María Laura Gambero: “Si el personaje no está bien construido, se nota, hace ruido y la historia no fluye”

Por Andrea Viveca Sanz

Las historias que la vida le presenta se adhieren a sus pies y ella se atreve a caminarlas con sus palabras. Llevada por la curiosidad, María Laura Gambero atrapa entre sus manos aquello que la llama y la conmueve para compartirlo.

Entregada a la pasión de escribir construye personajes que se le meten en la piel y se enreda en las vivencias de esos seres imaginados, para abocarse a la desafiante tarea de otorgarles un destino.

Sobre  los serpenteantes senderos de letras con los que su mente atraviesa las emociones, cada lector podrá descubrirse y encontrar entre líneas su propio reflejo.

En diálogo con ContArte Cultura la autora comparte sus vivencias en este camino y adelanta su próxima obra.

—Para presentarte, contanos cuáles serían las palabras que elegirías para comenzar una novela en la que se va a contar la historia de tu vida.
—Creo que las palabras elegidas serían: Había una vez una niña soñadora que pasaba horas hilvanando historias de amor, de aventuras y misterios.

—¿En qué momento sentiste que empezabas a transitar el sendero de la escritura?
—Escribo desde muy chica, supongo que desde entonces comencé a transitar el sendero de la escritura sin darme cuenta. He escrito cuentos, relatos y fanfictions. Sin embargo, fue en el año 2013 cuando reuní coraje y me atreví a publicar mi primera novela.   

—¿De qué manera fluyen las aguas de la inspiración en vos?
—Suelo apelar a disparadores; puedo buscar imágenes en mi mente o locaciones reales si necesito ambientar alguna escena. Puedo leer poesía si necesito despertar emociones. Muchas veces asociar los personajes con algún modelo real ayuda; aunque no siempre.

—¿Cómo construís con palabras la imagen y la psicología de cada uno de tus personajes?
—Antes de comenzar a escribir una escena, la que sea, procuro meterme en la piel del personaje e intento sentir lo que ellos sienten. Los imagino moviéndose, sonriendo, enojándose. En líneas generales, trato de conocerlos bien y sobre ese conocimiento proyecto el modo en que se desenvolverán en la historia.

—¿Podrías describirnos el espacio en el que das vida a tus creaciones literarias?
—No tengo un espacio fijo. Tampoco me gustan los lugares extremadamente silenciosos u ordenados. En algún punto, cada escena puede requerir algo distinto de mí. No obstante, me nutro de la energía de la gente. Los bares me gustan mucho y tengo una gran capacidad para concentrarme en lugares llenos de gente.

—¿Cuáles son los ladrillos necesarios para edificar tus novelas?
—Podría decir que la buena construcción de los personajes son los cimientos de mis novelas. Cada uno cuenta su historia a su manera y muchas veces el ritmo de la novela va acorde a eso. Pero para hacerlo con credibilidad debo conocerlos bien y es ahí donde pongo mayor empeño. Si el personaje no está bien construido, se nota, hace ruido y la historia no fluye como a mí me gusta.

—¿Recordás qué hecho disparó la historia de tu primera novela “El instante en que te vi”?
—Era chica y quería contar la historia de dos personas que iban creciendo juntas, dos jóvenes que se querían y buscaban sus caminos para alcanzar sus metas. Cuando la terminé, recuerdo que me sentí feliz y confundida por partes iguales. En algún punto entre todas esas páginas no había nada demasiado interesante; las metas y deseos de ambos protagonistas corrían por sendas paralelas y mi intento por escribir una novela se había convertido en una enumeración de hechos sin atractivo. Releí toda la novela y comprendí que me estaba equivocando de protagonista; que era allí donde radicaba el problema. Debo decir que en el instante en que vi a Andrés Puentes Jaume comprendí que no podía haber protagonista como él. Todo el tiempo había estado ahí, aguardando.

—¿Qué pueden encontrar los lectores entre las páginas de “Devuélveme la vida” y “Te quiero conmigo”?

—En Devuélveme la vida, van a encontrar una historia de amor intensa con personajes pasionales, definidos, con secretos y rencores a cuestas que no les permiten ser felices. Es una historia de sueños rotos y de asumir las responsabilidades de sus propios actos. Te quiero conmigo, es una novela romántica y dulce a mi entender. Le tengo mucho cariño a estos dos personajes. Mariana y Miguel son dos personas separadas que se enamoran llevando y trayendo sus hijos del colegio. Creo que es la más cotidiana de mis novelas y en ella traté de reflejar lo complejo que puede ser comenzar una relación habiendo fracasado antes.

—Tres palabras que definan a tu última obra “Un ángel en la oscuridad”
—Oscuridad, Suspenso, Amor.

—¿Hay alguna novela en proceso? ¿Qué podés adelantarnos?
—Hay una novela en proceso. Es la historia del hermano de Gimena Rauch (protagonista de Un ángel en la Oscuridad). Será la historia de un hombre completamente abocado a su trabajo. Manuel Rauch es el dueño de un imperio hotelero. Un hombre que perdió al amor de su vida por sus obligaciones y que luego de un encuentro azaroso, intentará recuperarlo. Un hombre que deberá enfrentar secretos del pasado de su familia y que amenazarán con desestabilizarlo.

—Si pudieras dejar volar un sueño, ¿en qué lugar lo soltarías y por qué?
—Si dejara volar un sueño sería en el seno de mi familia, porque ellos son mi sueño mejor y con ellos quiero seguir soñando.


María Laura Gambero

Vive en la ciudad de Buenos Aires. Es escritora vocacional de poesía y narrativa. En el año 2003, obtuvo una mención de honor por su cuento Cuando vuelvas por mí e integró la “8° Antología de Narradores Urbanos y Suburbanos 2003”. Dos años más tarde, junto a un grupo de escritores, publicó Imperfectas soledades con cinco nuevos relatos de su autoría. También se animó a la poesía publicando, en el año 2008, su obra Donde el corazón te lleve dedicado a sus hijos, en la revista “Voces Maristas”. Con El instante en que te vi, su primera novela, se atrevió a dar rienda suelta a su ferviente necesidad de contar historias.

2 comentarios

  1. No solamente lei todos sus libros sino que comparti con esta dama charlas de literatura.La admiro muchisimo. Es una gran amiga y una gran profesional. Sus novelas son muy apasionadas llenas de suspenso y muy bien redactadas. Personajes con muchisimo sentimentos. Hermoso reportaje.Sigue a delante Laura, vas a triunfar màs y mas todavia!!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*