas a traer su propia piñata para ser colgada en el espacio de lectura. En este lugar se puede uno sentar a leer algunos de los libros. También hay una pared con imanes para armar personajes inventados, y un grupo de obras bajo el concepto “pequeños monstruos”, donde están originales de Petit y Secreto de Familia, El globo y Piñatas, con espejos deformantes que juegan con esta idea de cómo me veo y cómo me ven, algo que está en varios de mis libros. También podés poner tu cara en un cartel y sacarte una foto “disfrazado” de Petit. En el espacio que baja hacia el subsuelo, hay exposición de casi todos mis libros con originales, bocetos e impresiones. entre ellos, un inédito como Mariposa del Aire, sobre poemas de García Lorca (a publicarse este año). También exponemos mis materiales de trabajo y libros extraños en una vitrina, una cabeza de príncipe de la colección de La Bella Griselda, y se pueden leer todos mis libros al lado de los originales, para comparar cómo cambian al convertirse en libro y verlos en el contexto de la historia.

—Las palabras y las imágenes dialogan en cada una de tus obras, ¿crees que este diálogo se hace todavía más visible en esta exposición en la que es posible jugar con cada uno de tus personajes?
—Esa fue una de las ideas que está llevada al extremo en la sección “Vidente Natural”, una especie de oráculo que propongo a partir de imágenes y frases numeradas. Siento que el espectador construye mucho alrededor de lo que uno muestra, el cerebro asocia constantemente desde las propias inquietudes y preguntas. Este juego que propongo es la prueba, ¡porque funciona bastante! La polisemia de las imágenes es maravillosa, el arte te habla personalmente si sos curioso y abierto en esa relación.

—Al contemplar la totalidad de tu obra, ¿qué rasgos de tu arte descubriste como un sello propio que no ha cambiado con el tiempo?
—Bueno, hay algo de la expresividad de las miradas que trato siempre de buscar, que se vea qué les pasa interiormente a los personajes a través de su expresión. Y gráficamente mantengo el uso de la línea como vehículo expresivo en primer plano, salvo en oportunidades muy puntuales como El cuento de Navidad Auggie Wren de Paul Auster (en el que usé fotografías) o Tic Tac (en el que las imágenes se definen por zonas de color) en el que las líneas no están tan al frente. Trabajo con una puesta de color que no está definida por las líneas de borde, algo que es muy curioso para los niños, y celebrado. Después, hay una paleta general que parece definirme, en la cual no entran los colores fríos, hasta el azul lo suelo cortar con un poco de amarillo. Me gusta contrastar el negro y algún color vivo con colores tierras, como se puede ver en Imposible, aunque a veces esto puede ser un riesgo para la impresión, por ser tonos apagados.

—El 20 de julio se presenta en el mismo espacio la muestra “Novela Gráfica”, contanos de qué manera van a unirse la música y las artes visuales ese día y quiénes formarán parte de ese tejido de lenguajes artísticos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Novela-gráfica.jpg

—”Novela Gráfica” se está presentando desde la inauguración de la  muestra, en el entrepiso de la Biblioteca, arriba de “Bestiario Doméstico”, y está presentada por Espacio Moebius, una editorial de cómics y rarezas que produjo junto a nosotros y el sello Noseso Records el objeto que llamamos discómic: un disco de la banda SIMA (que armé con mi hermano Zypce en 2008, junto a los músicos Nicolás Cecinini y Pablo Chimenti) con canciones compuestas entre Zypce y yo, e ilustradas en forma de cómic por grandes dibujantes como Power Paola, Paloma Valdivia, Johanna Wilhelm, Gabriel Pacheco, Lucas Nine, Decur, Mariana Chiesa, Anne Herbauts, Malota y yo misma. La gráfica de portadas e interiores tiene imágenes de la obra de Liliana Porter El hombre con el hacha, y el diseño maravilloso lo hizo Laura Varsky. Fue un sueño de laburo, y reúne todas las cosas que me apasionan: ilustración, canciones, textos, instalación. En vivo lo presentamos en 2014 en el ND Ateneo y lo hicimos hasta 2015, que fue cuando la banda se tomó un break (que aún dura) por los diferentes apetitos solistas de cada uno. La cuestión es que el 20 de julio a las 18 voy a cantar algunas de esas canciones con el músico Nicolás Cecinini (ex SIMA), con el guitarrista Julián Horita y el percusionista Pol Neiman. También cantaré otras canciones del primer disco de SIMA, y tenemos un guitarrista clásico de lujo, Alejo de los Reyes, como invitado para tocar unas cancioncillas de Lorca, en relación con el libro que está exhibido en la muestra. En el show también participará la artista Virginia Abrigo, de Santa Fe, con ilustraciones en tiempo real en retroproyector. Y también proyectaremos los dibujos de Novela Gráfica. No es música pensada para niños, realmente, pero puede ir todo el que quiera escuchar y dejarse llevar por este otro tipo de expresión mía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*