Conéctate con nosotros

Literatura

Diez años sin el “Negro” Fontanarrosa

Publicado

el

Por Miguel Pisano (*)

Parece que fue hace mucho menos, pero ya pasó una década desde que los rosarinos en general y los más cercanos en particular sufrimos la partida del humorista, escritor y dibujante Roberto Fontanarrosa, el mayor exponente de la cultura de la ciudad de Rosario en la segunda mitad del siglo pasado. Fue el 19 de julio de 2007 y su recuerdo siempre estará ligado al fútbol.

“Yo soy un dibujante correcto”, se definía el “Negro” con esa típica humildad de barrio, casi como a los jugadores cuando les preguntan sus características, pero en realidad era sincero porque él era mucho más que un humorista que escribía y dibujaba. Un creador capaz de generar y recrear los personajes, la situaciones y los climas de época que vivía o le hubiera gustado vivir, más que un típico dibujante e historietista.

“Yo voy a jugar hasta que la rodilla se rompa”, recuerdo que confió a sus jóvenes 45 años en la primera entrevista para la vieja revista “El Gráfico“, que compartimos en su estudio del barrio de Alberdi en setiembre de 1988, sobre ese loco berretín por el fútbol, que lo llevaba a jugar en su equipo de amigos y conocidos hasta en las bravas canchas de la Liga Baigorriense.

Tipo rutinario como muchos, el “Negro” odiaba madrugar y recordaba que su primera esposa, Liliana, solamente lo había llamado dos veces antes de las 9 de la mañana: “Cuando recuperamos las Malvinas y cuando Maradona vino a Ñubel”, confió en otra entrevista compartida en La Capital de Rosario.

Claro, después Diego apenas jugó cuatro partidos con la camiseta rojinegra en los que ni siquiera pudo convertir un gol y se fue a los cuatro meses, antes de un amistoso contra Vasco da Gama en Mar del Plata. Fue en medio de uno de sus escándalos, que el “Negro” definió con maestría: “Es como si tu vecino más odiado se compra un Rolls Royce y no lo puede sacar de la cochera”.

Hincha “canalla” típico, Fontanarrosa explicó en la presentación de un libro sobre fútbol en el club Sunderland por qué a las mujeres y a los chicos es mejor no llevarlos a la cancha: “Seguro que te piden ir al baño cuando tenemos un córner a favor”, decía con la seriedad del humorista.

Y remató con una vivencia propia: “Habíamos perdido con Vélez sobre la hora, en un partido con barro, que nos quedamos sin piernas, con un gol desde afuera del área del uruguayo Julio César Giménez. Volvíamos todos hechos mierda en el Citroen verde, cuando mi mujer, Liliana, tiró una reflexión típica de una mujer en la cancha: ‘Esta bien que estos de Vélez nos hayan ganado sobre la hora porque nos quedamos sin piernas, pero de ahí a gritarnos ‘Efortil, Efortil’, me pareció totalmente desubicado’. Entonces no aguanté más, la miré y le dije: No, Lili, lo que gritaban era ‘El Fortín, el Fortín'”.

Nacido en el viejo edificio Dominicis, de Corrientes y Catamarca, en pleno centro rosarino, Fontanarrosa tenía una visión muy particular de su padre, el “Berto” Fontanarrosa, un aguerrido jugador del Club Huracán, de la calle Paraguay, y luego árbitro de básquet, que una vez tuvo que correr de una de las bravas canchas de la Liga Rosarina. “Mi viejo era un tipo muy deportista y un amante del básquet, pero yo jamás conseguí meter un doble. Y eso que jugué en la época en la que al básquet podían jugar los petisos y que cuando metían un doble sacaban del medio”, se reía de sí mismo.

“Mi viejo, como buen tipo del deporte, era muy puteador, en una época en la que eso no era tan frecuente y, además, era muy mal visto. Me acuerdo siempre de mis primos, que cuando venían a casa decían ‘Vamos a jugar al tío Berto’. Entonces se encerraban en una pieza y se ponían a putear”, recordaba el “Negro” en una mesa del Bar La Sede, en la época en que se había exiliado de El Cairo.

El “Negro” terminaba de presentar uno de sus libros sobre fútbol en el viejo Sunderland, cercano al puerto de Rosario, cuando pidió un aplauso para el padre de su amigo y vecino que lo había llevado por primera vez a la cancha de Rosario Central. Un viejito adorable sentado en la última mesa, en el mejor y emotivo cierre de una velada pletórica de nostalgia, empanadas y vino tinto.

“Ahora tengo un auto, antes tenía un Citroen”, se gastaba el “Negro” a sí mismo. Anfitrión de Joan Manuel Serrat, al que recibía en memorables asados con sus amigos de La Mesa de los Galanes de El Cairo, en su casa de Alberdi se reía solo de la anécdota del día que una nube de cronistas montaba guardia en la puerta, a la espera de la salida del “Nano” Serrat, contada por el Chueco Fernández, un amigo del fútbol del Club Universitario.

“Me acuerdo que abrieron el portón de la cochera y salió un Mercedes Benz azul impresionante, con los vidrios polarizados, y todos los periodistas, fotógrafos y camarógrafos salieron corriendo como locos atrás del auto del cantautor catalán. Y al ratito abrieron de nuevo el portón y salieron el Negro y el Nano en el Citroen verde de Fontanarrosa, cagándose de risa”.

(*) Corresponsal de la agencia de noticias Telam.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Literatura

“Aguas turbias”, de Florencia Ghio – El Emporio Libros

Publicado

el

“Tengo la gran alegría de anunciar que, finalmente, luego de librar muchas batallas, y de encontrar infinidad de piedras en el camino que decidí juntar y armar un castillo, en el día de hoy, esta preciosura, ingresará a la imprenta de la mano de @elemporiolibros”, dijo la escritora Florencia Ghio al anunciar su nueva novela “Aguas turbias”, que se presenta en este 2024.

La obra tiene fecha de presentación el 8 de mayo a las 18.30, en un evento moderado por el escritor Luis Mey, en el Museo del Libro y de la Lengua, de Avenida Gral. Las Heras al 2555 de CABA.

Previamente, la escritora se presentará en la Sala Sarmiento de la 48ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, el 29 de abril a las 16, en una charla junto a sus colegas Luisa M. Ahumada, Analía Bonifay, Marisol Soppe y Nelson Spechia.

Sinopsis de la obra

Aleida San Martín, una abogada con fuertes ideales, se sentirá atraída por el procedimiento judicial que padece Cristian García Robledo quien, reclamando justicia en un subte de
Buenos Aires, asegura ser el chivo expiatorio del crimen de la bioquímica que apareció muerta diez años atrás de un golpe en la cabeza.
¿Podrá la doctora San Martín, ludopata y con problemas anímicos, tener el coraje de renunciar a su puesto en tribunales para asumir la defensa del “chico de la máscara”‘ ¿Se podrá resolver este siniestro crimen?
Crudeza, misterio, intriga, amor y valentía convierten esta historia en una obra magistral y atrapante.

Sobre la autora

Florencia Laura Ghio nació en Buenos Aires y se recibió de abogada en el año 1996 y realizó postgrados en Derecho Penal y Violencia Familiar. Trabaja desde hace 23 años en el Poder Judicial de la Nación, siempre en el fuero penal, desempeñándose actualmente como secretaria en un Tribunal Oral en lo Criminal Federal.

Ejerció la docencia en numerosas universidades en cátedras de Derecho Penal, Criminología y Filosofía del Derecho.

Ha publicado artículos de doctrina jurídica y tiene una extensa formación en literatura.

En 2016 publicó la novela “El Ciudadano” y en 2017 el libro “Amor Ciego y Otros Cuentos”, que recibieron elogiosas críticas de los lectores, medios periodísticos y espacios especializados en literatura.

Conocé algo más de Florencia Ghio en:

Sigue leyendo

Literatura

Salman Rushdie contó cómo lo afecta diariamente la pérdida de su ojo derecho

Publicado

el

El escritor Salman Rushdie relató con escalofriantes detalles lo que recuerda del ataque que sufrió hace dos años, cuando fue apuñalado en un escenario durante una conferencia en Nueva York. El ganador del Premio Booker señaló que su ojo quedó colgando de la cara “como un huevo pasado por agua”, y que perderlo “le afecta todos los días”.

En diálogo con la BBC, Rushdie reveló que pensó que se moría, pero “afortunadamente, me equivoqué”. El laureado escritor aseguró que está utilizando su nuevo libro, “Cuchillo: meditaciones después de un intento de asesinato”, como una forma de luchar contra lo sucedido.

El ataque tuvo lugar en una institución educativa del estado de Nueva York en agosto de 2022, mientras el autor británico-estadounidense de origen indio se preparaba para dar una conferencia.

Rushdie recordó cómo el agresor subió “corriendo escaleras arriba” y lo apuñaló 12 veces en el cuello y el abdomen, en un ataque que duró 27 segundos. “No podría haber luchado contra él. No podría haber huido de él”, aseguró el escritor.

El escritor relató cómo cayó entonces al suelo, donde quedó tendido con “una cantidad espectacular de sangre” a su alrededor. Luego fue llevado en helicóptero a un hospital, donde pasó seis semanas recuperándose.

Nacido en India, el autor británico-estadounidense, de 76 años, es uno de los escritores más influyentes de la literatura contemporánea. El ataque que sufrió fue noticia en todo el mundo.

Rushdie pasó varios años escondido después de la publicación en 1988 de su obra “Los versos satánicos”, por la que recibió amenazas de muerte por parte del régimen iraní.

El autor admitió que había pensado que algún día alguien podría “saltar desde el público. Claramente hubiera sido absurdo que no se me pasara por la cabeza”. Sin embargo, dos días antes de su evento, Rushdie tuvo una “pesadilla” sobre el ataque, y no quería ir.

“Luego pensé: bueno, es un sueño. Y, además, me pagan bastante bien. Todo el mundo ha comprado boletos. Debería ir”.

Consecuencias del atentado

El ataque dañó el hígado y las manos del escritor, y cortó los nervios de su ojo derecho. El ojo parecía “muy distendido, hinchado”, recordó. “Estaba como colgando de mi cara, apoyado en mi mejilla, como un huevo pasado por agua. Y ciego”.

Rushdie aseguró que perder un ojo le “afecta todos los días”. Ahora tiene que tener más cuidado al bajar escaleras, cruzar una calle o incluso al verter agua en un vaso. Pero se considera afortunado de haber evitado el daño cerebral. “Esto hace que todavía pueda ser yo mismo”.

El moderador del evento en el que Rushdie fue apuñalado confesó a la BBC que deseaba haber podido hacer más para evitar el ataque. “Uno siente que, si hubiera actuado rápidamente, mucho de esto podría haberse evitado”, aseguró Henry Reese.

Pero la gratitud del autor hacia las personas que lo ayudaron ese día, incluido Reese, así como hacia los médicos que lo atendieron, queda clara desde la primera página de “Cuchillo”. El libro está dedicado, básicamente, a “los hombres y mujeres que salvaron mi vida”.

En “Cuchillo”, además, el escritor mantiene una conversación imaginaria con su atacante, Hadi Matar, quien está preso a la espera del juicio.

Autor de Los versos satánicos

Salman Rushdie saltó a la fama con “Hijos de la medianoche” en 1981, que vendió más de un millón de copias sólo en Reino Unido.

Pero su cuarto libro, “Los versos satánicos” (1988), inspirado en la vida del profeta islámico Mahoma, fue considerado blasfemo y fue prohibido en varios países de mayoría musulmana por sus referencias a la religión.

El entonces líder de Irán, el ayatolá Ruhollah Jomeini, emitió una fatwa (o decreto religioso) en 1989, pidiendo el asesinato de Rushdie y ofreció una recompensa de US$3 millones por su cabeza. Esa fatwa nunca ha sido rescindida.

Rushdie se vio entonces obligado a esconderse durante casi una década, y necesitó la protección de un guardaespaldas armado debido a la cantidad de amenazas de muerte que recibió.

(Fuente: Agencia Noticias Argentinas)

Sigue leyendo

Literatura

Tienen 9 y 12 años y presentarán sus primeros libros en la Feria del Libro

Publicado

el

La próxima edición de la tradicional Feria del Libro tendrá como dato destacado que dos de las escritoras que presentarán sus libros serán niñas de 9 y 12, que a temprana edad ya han incursionado en el mundo editorial como autoras.

Francisca Girona

Se trata de Francisca Girola y Bianca Argüello, quienes darán a conocer sus primeras obras publicadas: “Pink y sus amigos” y “Naná”, respectivamente.

El libro de Girola habla sobre la amistad y la niña también tradujo el texto al inglés, con ayuda de su profesora: la pequeña autora hizo las ilustraciones que integran la obra.

Por su parte, el cuento de Bianca Argüello cuenta con dibujos de Carla Paludetto y habla sobre una nena que dejó su país para venir a vivir a la Argentina: mientras todas sus amigas creen que extraña su corona y sus vestidos, Naná confiesa que lo que más le gustaría tener de vuelta es a su abuelo.

Blanca Argüello

Ambas autoras estarán presentes en el stand de Bianca Ediciones en la Feria del Libro, que se realizará del 25 de abril al 13 de mayo de 2024: allí firmarán ejemplares de sus libros.

La editorial, dirigida por Fernanda Argüello, se destaca por sus libros atravesados por la diversidad, por el humanismo, por el enfoque centrado en la persona, además de que incorpora herramientas de accesibilidad, como tipografía amigable para personas con dislexia, macrotipo para facilitar la lectura a personas con disminución visual, adecuaciones para personas dentro del espectro autista o con diferentes síndromes o discapacidades.

(Fuente: Agencia Noticias Argentinas)

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº