Valeria Sánchez: “Aunque consideres que llegaste de casualidad al arte, no es casual que el arte llegue a vos”

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

Todo comienza en un punto, la huella del lápiz avanza sobre un camino de papel, se alarga buscando la dirección oportuna, crece como una línea recta, se tuerce en curvas que son círculos, en círculos que son miradas, en ojos que miran un punto lejano, la huella del principio, el lápiz sobre el papel y las manos que sostienen el lápiz, como una huella en cada mirada.

Valeria Sánchez es profesora de Artes Visuales e ilustradora, sus creaciones tienen un sello: unos enormes ojos que hablan, que determinan las emociones de cada uno de sus personajes.

ContArte Cultura charló con ella para llegar a sus mundos dibujados y compartirlos con nuestros lectores.

—Comencemos esta charla trazando una línea que nos conecte, una especie de huella sobre el aire de la imaginación para soltar las palabras, ¿cómo percibís esa línea? ¿Qué dice de vos?
—Un lápiz de grafito traza una línea sinuosa sobre el aire, a veces se torna más gruesa y otras veces más fina y se va desplazando formando ondulaciones más grandes o más pequeñas, se pueden distinguir algunas formas circulares en su despliegue. Y se va acercando hasta llegar al corazón, se une a los latidos. Esa línea conecta con las instancias de juego, exploración y emoción que provoca cada dibujo.

—¿Qué cosas creés que influyeron en tu vocación por el arte?
—Una de las cosas que influyó en mi vocación, sin dudas, es que desde pequeña fui incentivada y apoyada por mi familia. Y de grande, continúa ese apoyo incondicional. Otra de las influencias fue cuando comencé los estudios formales de arte (Profesorado en Artes Visuales). Ingresé a un mundo en donde sentía que debía estar y ahí comprendí que debía quedarme, ya no había dudas. Otra de las cosas importantes fue la amistad que formé con ella, siempre me acompaña, y de su mano encontré donde canalizar mis emociones, ojalá todos y todas puedan experimentar las posibilidades de transformación que te da. Aunque consideres que llegaste de casualidad al arte, no es casual que el arte llegue a vos, cambia tu forma de mirar. 

—Elegí cuatro materiales con los que te sientas identificada para trabajar.
—Esos cuatro materiales son: lápiz grafito, lápices de colores, tintas (marcadores o microfibras) y hojas texturadas.

—¿Cuál es la técnica con la que te sentís más cómoda para crear?
—La pintura con lápiz de color (policromo), porque me permite mezclar los colores de una manera mágica. Me gusta el trazo y la huella que deja sobre una hoja de papel con textura, me fascina el sonido que escucho cuando se desliza por ella. Aunque mi técnica es totalmente analógica, interviene obviamente en ciertas instancias lo digital, cuando escaneo la ilustración, recorto, retoco el color, agrego detalles, por ejemplo.

—Nombranos cinco objetos que formen parte de tu espacio creativo y que sean indispensables para que la magia suceda.
—Mi caja de lápices, hojas de diferentes tamaños, un aromatizante de ambientes (si puede ser de limón mejor), buena iluminación del espacio. Y por último música, que puedo escuchar  en la compu o el celular y puede ser soul, clásicos de los ‘80, o mi radio favorita. 

—¿De qué manera se manifiestan tus personajes? ¿Cómo lográs darles vida con tus trazos?
—Se manifiestan en un gesto, un recuerdo, un texto, un poema, y luego en la hoja, a través de diferentes formas que voy uniendo, que generalmente son circulares o redondeadas. Voy buscando la postura del cuerpo y la actitud que representa, la emoción a transmitir. Realizo varios bosquejos buscando y puliendo hasta llegar al boceto final. Me gusta jugar con la desproporción entre el cuerpo y la cabeza, sea para crear un animal o no, me divierte mucho.

—Y hablando de ellos, ¿hay en tus personajes una ampliación de las miradas, ojos que revelan emociones? ¿Cómo surgió en vos la idea de otorgarles esa especie de marca que los caracteriza?
—Creo que los ojos son importantes a destacar en los personajes, siempre lo elegí así porque pienso que a través de ellos se puede ver el interior de cada uno, hacia dónde apunta la mirada, qué te imaginás que ve, qué está pensando o qué siente o qué está recordando. Como decía, también me gusta jugar con la desproporción, ese es otro motivo, por eso ocupan gran parte de su rostro, eso me permite darle un cierto aire de ternura especial.  

—Contanos acerca de los productos ilustrados que ofreces en tu tienda.
—Es un proyecto que nació hace muy poco tiempo, con la idea de aplicar mis ilustraciones a objetos. Así ofrecer un producto ilustrado único y original con sello propio, hasta atesorable o coleccionable. En primera instancia elegí libretas y cuadernos, en los cuales se puede bocetar, escribir apuntes, usarlo como diario, o como desees. Por el momento los comencé a comercializar por mi cuenta.

—¿Qué es lo que se viene para este 2021?
—Aunque es un año complejo en muchos aspectos, decido apostar a continuar desarrollando y ampliando proyectos propios, y también independientes con otros autores. 

—Ahora vamos a ir enrollando nuestra línea del comienzo hasta convertirla en un punto. Allí te invitamos a dejar un deseo, como otro principio aunque nuestra charla llegue a su fin.
—Mi deseo es que todos y todas puedan desarrollarse en lo que realmente eligen y amen hacer, y proyectar toda la energía basados en eso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*