Andrea Milano: “El lector es la mejor extensión de cada escritor y el libro, el puente que los une”

Andrea Milano
Por Andrea Viveca Sanz

Escondida detrás de varios seudónimos, Andrea Yungblut se deja llevar por su imaginación y levanta vuelo para luego  entregarse con pasión a la escritura de historias que seducen a los lectores desde la primera página.

Con soltura y agilidad, va enhebrando palabras que dan a cada una de sus novelas un sabor imposible de rechazar. Su voz, prestada a los personajes, teje tramas en las que nos invita a seguir leyendo. Y de esa manera muchos de ellos podrían atravesar el papel y cruzarse en nuestros caminos.

En diálogo con ContArte Cultura la reconocida escritora nos regala un pedazo de su tiempo y nos invita a conocer sus vivencias.

—Contanos quién es Andrea Yungblut y por qué la costumbre de escribir con distintos seudónimos.
—Andrea Yungblut es una lectora voraz que después de estar con las narices metidas en los libros durante muchos años, cumplió el sueño de publicar los suyos. La razón de los seudónimos tiene dos explicaciones. La primera, mi apellido real, Yungblut, que es de origen alemán y significa “sangre joven”, no era quizá el más apropiado o más “comercial” o fácil de pronunciar para lanzarme en el mundo de la publicación. Por ese motivo, tuve que valerme de un seudónimo. La segunda razón, y también la explicación de por qué utilizo más de uno, es simplemente para poder diferenciar los géneros literarios. Por ejemplo, si alguien lee Andrea Milano en la portada de un libro, sabrá con qué clase de historia se encontrará. Lo mismo si encuentra una novela con mi seudónimo nórdico, Lena Svensson.

—¿En qué momento empezaste a considerar a la escritura como un trabajo?
—Hasta que publiqué mi primera novela, Pasado imperfecto en el año 2007, la escritura para mí había sido un hobby. A partir de ese momento, cuando tuve la oportunidad de publicar una segunda novela y luego una tercera, comprendí que escribir se había convertido en algo más. Si bien sigo disfrutando la escritura como si fuese un hobby, una pasión que nació desde que era niña, la considero una profesión. La más linda, la que siempre soñé tener.

—¿Cómo nace una historia que merece ser contada?
—En mi caso, nace casi sin proponérmelo. Basta escuchar una frase, leer una noticia, tener un sueño o dejar volar muy lejos la imaginación para que una historia que logra apoderarse de mí, merezca ser contada. Una idea en la cabeza de un escritor se puede volver rápidamente una obsesión (risas).

—Describinos cómo es tu espacio creativo, ¿tenés alguna rutina para escribir?
—Me voy moviendo entre dos espacios. Tengo un escritorio con una pizarra en donde voy apuntando detalles de la historia que me encuentro escribiendo. No puede faltar el collage que me acompañó en cada proyecto literario. También escribo en la notebook, que me da la libertad de moverme por toda la casa. Con respecto a mi rutina de escritura, suelo escribir muy temprano en la mañana o por las tardes. Si el tiempo de entrega apremia, entonces también lo hago por las noches, robándole horas al sueño.

—¿Cuál es el proceso que da vida a cada uno de tus personajes?
—Soy una escritora 100% visual, y por esa razón, no puedo empezar a escribir una novela si antes no tengo armado en mi espacio de trabajo un collage en el cual destacan los rostros de mis personajes. También confecciono fichas para cada uno de ellos: aspecto físico, psicológico, entorno, bakcground, etc. Todo me ayuda a crear personajes más creíbles, de esos que podrían fácilmente traspasar la hoja del papel y cruzarse con nosotros en la calle.

—¿Qué es lo que más te gusta escribir?
—En estos momentos me muevo entre dos géneros; la novela histórica y el policial nórdico. Cada uno de ellos tiene su encanto y disfruto mucho escribiéndolos. No es sencillo enfocarse en uno y dejar de pensar en el otro, sin embargo, cuando eso sucede tomo notas para no perderme nada.

—Unas pinceladas sobre tu próxima novela.
—Mi próxima novela, de corte romántico-histórico, sale en el mes de febrero y será editada por el sello Plaza y Janés. Como sucede con cada “nacimiento” literario, estoy muy ansiosa. La novela se desarrolla durante la última etapa de la presidencia de Sarmiento, antes de que estalle lo que se dio a conocer como la “Revolución Olvidada”, un tiempo tumultuoso de nuestra historia, con violentas luchas electorales y mutuas acusaciones de fraude que desembocan en una verdadera aventura revolucionaria. Dentro de ese marco, habrá intriga, traiciones, secretos y sobre todo, mucha pasión.

—¿Podés describir tu vínculo con los lectores?
—El lazo que se establece entre el autor y el lector es maravilloso. Sin ellos al otro lado de las páginas de un libro, todo nuestro trabajo y esfuerzo sería en vano. Son nuestra “media naranja literaria”. Son los que esperan la llegada de cada novela con la misma ansiedad que nosotros, nos leen y nos recomiendan, se emocionan, se ríen y hasta se enojan con nuestras historias. El lector es la mejor extensión de cada escritor y el libro, el puente que los une.

—Un sueño para este año que comienza.
—Poder seguir contando historias que merezcan la pena. Un sueño más grande: ver alguna de mis novelas adaptadas al cine o la televisión.


Andrea Yungblut

Seudónimos: Andrea Milano / Lena Svensson / Breeze Baker / Sienna Anderson /

Nació en la ciudad de Olavarría, provincia de Buenos Aires, en el año 1974. Estudió idiomas y se desempeñó como traductora y docente de lenguas extranjeras. Voraz lectora y apasionada de las letras desde muy pequeña, empezó publicando relatos en algunos medios gráficos de su ciudad, hasta que en 2007 consiguió editar su primera novela. Ha incursionado en diversos géneros literarios, desde la romántica-histórica hasta el policial nórdico. Entre sus libros podemos mencionar: Pasado imperfecto (2007), Corazón impostor (2010), Lazos de silencio (2012), Susurros desde el más allá (2013), La reina de la noche (2014) y Mala semilla (2014). Escribió y publicó obras bajo dos seudónimos: como Sienna Anderson, Nomeolvides (2008), Escondido en tu mirada (2011) y La sombra oscura de la duda (2013); y bajo Lena Svensson, la saga de Greta Lindberg compuesta por los siguientes títulos: La redención y la muerte (2011), El cazador y la presa (2012), El ángel y el infierno (2013) y La araña y la mariposa (2015). También participó de la antología Ay, amor (P&J, 2015). Ambientada en el Buenos Aires del siglo XIX, Embrujo gitano es su primera novela romántica-histórica.

Conocé más de Andrea Yungblut aquí.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*