Karina Almada: “Escribir es la mejor manera que encuentro de transmitir lo que siento”

Por Andrea Viveca Sanz

Enredada en una danza vital que la sostiene, Karina Almada baila al ritmo de las palabras que brotan de su interior para construir historias que le inspiran.

Segura de que ese es su camino, se sumerge en las vidas de sus personajes y los conduce a los escenarios que ha planeado para cada uno de ellos. Y así, los ve partir juntos para que su sueño se complete.

En diálogo con ContArte Cultura, la autora abre sus ventanales y nos invita a conocerla mirando a través de ellos.

—A modo de presentación, ¿Qué encuentra Karina Almada detrás de los “Ventanales” de su vida?
—Encuentro la felicidad de dedicarme a una de las cosas que más me gusta hacer, que es la escritura. También encuentro buenos momentos de alegría junto a mis seres queridos y la tranquilidad de estar en mi refugio.

—¿Por qué escribís?
—Porque es la mejor manera que encuentro de transmitir lo que siento. Lo hago desde los doce años. Por supuesto que ha cambiado la forma de escribir a lo largo de estos años. La mirada hacia la vida va mutando y también las prioridades.

—La danza, junto con la escritura, forman parte de vos, ¿de qué manera se entrelazan estas dos manifestaciones del arte y la cultura en tus rutinas?
—La danza llegó primero a mi vida. Mi abuela me anotó en un estudio de clásico y español en el barrio donde vivíamos. Luego, en la escuela primaria, comencé a leer los libros infantiles que me prestaban, tanto en el colegio como en la biblioteca popular. Aprendí a crecer con estos dos hábitos. Siempre leí mucho y lo sigo haciendo, tengo dos o tres libros empezados esparcidos por mi casa. La danza nunca me abandonó, aunque fui cambiando de ritmos. Hoy sigo haciendo algo de danza para despuntar el vicio. Trato de involucrar en mi escritura textos que contengan un ritmo musical. En Ventanales podrán encontrar a la protagonista, Noelia, que practica danza clásica.

—¿Cómo sería la foto de tu biblioteca narrada en palabras?
—Qué buena tu pregunta. Mi biblioteca está organizada y ordenada, como si fuese la Biblioteca Nacional. Soy obsesiva con ese orden. Está por temas y por autores. Con un simple vistazo podés saber dónde encontrar un libro. Narrativa por un lado, ensayos por otro, libros de fotografía y cine. En fin, es estructurada como su dueña.

—¿Necesitás un espacio para crear? Si es así, contanos algún detalle que lo caracterice.
—Por lo general necesito un espacio que esté ordenado. Mi escritorio es uno de ellos, porque ahí tengo la biblioteca que les hablé antes. Pero he escrito partes de mi novela en algunas cafeterías. Esto fue a propósito, ya que en Ventanales hay muchas escenas en la cafetería de la ciudad deportiva del Barcelona. Me ayudaba a introducirme en la trama al sentir ese aroma a café y tostadas recién horneadas.

—¿Cómo surge la primera chispa que te disparó la historia de “Ventanales”? ¿Por qué elegiste ese nombre?
—Surgió a partir de mis tres pasiones, dos de ellas ya las conocen, que son la danza y la escritura, pero también está el fútbol en mi vida. Este deporte estuvo presente en mi familia desde varias generaciones y siempre nos acompañó. Cuando quise unirlas pensé en esta historia dentro de un ámbito de fútbol y agregar, como si fueran los ingredientes de una receta de cocina, la danza y la escritura. Elegí ese nombre, primero porque me gustan los títulos de una sola palabra y, buscando alguna que represente la idea de la novela, se me ocurrió que Ventanales mostraba la separación de los dos mundos que viven los protagonistas, Noelia, que es la camarera del lugar, y Borja, que es un futbolista del club. Además, ella lo ve entrenar a través de unos ventanales enormes que tiene la cafetería.

—¿Qué pasos fueron necesarios para armar el perfil de cada uno de tus personajes?
—Primero planifiqué la historia que quería contar y luego fui buscando rasgos, características y actitudes que pudieran mostrar cómo eran mis personajes. Yo quería que ellos mismos se mostraran sin la necesidad de contarlo.

—¿Cómo lograste darle forma a los escenarios en los que se mueven tus personajes?
—Algunos escenarios que se encuentran en la novela tuve la suerte de conocerlos y pude revivirlos a medida que los iba describiendo. Con otros, por ejemplo Bielorrusia, Kiev o Manchester, por mencionar algunos, fui investigando a través de las embajadas de sus países. Eso me ayudó a construir los lugares que deseaba recorrer.

—¿Estás trabajando en alguna nueva obra?
—Sí, estoy trabajando en un proyecto de cuentos y relatos. Se trata de textos que muestren la dificultad que hemos tenido las mujeres en ocupar los ámbitos que eran exclusivos de los hombres.

—¿Un sueño que quieras compartir con nosotros?
—Tengo varios, pero si de elegir uno se trata, elijo el que mi novela se convierta en guión cinematográfico. Hasta te diría que tengo los nombres de los actores que me gustaría que participen.


Conocé más de Karina Almada en…

Resultado de imagen para web www.karinaalmada.com

Resultado de imagen para facebook facebook.com/kaescritora

Resultado de imagen para twitter twitter.com/kaescritora

Resultado de imagen para instagram instagram.com/karinaalmadaescritora


 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*