Fabián “FAFO” Villamil presenta “Arbolmar”, su primera obra como solista

Por Walter Omar Buffarini

“Arbolmar” el primer trabajo como solista de Fabián “FAFO” Villamil, grabado en los estudios ION de la Ciudad de Buenos Aires, una obra conceptual compuesta de ocho temas y un bonus track, se presentará en vivo el próximo 22 de junio en Live Club La Plata, en la capital bonaerense.

La obra, entendida por el propio FAFO como “un disco de rock”, le permite al cantautor platense volver “al rocker” después de haber pasado por músicas latinoamericanas y por “canciones más trovadoras”. Y en ese sentido, sostiene que esto no significa “haber dejado aquello, sino haberme dado cuenta, en la etapa de producción, que este trabajo iba por ese lado, porque fluyó muy rápidamente, y estoy más que contento por haber vuelto a rockear”.

“Arbolmar” cuenta con la producción y el trabajo en batería de Martín “Tincho” Casado, Gastón Paganini en bajo, FAFO en guitarras y voces, y la participación, como invitadas en tres temas, de Marian Betervide y Sofi Orsay.

En un impasse en la preparación de la presentación, FAFO dialogó con Contarte Cultura y narró detalles de la decisión y el camino para llegar a su primera obra en solitario.

—¿De qué trata “Arbolmar?
Arbolmar es un disco solista que vengo laburando desde hace unos cuantos años. Se trata básicamente de un disco conceptual, pero tiene la característica de poseer dos conceptos, de ahí la palabra inventada “arbolmar”. Empezó siendo un trabajo que hablaba de los árboles, porque cuando empecé a componer el disco, hace cuatro o cinco años, me sentaba en el living de casa y tenía una ventana que me mostraba todos los árboles del barrio. Así se convirtieron en hilo conceptual de la obra. Pero en el medio del proceso creativo, que duró cuatro o cinco años, se empezaron a meter en el medio otras canciones, otras ideas, y el agua se empezó a colar por todos lados y se convirtió en el segundo hilo, que particularmente tiene que ver con que el agua siempre me atrajo. El mar, el río, siempre fueron una fuerte idea en mi. De hecho, el tema que abre el disco habla del mar, no de los árboles.


“Tuve la necesidad de ser FAFO, porque es otra identidad,
es otra cosa. Es otra manera de laburar.”


—¿Por qué decidís hacer un disco solista?
—Tiene que ver un poco con la dinámica del proceso creativo. Después de la experiencia de hacer discos, de hacer arreglos y hasta de componer en banda, me dí cuenta que son mundos distintos. Cuando te ponés a laburar entre dos o tres personas, eso que ocurre es algo que es de las dos o tres personas, no es de ninguno de ellos en particular. Así llegué a la conclusión de que quería hacer canciones de otra manera. Y también terminar decidiendo en todo lo otro. Y se extiende no solo al proceso creativo, sino a la forma de laburar, a cómo ir a tocar en vivo, a donde ir a hacerlo, hasta cómo invitar a la gente. Porque yo digo que el proceso creativo termina ahora, con la presentación del disco. Porque es todo un gran armado de cosas y de decidir un montón de cuestiones que hace que todo termine en una noche, que en este caso va a ser el 22 de junio en Live Club.

—Podría decirse que en este caso es todo nuevo para vos…
—En cierta media sí. Yo hice un disco que se llamó “Hectolitros”, que era de Fabián Villamil Grupo, pero que no era un proyecto exactamente solista, ya que éramos una banda, creada en 2005, que llevaba mi nombre por el hecho de que eran mis canciones. Eso luego terminó siendo Lusber, que es la banda con la que estoy desde 2009 y con la que tenemos dos álbumes más.


“Solista no siempre quiere decir estar solo, sino que hoy puedo decidir cantar con alguien y el próximo trabajo decido que sea con otro”.


—¿En “Arbolmar” todas las canciones son tuyas o alguien te acompañó en algunas composiciones?
—Todas las canciones son mías y es particularmente porque no me ocurre de encontrar a alguien con quién componer. Lo que sí hago, en esta máquina que no para nunca y sigue dando vida a canciones nuevas, es trabajarlas, tomar decisiones y finalmente seleccionarlas con el Tincho Casado. Porque si bien él no se metió directamente en la composición, sí es una persona con la que tengo el cariño y la confianza para que me diga cualquier cosa de lo que estoy haciendo. Es una persona cuyo criterio musical me da mucha confianza. Es importante tener un productor que esté opinando sobre tus canciones y para ello uno debe confiar.

FAFO, Tincho Casado y Gastón Paganini en los estudios de grabación ION

—¿Y cómo llega a trabajar con vos?
—En realidad, primero lo convoqué como baterista, pero después de charlar un poco, a la tercer pregunta dije “este tiene que ser el productor”. De alguna manera es el que me ordenó y el que me terminó de rumbear en todo lo que fue el proceso creativo del disco. 


“Para mi las canciones no son ni música ni letra, sino las dos cosas. Cuando una canción está buena es porque se crean las dos cosas a la vez.”


—¿Cuál fue la primera canción que dio lugar a este proceso?
—Cronológicamente, la primera canción de este disco es Árbol Verde, que es la segunda del álbum. Como comenté, el disco comenzó hablando de los árboles y en esa idea hay dos canciones que hablan de dos estaciones diferentes del año. Árbol Verde de la primavera y Árbol Blanco del invierno. Una nombra a noviembre y otra a junio, en este lugar del planeta.

—¿Cuando comenzaste a componer lo hiciste pensando en un álbum o eso vino después?
—La verdad que muchas veces las dos cosas se dan en simultáneo. Se compone y se va pensando en lo que se va a hacer con ese material. Cuando yo empecé a pensar en un concepto, si bien no recuerdo el momento exacto, ya me puse a pensar en el álbum.

—¿Cuál es la expectativa que tenés con este trabajo?
—Que las canciones tomen su propio vuelo, que a cada quien le prenda de determinada manera y que tengan su recorrido. En ese sentido, la época de redes sociales está buenísimo. De repente te encontrás una foto con un texto que dice “escuchando tal disco”, y es re loco saber que ahí están tu voz y tu música.


“Estoy convencido de que el arte salva y te puede dar otra mirada de las cosas. Trabajar en pos de eso es movilizador y empuja hacia adelante.”


—Contanos algo más de la presentación
—En vivo vamos a presentar medio disco más, porque a las canciones del álbum le vamos a sumar muchas nuevas que seguramente formarán parte de un trabajo futuro. Creemos que el espectáculo va a durar alrededor de una hora y va a estar toda la banda que grabó el disco. Mariam Betervide, Sofi Orsay, Gastón Paganini en el bajo, Tincho Casado en batería y mi hermano Andrés Villamil en guitarras. También estará la artista plástica Mica Vallejos y estamos preparando alguna sorpresa más.


Conocé algo más de Fabián “FAFO” Villamil en esta nota:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*