Tondo, música de siempre en la movida marplatense

Por Andrea Viveca Sanz y Walter Omar Buffarini

Mar del Plata, foco de atención por su innegable idiosincrasia turística, guarda para sí una incesante movida cultural local, con una inagotable cantera de talentos en las más diversas ramas del arte.

Deslumbrantes puestas reciben y visten a las grandes figuras que llegan a la ciudad, pero en un clima más intimista y acogedor miles de artistas hacen lo que más les gusta, lejos del gran ruido y cerca de ellos mismos.

La banda Tondo es un emergente de esa movida marplatense, y su guitarrista Juan Pablo Radoslovich dialogó en exclusiva con ContArte Cultura, antes de su presentación en El Mercadito (Alvarado 2002), para contarnos los orígenes de la formación, el camino que hoy transitan y el destino que se proponen alcanzar.

Majo Sanchis

—¿Cuál fue el disparador que los llevó a unirse para formar Tondo?
—Cuando comenzamos, hace dos años, éramos solo dos: Majo Sanchis en voz y yo en guitarra. Arrancamos con la idea de interpretar versiones de esas canciones que tanto nos gustan, algo de Beatles, rock nacional, Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta. A medida que fuimos ensayando y buscando nuestro estilo, nos dieron ganas de sumar mayor musicalidad y así incorporar más instrumentos, sumando a Juan Manuel Marcote en bajo y luego a María Rosa Rizzo en percusión. Las canciones empezaron a ir y venir hasta formar un pequeño repertorio que salimos a tocar en algunos lugares de Mar del Plata. Pero si tuviéramos que definir que nos llevó a formar el grupo, no dudaríamos en asegurar que fue el amor por la música.

Juan Pablo Radoslovich

—¿De qué manera hacen la selección de los temas?
—Escuchamos mucha música, y todos tenemos gustos musicales que se conectan. Cuando alguna canción nos atrapa, la proponemos al grupo y si a todos nos gusta la probamos en los ensayos y decidimos si va o no. Tratamos de buscar temas que abarquen desde clásicos, como Stand By Me o Oh Darling, pero también nos enfocamos en armar un repertorio de canciones distintas, más íntimas, como Lluvia (Hilda Lizarazu) o Abismo (Illya Kuriaki & The Valderramas). De alguna forma, nuestro repertorio tiene una combinación de estilos y de canciones muy variadas.

—Contanos sobre los ensayos
—Nos juntamos a ensayar con muchas ganas. Son ensayos que duran entre una hora y media y dos horas, donde vamos creando nuestra versión de los temas elegidos, probando arreglos y buscando musicalidad. Tocamos y vemos como fluye la música y en qué forma la transmitimos.

María Rosa Rizzo

—¿Con qué frecuencia se juntan?
—Habitualmente ensayamos una vez por semana y en la previa a una presentación hacemos dos ensayos semanales y uno general.

—¿Cómo es la experiencia de tocar para el público marplatense?
—Tocar en vivo es una experiencia increíble. Desde la preparación, la búsqueda del sonido, la presentación del grupo… Ver a tu gente disfrutar de la música es algo muy enriquecedor, nos nutre y motiva. En ese sentido, este año fue muy positivo, ensayar con regularidad nos permitió disfrutar de las presentaciones, que siempre generan nerviosismo y algo de adrenalina de la buena. El público marplatense es muy abierto y le gusta salir a escuchar bandas, hay mucha movida, y siempre estamos agradecidos a nuestros familiares y amigos, que nos dan todo su apoyo en este proyecto. Son fundamentales para nosotros.

Juan Manuel Marcote

—Hoy hacen covers, ¿existe la posibilidad de temas propios?
—Siempre está la idea de hacer nuestros temas. Todos tenemos guardada o escondida alguna letra o algunas notas. Por ahora no es el fin de nuestra formación, pero sin duda puede llegar a darse en un futuro. Hoy nos centramos en hacer de la mejor manera versiones de temas del rock nacional, internacional y algo de jazz. Es lo que disfrutamos interpretar.

—¿Qué sueño les gustaría concretar como banda?
—Perdurar en el tiempo con esta formación, alcanzando una buena musicalidad, manteniendo el incentivo por ensayar y mejorar. Y por qué no, en un futuro, grabar nuestras versiones y, ahí sí, algunos temas propios.

 



 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*