Gran expectativa ante la reapertura de las salas de cine

La aprobación de un protocolo para el regreso de las funciones de cine consensuado entre el Ministerio de Cultura de la Nación y las cámaras empresariales, sindicatos y sectores relacionados con la actividad, generó expectativas no solo en el potente circuito de salas del AMBA, sino también en las principales salas de las provincias.

En Córdoba la actividad había reiniciado la semana pasada, con la apertura de algunos complejos de cines, en tanto que hace algunas semanas también volvió a funcionar tímidamente en Entre Ríos, Jujuy y Chubut.

En Jujuy las salas reabrieron en noviembre con una capacidad de público del 30 por ciento, de acuerdo con el protocolo de bioseguridad aprobado por el Comité Operativo de Emergencia (COE) provincial.

De esta manera, tras ocho meses de inactividad, Jujuy fue la primera provincia del país en habilitar sus salas de cine; el cine teatro Alfa fue el primero del país en abrir sus puertas el 26 noviembre.

Un mes antes, el teatro Mitre de Jujuy había sido el primero de la región en volver a funcionar el 30 de octubre después de mejorar las condiciones sanitarias por el coronavirus.

Aunque no todas las salas volvieron a funcionar desde entonces, funcionarios locales afirmaron a la agencia de noticias Télam que se registra un buen cumplimiento del límite de espectadores, distanciamiento y toma de temperatura.

“Creemos que no habrá modificaciones en el esquema que venimos teniendo, pero si hay que hacer algún ajuste se lo hará. La idea es complementarlo con el protocolo nacional”, dijo el secretario de Cultura jujeño, Luis Medina Zar.

En el caso de Mendoza, los cines privados siguen cerrados y aún no hay notificación de apertura, informaron fuentes del área de Cultura provincial; dado que solo abrió a mediados de diciembre y con pocas funciones el Cine Universidad, en la Nave Cultural, que luego en Navidad cerró por el receso de verano.

En tanto, el ministro de Cultura de Santa Fe, Jorge Llonch, confirmó que el distrito “espera el DNU nacional para elaborar el decreto provincial” que habilitará el retorno de las funciones de cine.

El funcionario manifestó que leyó el protocolo aprobado en las últimas horas y señaló que lo encuentra “muy similar” al que rige para la actividad teatral, con espectadores que deben utilizar barbijo y una distancia entre butacas de un metro y medio.

En La Pampa, por su parte, uno de los presidentes de la Federación de Exhibidores de la República Argentina y propietario del único cine de Santa Rosa, Walter Geringer, afirmó que aguardaban por estas horas con “mucha expectativa la reapertura de los cines, que constituyen uno de los espacios de recreación más seguro en tiempos de pandemia y cuyo protocolo contempla un programa de entretenimiento y cultural, que hasta evita la posibilidad de eventos clandestinos”.

Geringer, dueño del cine Milenium, comentó que ante las novedades solicitaron una audiencia al Comité de Crisis de La Pampa, para poder evaluar la reapertura de la actividad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*