RESPETO, una banda de rock: “Mientras la fuerza este presente, vamos a hacer lo que nos nazca”

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

Una gota de música cuelga en las líneas de un pentagrama; es un deseo, un grito que libera, una emoción atrapada, como si cada vivencia sonara en la transparencia de esa gota y vibrara más allá de las voces que la contienen.

RESPETO es una banda de rock nacida en la ciudad de Zárate en el año 2018, su música pretende llegar más allá, al otro lado, a las líneas cotidianas, para quedarse anclada en los valores que reúnen a cada uno de sus integrantes.

En diálogo virtual con ContArte Cultura, Leandro Gómez Chávez (bajista, cantante y líder de la banda) cuenta acerca de la historia de este grupo e invita a la presentación en vivo del primer álbum “El eclipse de la razón”.

—Para presentarse, si pudieran elegir uno o varios términos que constituyan la síntesis del espíritu de la banda, ¿cuáles serían y por qué?
—Pasión, trabajo, esfuerzo… Al menos yo estoy prácticamente todo el día pensando y haciendo cosas para la banda, quisiera dedicarme más a las canciones nuevas en este momento, pero recién sacamos un disco y hay que hacer que le llegue a todo el mundo. Soy un cebado bárbaro, pero ya habrá tiempo para descansar (risas).

—¿En qué lugar y en qué momento podrían ubicar el origen, el punto de partida de RESPETO? ¿Cómo llegan al nombre que los representa?
—Comenzamos a ensayar los cuatro en diciembre de 2017 y en mayo de 2018 dimos nuestro primer show en vivo, donde tuvimos la oportunidad de filmar la presentación y hacer un DVD, el cual pueden ver en nuestro canal de YouTube. Esta fue, hasta el lanzamiento de nuestro disco, la carta de presentación que teníamos y que nos abrió muchas puertas. A lo largo de los años notaba cómo los dueños de los bares, productores y también algunos músicos, no respetaban al artista como se debía. Ya desde los 16 o 17 años eso me molestaba bastante. Hoy sigue pasando, pero mucho menos que antes, ya que muchas bandas supieron poner el freno a su debido tiempo. La palabra “respeto” siempre me pareció muy fuerte, de alguna u otra manera siempre estuvo en mi cabeza y desde que tengo uso de razón jamás toleré los malos tratos hacia mí o hacia otras personas. Fui pasando por unas cuantas bandas de diferentes estilos, siempre con algo de distorsión, y jamás sentí total representación en lo que decían las letras de las canciones. No se hablaban cosas que yo llevaba dentro. Siempre toqué el bajo y a veces metía coros medios fantasmas, y aunque tenía letras en cuadernos, ninguna era para esas bandas. Así, después de bastante tiempo, un día me animé a juntar músicos por mi cuenta. Lo primero fue buscar personas con el corazón más grande que el ego, quería sinceridad antes que música. Quería “respeto” antes que estrellas.  Y en el mundo, más en nuestro país, una de las cosas que más falta es respeto… ¡Me cerraba por todos lados!

—¿Quiénes forman parte de la banda actualmente?
Juan Di Leone (1ra guitarra y coros), Adrián Grimaux (batería), Marcos Campos (guitarra y coros) y yo (bajo y voz).

—Existe un collage de estilos que dan vida a cada uno de sus temas, ¿qué subgéneros dentro del rock se fusionan en sus creaciones?
—En cuanto al sonido o estilo, destacamos en groove metal, pero combinamos matices de distintos subgéneros de la música pesada, con influencias en estilos como el nu metal, hard rock, thrash, metalcore, entre otros. Mientras la fuerza este presente, vamos a hacer lo que nos nazca. Sinceridad siempre.

—Y hablando de sus obras, ¿de qué manera surgen? ¿Qué los inspira a la hora de componer las letras y la música?
—Antes de la pandemia los temas surgían en la sala y en juntadas en casa. Prendíamos la compu, enchufábamos e íbamos tirando ideas, desde la música hasta las letras, aunque en este caso en su mayoría necesito estar solo y mucha concentración para expresar lo que siento desde lo más profundo de mis emociones. La inspiración hasta ahora casi siempre surgió desde las experiencias vividas y las emociones que llevamos dentro ante diferentes circunstancias. Por supuesto que lo social, el día a día, son muy influyentes a la hora de expresar lo que me pasa, pero trato de ir un poco más adentro y antes que nada armar una barrera de valores para comenzar a escribir, ya que hasta ahora la intención siempre fue llevar un mensaje positivo, de ayuda para los que estén atravesando momentos difíciles como los que alguna vez viví y seguiré viviendo probablemente.

—Hablemos de “El eclipse de la razón”, el primer álbum de RESPETO, ¿cómo vivieron el proceso creativo del disco?
—Es nuestro primer disco de estudio, nuestra primera gota de ADN musical. Un disco compuesto por ocho canciones, dinámico, directo, sensible, colmado de pasión y buenas intenciones. Con melodías que no dan descanso, que brotan desde la raíz del groove metal, sin dejar de fusionarse con otros subgéneros como el hard rock, el thrash, el metalcore… Es un disco que busca liberar hasta el más oscuro rincón del alma. En lo personal fue muy lindo el proceso, mucho laburo previo antes de entrar al estudio. Una hermosa etapa en estos inicios de la banda.

—”Revancha” fue el primer corte de difusión de su primer álbum, ¿qué es lo que define a ese tema y cuál fue el camino que recorrió hasta ver la luz?
—Es una canción que nos llevó mucho tiempo encontrarle la vuelta, tuvo muchos cambios. Renegamos bastante con este tema, pero al final se transformó en un placer tocarlo. Mezcla muy bien los cuatro estilos más marcados que manejamos los integrantes, ni hablar también en mi caso el poder cantarla como si fuera un grito de guerra, un grito de liberación. Ni bien terminamos de componerla, sentimos al instante que debía ser el primer corte de difusión sin saber que después llegaría “Impulso”, pero eso será otro capítulo en la historia de RESPETO, ¡estén atentos! Pero volviendo a Revancha, laburamos el video en Capital, en el estudio de Cristian E. Trefný -DIABOLUS IN GRAPHICA- en agosto, con todos los protocolos correspondientes…

—El 15 de enero van a dar el primer show en vivo luego del difícil camino recorrido durante 2020, ¿qué expectativas tienen para ese momento de reencuentro con sus seguidores?
—Estamos muy felices de volver a pisar un escenario después de prácticamente un año. Todas las energías están puestas en esta primera fecha del año. Estamos muy agradecidos por la invitación y felices de poder tocar con una banda como V.I.D.A. (Víctimas Inocentes de Argentina), trabajan muy bien, suenan brutal y son un gran ejemplo para muchas bandas. Que confíen en nosotros y nos tengan en cuenta, sabiendo que somos una banda prácticamente nueva, me deja muy contento y convencido de que vamos por buen camino. Más allá de este gusto que nos vamos a dar, tenemos muy en cuenta lo que está pasando en el mundo y la prioridad es cuidar a todos los que asistan, respetando todos los protocolos. Tengo unas ganas zarpadas de liberar todo lo vivido y lo no vivido este año arriba del escenario y por primera vez tocaremos las ocho canciones de nuestro reciente álbum… ¡Una ansiedad tremenda!

—¿En qué nuevos proyectos están trabajando actualmente?
—Como contaba, este viernes tocaremos por primera vez en El Roxy junto a V.I.D.A., en un show presencial con capacidad limitada. El 7 de febrero tocaremos en La Cupula Bar Rock, en San justo, junto a Dhermic y Asimo, invitados por Oeste Infernal Producciones, también con capacidad limitada y todas las medidas protocolares. Luego iremos organizando los shows para poder llevar nuestra música a todos lados, ese es el objetivo principal. Sacaremos más videoclips y seguiremos trabajando en las nuevas canciones. Y ojalá podamos volver a la vida “normal” cuanto antes.

—Para terminar, ¿qué deseo les gustaría dejar escondido para que se descubra en este tiempo que comienza?
—Libertad, pasión, dignidad, fe, voluntad y RESPETO.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*