Conéctate con nosotros

Música

Phil Collins hizo vibrar Córdoba y desembarca en Palermo

Publicado

el

Por Claudio Orellano (*)

El eterno cantautor, baterista y actor inglés Phil Collins ofreció este lunes un impactante show de casi 100 minutos en un encuentro con la nostalgia ante más de 25.000 espectadores que se dieron cita en el Estadio “Juan Domingo Perón” del club Instituto de Córdoba, en el marco de su gira “The Legendary”, cuyo paso argentino terminará este martes en Buenos Aires.

Previo al concierto de Collins se presentó el crédito cordobés, el pianista Enrico Barbizi, y The Pretenders, la banda estadounidense liderada por la invencible Chrissie Hynde quién junto al enorme Martín Chambers son los únicos miembros originales de la agrupación que se formó hace más de cuatro décadas.

Luego de que en la pantalla gigante ubicada al fondo del inmenso escenario levantado y otras dos colocadas en los costados donde se sucedían distintas fotografías de Collins de todas las épocas, el ex Genesis con todos sus músicos ingresó con su bastón a las 21.29 al proscenio del estadio de Instituto, una ovación ensordecedora por parte de sus seguidores con una mayoría de gente adulta sobre los más jóvenes, atronó Alta Córdoba.

Collins en agradecimiento por tantos mimos los recibió con un “Hola Córdoba, hola Argentina, muchas gracias” y ya en inglés dio a entender que era lo único que podía decir en castellano.

Inició el concierto con “Against All Odds (Take A Look At Me Now)” como si fuera una declaración de principios hacia su público, canción con la que obtuvo el Grammy en 1985 a la mejor interpretación pop masculina.

Para satisfacción de los presentes, seguidores y memoriosos, Collins interpretó “Another Day In Paradise” (ganador de otro Grammy en 1991 a la mejor grabación del año), invitando al público a corear el tema.

Se empezaba a percibir y consolidar una empatía casi simbiótica entre el artista y sus seguidores.

“I Missed Again” -con el protagonismo de la guitarra de Daryl Stuermer- mostró a un Collins con su voz intacta, mágica y llena de matices, pese a que cantó todo el show sentado por sus dolencias físicas y corporales.

El show era ya por demás conmovedor y la euforia que trasmitía la platea se plasmaba arriba del escenario con cada uno de los clásicos que entonaba Collins acompañado de una banda magistral, perfecta desde lo técnico, estentórea en las armonías y sin dobleces.

Luego siguió con el movidito “Hang in Long Enough”, los temas originales de Génesis como “Throwing it All Away” y “Follow you Follow me”, donde tuvo un rol fundamental la iluminación y las imágenes de archivo de aquella banda emblema del rock sinfónico y, más tarde, del pop.

Tras ello continuó con “Who Said I Would” y ” Separate Lives” el tema de Stephen Bishop banda original de la película “Noches Blancas” de 1985 donde cantó al unísono con la corista Brigdette Bryant,electrizando a la multitud.

Al finalizar esta secuencia Collins con una catarata de elogios presentó a los miembros de su banda que, además de Stuermer, reúne a Nicholas Collins (hijo de Phil en batería), Ronnie Caryl (guitarra rítmica); el mítico Leland Sklar (bajo), Brad Cole (teclados), el cubano Luis Conte (percusión), Arnold Mc Culler; Amy Keys; Bridgette Bryant; Lamont Van Hook (coros), Harry Kim y Daniel Fornero (trompetas), George Shelby (saxo) y Luis Diego Bonilla (trombón).

Dos momentos apoteósicos se sucedieron cuando el artista interpretó “Something Happened On The Way to Heaven” y “Dance Into The Light”, que junto a la interpretación de “In The Air Tonight” (de su primer álbum en solitario “Face Value”, de 1981) y de “You Can´t Harry Love” (original de The Supremes), hizo explotar al público en una ola desbordante de aplausos.

La fiesta generada por Collins y sus nostalgiosos fans prosiguió con “Easy Lover” (original de Philip Bailey) allí mimado por las voces de sus coristas y ante una lluvia de papelitos de colores y serpentinas que caían sobre la multitud.

El público henchido de felicidad pidió que Collins no se fuera y cerró con “Take Me Home” con fuegos artificiales poniendo fin a su memorable paso por tierras cordobesas.

Este martes, Collins vivito y coleando, en el Campo Argentino de Polo del barrio de Palermo en la ciudad de Buenos Aires, cerrará su gira por nuestro país.

(*) Agencia de noticias Telam

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Música

La agrupación Izcunigo presenta su álbum “Delta”

Publicado

el

Izcunigo, la agrupación/dúo conformada por Leonardo Marconi e Ignacio Oroná, presenta su disco “Delta”. Se trata de la primera obra discográfica de este grupo que se presenta en formato trío con diferentes músicos invitados en cada ocasión.

La presentación oficial del álbum será en vivo el sábado 11 de junio a las 21 en Bargoglio, sala de calle Bacacay 2414 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (reservas al 11 5057-5547, entradas en http://www.bargoglio.com.ar).

En la ocasión, Marconi y Oroná estarán acompañados por el contrabajista Hernán Maiza y el cantante invitado Enzo Pinto.

Ignacio Oroná y Leonardo Marconi (PH: Pablo Zotalis)

Sobre Izcunigo

Izcunigo fue creado por Leonardo Marconi e Ignacio Oroná en el año 2020 (en pleno contexto de pandemia). La formación se creó con la intención de “aportar una mirada original y propia sobre la música del tango”.

Ambos artistas convergieron en este proyecto después de una larga trayectoria propia que los llevó por diferentes agrupaciones, aportando cada uno su bagaje personal y musical al encuentro.

El nombre Izcunigo fue inventado por los artistas y lleva en su raíz una leyenda urbana: “El Izcunigo es un pájaro que habita el estuario interior del Delta fluvial del Río de la Plata. En su transcurrir forma y convive con grandes comunidades de su misma especie en donde todo el clan se va turnando para vigilar atentamente su hábitat ante posibles amenazas. Es un ave muy veloz que se alimenta, sin morir, de animales venenosos como el escorpión, las víboras y todos los seres temibles y estancados del inframundo que bien podría ser cualquiera de nuestros mundos”.

Acerca de “Delta”

“Delta” es la primera obra discográfica de Izcunigo. Reúne un repertorio de diez obras instrumentales. De una manera muy original y diferente a lo que suele pasar al decidir grabar un disco, en este caso, el primer paso fue concebir un formato de trío especialmente para la grabación e invitar a un músico contrabajista que se sume al dúo para ello.

Así participaron tres contrabajistas diferentes en distintas obras del repertorio. Luego de ello se escribieron los arreglos a los que cada miembro aportó su arte y así se grabó el álbum, en ciclos progresivos de a tres obras por vez hasta completar el resultado final.

La concepción musical se inspiró en la sonoridad histórica que tienen en el tango argentino las formaciones de trío.

El nombre del disco fue tomado de uno de los títulos de las obras del repertorio. Surge de una suite de tangos inédita al momento, compuesta por Oroná. Es una suerte de homenaje al Delta del Tigre, un lugar que convoca, inspira reflexiones, búsquedas, hallazgos, y en ese sentido se asemeja a la atmósfera y concepto de este nuevo disco.

(Fuente: Alicia Gubitsch – Prensa)

Sigue leyendo

Música

Hace 50 años moría Tanguito y nacía el primer gran mito del rock argentino

Publicado

el

Por Hernani Natale (*)

Con apenas un lustro de vida, el rock argentino ya iba a contar con un mártir que le permitiría construir su primer gran mito, cuando el 19 de mayo de 1972 un tren lo arrolló en Puente Pacífico a José Alberto Iglesias, un joven de 26 con una salud física y mental minada por las drogas y los electroshocks recibidos en el Instituto Borda, de donde se había escapado, pero que años atrás, bajo el seudónimo de Tanguito había sido parte de un grupo de artistas que dio vida al movimiento local.

La coautoría con Litto Nebbia de “La balsa”, el primer gran éxito del rock argentino; algunas leyendas forjadas a su alrededor y la escasez de registros fonográficos le confirieron a este artista el aura misteriosa necesaria que, sumado a algunos “malentendidos” que se reprodujeron y ganaron entidad gracias a un polémico filme, conformaron un relato épico que convirtió a Tanguito en un símbolo de la incomprensión y la rebeldía.

Aunque no se produjo de manera inmediata a su muerte e hizo falta un guion novelesco que lo imbuyera de sentido -en base a inexactitudes o verdades a medias-, Tanguito fue erigido como la personificación del espíritu libre, combativo, rebelde, talentoso e indoblegable que guio los inicios de la cultura rock local.

La contraposición de esta construcción con los relatos de quienes conocieron al artista expone algunas contradicciones que llenan de preguntas a quienes optaron por la literalidad de lo mítico. ¿Fue Tanguito un genio o hubiera sido incapaz de escribir una canción sin ayuda? ¿Era un rebelde o simplemente tenía conductas temerarias por el consumo de drogas? ¿Fue un perseguido? ¿Fue una víctima por no haberse doblegado ante el sistema?

“Esas preguntas son las preguntas. Yo sinceramente creo que no tienen respuesta. Lo que sí me parece, en el marco de que todo es una gran figura, que hay lugar para esta idea que yo digo que los ’60 en la Argentina se terminaron en mayo de 1972, cuando el tren lo mato a Tanguito. Esos años 60 de los colores, la minifalda, la píldora anticonceptiva y Bob Dylan terminaron ese día en la Argentina”, aventuró a la agencia de noticias Télam el periodista Víctor Pintos, autor de “Tanguito, la verdadera historia”, la más completa investigación sobre la vida del mítico artista.

A la hora de ensayar una definición sobre la real dimensión que tiene Tanguito en la historia del rock argentino, el periodista graficó: “Con ‘La balsa’ es como si le hubiera dado la pelota a Maradona el día del gol a los ingleses. No hizo el gol. El gol lo hizo Litto Nebbia, pero el que le dio la pelota fue Tanguito“.

Lo que el autor de la biografía del artista sí pudo certificar es que “Tanguito es mito porque un tren lo mató a los 26 años, sobre todo en una ciudad como Buenos Aires, que es tan propensa a comprar figuras míticas”. “Pero el rock –añadió- tiene en Tanguito a un Gardel, solo que nunca hizo películas en EEUU”.

Tango significa distintas cosas para distintas personas, típico como ocurre con cualquier héroe o figura, que la gente pone sus cosas en ellos. Entonces, para mucha gente, Tango es la verdadera alternativa, el único que no se vendió. Se explotó esa idea que no es real”, advirtió a Telam su amigo Pipo Lernoud, actor central de los inicios del rock argentino.

En tal sentido, el periodista, poeta y activista planteó algunos matices a las distintas características que conforman la leyenda de Tanguito, aunque no por ello le restó importancia al impacto de su obra en los inicios del rock argentino.

Tango es muy importante. No hay Litto sin Moris, no hay Moris sin Tango y no hay Litto sin Tango, porque los tres se influenciaron”, reveló Pipo, quien también advirtió que “hablaba poco, no leía nada, no era experto en música, así que las cosas que le gustaban las absorbía y listo”.

A la hora de hablar de sus características como músico, recordó que “no armaba los temas, tocaba todo el tiempo la guitarra e improvisaba, las canciones no empezaban ni terminaban, y le costaba mucho armar un repertorio para tocar en público”.

Protagonista de esa escena, el periodista y poeta señaló los elementos que considera que distorsionaron la historia de Tanguito, al servir de base para construir un relato en donde se lo ubica como el único de aquel movimiento que no negoció con una discográfica, fue fiel a sus principios, y eso le valió la traición de sus amigos y el escarmiento del sistema.

Allí lamentó que en una de las pocas grabaciones conocidas de Tanguito aparezca la voz de Javier Martínez recordándole que fue el autor de “La balsa”, lo que fue interpretado por muchos como un “pase de factura” a Litto Nebbia por la celebridad alcanzada a partir de esa canción. Pero fundamentalmente apuntó contra la exitosa película “Tango feroz”, de 1993, dirigida por Marcelo Piñeyro, inspirada en la vida del mítico artista.

“Ese disco hizo mucho mal porque Javier dijo eso para convencerlo que cante. Hoy confiesa que cometió el error de no haber dicho ‘junto a Litto Nebbia‘, porque por eso todo el mundo está convencido que el que compuso ‘La balsa’ fue Tanguito y Litto se la robó; cuando Litto nunca negó la coautoría de Tanguito“, recalcó.

Y continuó: “Esa es una cosa absurda que formó parte de esta construcción que hizo después la película de ‘pobre Tanguito, un tipo bueno que nadie lo quería y lo usaron’. Hicieron una distorsión como que todos los tipos que lo rodearon se convirtieron en unos comerciantes que lo traicionaron. ¿Dónde viste a Moris, a Litto o a Javier Martínez venderse? ¡Jamás! Todos han mantenido una carrera independiente y no son tipos que hayan tenido grandes éxitos comerciales”.

A pesar de todo, Pipo Lernoud se animó a arriesgar una definición sobre Tanguito y consideró que su derrotero final podría haberse evitado en un país que tuviera planes de contención en vez de castigar al adicto.

“Tenía una personalidad bastante sufrida. Había tratado todo el tiempo de vivir en Londres siendo un chico de Caseros City, como decía él. Se hacía la película que era uno de los Kinks o Donovan y entonces representa de alguna manera el tipo que vive en su propio mundo”, graficó Lernoud.

Y remató: “Estábamos en dictadura, un país muy duro que nos perseguía. El sistema destruyó a Tanguito porque el sistema es muy duro para tipos sensibles y Tanguito era un tipo muy sensible”.

(*) Agencia de noticias Telam

Sigue leyendo

Música

Llega “Pachakuti”, nuevo disco de Manolo Salguero

Publicado

el

El cantante Manolo Salguero presenta “Pachakuti”, segunda obra discográfica autoral del también compositor y productor musical tucumano.

“Siento que este álbum es lo mejor que pude dar y entregar de mí hasta este momento, representa un paso más en el camino y en mi búsqueda personal de lo esencial. Todos los pasos y decisiones tomadas han hecho que me encuentre hoy aquí, en este lugar hermoso y musical que disfruto, agradezco y deseo compartir. Todo mi recorrido ineludiblemente tiene como resultado este Pachakuti”, sostiene el artista respecto de su nueva obra.

Pachakuti significa revolver el tiempo, en un doble sentido: perderse en el tiempo viejo y renovarse en el tiempo nuevo. Eso en la cosmovisión andina es como planificar y modelar, dar forma a un futuro que traerá ineludiblemente elementos recurrentes del pasado pero de una forma nueva y diferente”, sostiene el comunicado promocional del trabajo de Salguero, quien a la vez concluye: “Me parece que el disco es exactamente eso”.

La nueva propuesta del músico tucumano reúne ocho canciones, una de la autoría total de Salguero, dos en coautoría con Luciano Aragón, otra con Hernán Bolletta, dos recopilaciones inéditas de Doña Celia Segura de Andrade (coplera Amaicheña), una de Nancy Pedro y otra de Leopoldo Deza.

Asimismo, se destaca que el álbum cuenta con la producción de Javier Nadal Testa.

Sobre el disco

Desde el año 2010 Manolo Salguero se dedicó al estudio, la investigación y la participación de expresiones musicales y culturales de los pueblos auténticos con sus costumbres ancestrales y tradiciones comunitarias. Trabajó en la recopilación de audios y videos de espacios compartidos, colectivos y comunes con presencia y constancia forjando así, un estrecho lazo con diversas familias de cantoras, cantores, comuneras y comuneros en algunos territorios de Tucumán y Catamarca.

“Desde esa experiencia vivida es que comienza a gestarse en Manolo, su proceso creativo, su intención de sonar, cantar y decir y crear este álbum experimental dedicado a la música ancestral de los Valles Calchaquíes con nuevas sonoridades”, se afirma respecto del trabajo del artista.

Asimismo se sostiene que “aunque en los orígenes compositivos de Salguero habita la música de raíz folklórica, la concepción sonora de este disco no se limita en las barreras que imponen los géneros”.

El propio Salguero declaró: “Las canciones de mi autoría, si bien tratan de diferentes cosas, vienen del mismo lugar: de lo sensorial, de lo que me pasa con algunas personas, situaciones, percepciones del tiempo que vivimos. Son como una pequeña ventana hacia adentro. La composición es algo nuevo en lo que encuentro alivio. Uno saca cosas que tiene guardadas y, al cantarlas te desnudas ante los ojos de quien escucha. Es aterrador pero al mismo tiempo sanador. Las canciones elegidas están porque junto a las mías arman la urdimbre de lo que me viene atravesando y moviendo las fibras del cuerpo, el canto con caja, su historia, la vida y la música, la música y la vida como un todo en esta expresión”.

(Fuente: Alicia Gubitsch – Prensa)

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2019-79370965 Edición Nº