Conéctate con nosotros

Literatura

Evento cultural en celebración del Día Internacional de la Paz

Publicado

el

Este 21 de septiembre, con diversas actividades culturales entre las que se destacan cuentacuentos, música, arte y un recital de poesía, el Colectivo Educación en Culturas de Paz, celebrará la “Fiesta de la Paz”.

“En estos tiempos en los que las diferencias dividen y las palabras forman bloques compactos, como si fueran fronteras que limitan dos lados opuestos, celebrar la paz es una oportunidad para atravesar esas diferencias y permitir el encuentro”

El evento, que dará continuidad a la Verbena por la Paz y al que se puede acceder a través del Facebook del Colectivo, tiene por objetivo conmemorar “el Día Internacional de la Paz, en el entendido que si no hay cultura no hay paz”, afirman desde la organización.

“La paz será posible si aprendemos a convivir con las diferencias, si somos capaces de mirarnos a través de las fronteras, de atravesar los márgenes de las palabras y transformarlas”

Los impulsores destacaron que se parte “de un evento cultural en el que el arte poético, la música y la literatura son una parte importante y, para los hombres y mujeres que participan, una forma de expresarse y celebrar el mundo en paz”.

“Sin dudas, el arte y la cultura son un punto de encuentro, son raíces de un mismo árbol, voces que circulan por la esencia de los pueblos y los conectan”

La denominada Verbena por la Paz cuenta con la colaboración en Argentina de Valeria Cervero, Gabriela Sotomayor en Chile, Ale Pastore y Bruno Trucios en Perú y Richard Alzualde en Venezuela, en tanto que las acciones del Colectivo Educación en Culturas de Paz se realizan en Alianza con Casa de la Pax Argentina Santa Fé, Casa de la Pax Cultura Nodo Perú, Casa de la Pax Cultura Nodo Callao, CEIA, Enlazando Caminos Librería Virtual, Hands Promoting Peace y Radio Cultura Huacho.

A continuación, el poema conjunto creado para la ocasión por los poetas y escritores latinoamericanos Ale Pastore, Gerva Eiguazu, Bruno Trucios, Xio Walton, Diego Cavallero, Ángeles Boniardi, Esther Tapia M., Andrea Sanz, Milagro Bikofsky y Felipe Itriago.

El tibio rumor de las palabras

Si pudieras ponerte en mis zapatos,
quizás tu mirada sería más tierna.
Si pudieras sentir el cansancio de otras piernas,
Se multiplicarían los gestos sensatos

Si tuvieran las calles el sentido de la Paz,
dejando lo abrupto y agreste de su tierra,
si al andar por ellas, en el vicio de sus cielos calmos,
alzaríamos la noche, para abrazarnos como hermanos.

Tendríamos un atardecer viviendo
con un amanecer esperando.
con los caminos que tomamos
con los olvidos que llevamos
con los recuerdos que añoramos

Si marcháramos justos
por los caminos de la igualdad,
si tomar conciencia en armonía
fuera nuestra prioridad, labraríamos
un camino mejor a la sociedad.

Y mientras tanto,
seguimos esperando a esta paz,
seguimos angustiados por guerras
e injusticias del mundo que habitamos.

Si lo volcáramos como un verbo,
madurando conscientes en
su esencia, transitaríamos la vida
livianos del Alma,
compartiendo incluso al alba.

Lo más grande que hay
un único monosílabo
tan difícil de alcanzar
y cuando nos habita
desde dentro
deseamos sea
en la tierra
la paz
entre todos nosotros
sin diferencia alguna.

Si existiera la vacuna
para dejarla ser en libertad,
sin manipular, sin otra bandera
que la de ella misma,
de color puro y extendida la mano,
así debiera ser la bandera
de todo corazón humano.

Hermanos,
sobre nosotros crecerán
las flores más hermosas,
quisiera que recemos este mantra
hasta que nuestra voz sea una sola.
Deseo que la paz vuelva a habitarnos,
ese es nuestro designio ahora.

Si pudieras sentir el latido de la savia,
el tibio rumor de las palabras,
la fusión de las voces.
Si pudieras acercar las diferencias
y borrar las fronteras.
Si pudieras,
no habría guerras sino paz.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Entrevistas

“Senderos de odio”: Luis Carranza Torres desanda los caminos de su nueva obra

Publicado

el

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

Es un disparo. Y otro. Es la sangre derramándose, la muerte que clama. Es un latido seco, la llamarada y el viento que derriba fronteras. Es el sonido de las armas, un corte en la piel, en el tiempo. Son los límites, los territorios de la guerra y de los cuerpos. Son las batallas internas y en las orillas de la vida, el amor.

El escritor Luis Carranza Torres, en “Senderos de odio”, su nueva novela editada por Del Fondo Editorial, transita por caminos peligrosos, viaja una y otra vez con sus palabras para contar una historia donde el odio y el amor se entrelazan sobre la sangre derramada. En cada página las balas perforan el corazón de los personajes y de los lectores. Es un disparo y otro que hacen avanzar una trama al ritmo de las guerras.

ContArte Cultura charló con el autor cordobés para conocer dónde y cómo nació esta historia.

—Comencemos poniendo la mirada en la frase de Pitágoras de Samo que encabeza el prólogo de tu novela, “El principio es la mitad de todo”, ¿cómo y cuándo comenzó esta historia? ¿Percibiste la mitad de todo lo que ibas a escribir a partir de ese principio?

—Al empezar a escribir ya tenía los grandes rasgos de la historia en mente. La cita tiene lo particular de llamar la atención sobre ese encadenamiento de hechos que resulta la vida. Cuando algo inicia, es que existe otro acontecimiento previo. Se ve muy claro en el prólogo, lo que ven es solo el resultado de muchas otras cosas que se irán revelando a lo largo de la novela.

—A medida que uno va caminando por las páginas de tu novela puede ver con los ojos de la imaginación paisajes, colores, vestimentas y hasta percibir aromas o sonidos de los escenarios que elegiste. ¿Cuál fue el recorrido que tuviste que hacer para ambientar tan detalladamente esos lugares?

—Hemos ido a esos lugares con mi familia en varias oportunidades. Recorrido sus bosques, escalado alguna de sus montañas y navegado sus lagos, hasta el límite mismo con Chile. Son lugares entrañables con los que me he encariñado mucho. Quise plasmar eso en la historia. No es solo su belleza, se trata de sitios donde la naturaleza es imponente, pero también dura e implacable.

—También hay una descripción minuciosa de las armas que usan tus personajes. ¿Cómo llegaste a esas imágenes que tienen tanto que ver con la guerra?

—Me gusta y mucho la historia. Soy de los que cree que una época, un tipo de personas o un hecho, no puede quedar descripto sin hablar de los objetos más paradigmáticos de esa época, lugar, o clase de gente. Un fonógrafo, unas tenazas para enrular el cabello o las armas que han definido un tiempo. Por ser seres que habitan una frontera indómita, y muchos de ellos haber tomado parte en la Primera Guerra Mundial, a la que por entonces se le decía de otra forma (“Gran Guerra”), sobre todo porque la segunda no había ocurrido todavía, la relación con las armas es muy particular. Quise mostrar eso. Párrafo aparte (sonrisas) es la relación que tengo con el fusil máuser, como muchos otros en el mundo que lo han empleado. En mi caso, nunca lo disparé, pero mi padre sí y hasta logró un campeonato de tiro con esa arma. Sus experiencias al tirar con ella están en la novela.

—Y unas batallas tienen que ver con otras, las personales. ¿Qué senderos propios transitaste para darles vida a Guillermo y a Ema, tus protagonistas?

—En esta obra la historia de amor se desarrolla en el contexto de una venganza. Situación que se las trae, pues como leí al documentarme para la novela, en un artículo de Miguel A. Hernández titulado “La venganza en la literatura”, con ella se busca restablecer un equilibrio frente al agravio. Es subjetiva y unilateral, lo que convierte a todo el asunto en una cuestión, en definitiva, ética. No por nada la diosa griega Némesis, quien tenía la venganza en sus manos, era también la deidad de la justicia retributiva, la solidaridad, el equilibrio y la fortuna. Resulta también una paradoja de roles: la víctima se convierte en justiciero para algunos y en victimario para otros, pues la violencia, y eso es lo que tiene de dañino, siempre genera víctimas. Aunque algunos se tengan merecido lo que les cae.  

—También el Juez y su esposa Alejandra tienen su historia. ¿Qué cosas de ese magistrado se desprenden de tus propias vivencias?

—Lo he visto no en jueces, sino en empresarios. Personas que tienen todo y sienten que les falta algo, que no se relaciona con lo material. Y que, incluso, en algunos casos se hallan en una jaula de oro. Con todo cuanto se puede ambicionar, pero incapaces de poder ser como querrían, por diversas causas. Esa incapacidad es la que me gustó desarrollar en la novela. Además de una historia de amor, bastante abierta, desapegada, y a dónde conduce ese sendero.

—En muchos capítulos la sangre es también protagonista, como si formara verdaderos senderos de odio. Contanos qué emociones se despiertan en vos al dar muerte a algunos de tus personajes.

—Creo que con los mismos sentimientos que los lectores al descubrirlos. Por ahí uno se encariña con el personaje y cuesta contar su fin, pero la trama es implacable muchas veces en exigirlo. En ese punto, no es distinto que en la vida misma.

—Y entre los senderos de odio despierta el amor. ¿Creés que esta historia no hubiera sido posible sin ese sentimiento?

—Definitivamente. Es, en primer lugar y sobre todo, una historia de amor. No fue lo que tuve en mente al inicio, cuando me senté a escribirla, pero fue adoptando esa forma. Como diría Wilbur Smith, detrás de toda novela hay una historia de amor.

—Hay en esta trama varios personajes secundarios muy destacados, ¿cuál de ellos fue el que más disfrutaste al momento de dibujar con tus palabras sus formas y emociones?

—Te podría decir dos, por motivos opuestos: en el médico italiano me gustó contar el proceso interior que ocurre cuando alguien tirado en el piso empieza a querer levantarse. Y en el caso del bandolero ruso, el narrar la sicología de alguien que es una basura de persona. Cómo se llega a eso.    

—¿Sabremos más de estos protagonistas en una próxima novela?

—Es difícil dar una respuesta concluyente. Hay personajes fuertes que suelen volver en una nueva historia, y ellos lo son. Pero hoy por hoy, los tengo como de una sola historia.

—Para concluir, ¿cuál sería el aroma que representa el espíritu de “Senderos de odio”?

—El de las coníferas luego de la lluvia. Un recordatorio que la misma vida, que puede ser dura, brinda también segundas oportunidades donde menos se lo espere.

Sigue leyendo

Literatura

Isabel Allende presenta su primera obra infantil

Publicado

el

La escritora chilena Isabel Allende presenta su debut literario infantil, “Perla, la súper perrita”, una encantadora y conmovedora historia entre un niño y su mascota, editada por Pengüin Random House.

La presentación es el lunes 27 de mayo a las 10, día y hora en que la autora llevará adelante una rueda de prensa virtual.

Perla es una súper perrita que tiene dos súper poderes: hacer que todos la quieran y rugir como un león.
Cuando descubre que su hermano humano, Nico Rico, está siendo acosado en la escuela, ¡sabe que tiene que intervenir! Pero ¿qué hará Perla?
“.

Sobre Isabel Allende

Nació en 1942, en Perú. Pasó la primera infancia en Chile y vivió en varios lugares en su adolescencia y juventud. Después del golpe militar de 1973 en el país trasandino se exilió en Venezuela y, desde 1987, vive como inmigrante en California. Se define como “eterna extranjera”.

Inició su carrera literaria en el periodismo, en Chile y en Venezuela. En 1982 su primera novela, “La casa de los espíritus”, se convirtió en uno de los títulos míticos de la literatura latinoamericana. A ella le siguieron otros muchos, todos los cuales han sido éxitos internacionales.

Su obra ha sido traducida a cuarenta idiomas y ha vendido más de setenta millones de ejemplares, siendo la escritora más leída en lengua española.

Ha recibido más de sesenta premios internacionales, entre ellos el Premio Nacional de Literatura de Chile en 2010, el Premio Hans Christian Andersen en Dinamarca, en 2012, por su trilogía “Memorias del Águila y del Jaguar”, y la Medalla de la Libertad en Estados Unidos, la más alta distinción civil, en 2014.

En 2018, Isabel Allende se convirtió en la primera escritora de lengua española premiada con la medalla de honor del National Book Award, en Estados Unidos, por su gran aporte al mundo de las letras.

(Fuente: Pengüin Random House – Prensa y Comunicación)

Sigue leyendo

Literatura

Llega el “13º Festival Literario Gustavo Roldán” al Espacio Cultural Nuestros Hijos

Publicado

el

El Espacio Cultural Nuestros Hijos, de Avenida del Libertador 8151 de CABA, vuelve a celebrar la fiesta de los libros y la lectura, con una nueva edición del gran homenaje colectivo a uno de los referentes imprescindibles de la literatura infantil latinoamericana, en el “13º Festival Literario Gustavo Roldán”.

El sábado 1 de junio, a las 15, “la palabra dicha, escrita y cantada será protagonista de una jornada intensa, llena de propuestas educativas, lúdicas y artísticas para todas las edades, con la conducción del narrador Claudio Ferraro, quien inaugurará el encuentro renovando un ritual ya tradicional, la ‘Bendición de dragón’ de Gustavo Roldán“, adelanta la gacetilla promocional del evento.

La grilla del escenario la inaugurará el espectáculo de narración oral “Lo que cuenta Gustavo”, de Ana Paduano, que tendrá continuidad con la novedosa puesta “Elegí”, del grupo musical Valor Vereda, basada en la colección de libros que proponían distintas aventuras con tan sólo dar vuelta la página.

Para el cierre, Magdalena Fleitas y Ana Iniesta, acompañadas por los Tamborcitos del ECuNHi como invitados, presentarán el cuento canción ilustrado “La luna de Candela”.

Por su parte, en el Microcine a las 16.10, la autora Paula Bombara y la ilustradora Penélope Chauvié presentarán el libro “¿Cómo se hace justicia?”, un texto basado en los diálogos entre Bombara y Graciela Montes para facilitar la compresión del funcionamiento del sistema judicial en lectores de todas las edades.

En el mismo espacio, pero a las 16.50, Laura Roldán y Claudio Ferraro presentarán “De Boca en boca – Coplas, cuentos y leyendas de nuestro país”, reciente libro de Laura y Gustavo Roldán con ilustraciones de Hernán López y Muriel Frega, editado por Estación Mandioca.

Y a las 17.30, también en el Microcine, ECuentos edición especial presentará a Gimena Blixen y Mahia Corradini, con la colaboración del grupo Lasvorjas, en “Para que sepan de ellos”, espectáculo de narración oral para adultos inspirado en poemas de Laura Devetach y Gustavo Roldán.

La apertura del Festival estará a cargo de Susurrantes Solidaries del ECuNHi y, como en todas las ediciones, les asistentes podrán participar de charlas, talleres y juegos, visitar espacios permanentes y recorrer la feria de libros de editoriales y curadores especializados en literatura infanto-juvenil.

La entrada es libre con bono solidario consciente (no excluyente), con actividades que no se suspenden por lluvia.

Participan en esta edición: Calibroscipio, Pequeño Editor, Del Naranjo, Fondo de Cultura Económica, La Juglaresa libros, Ojoreja, Pupek, Amauta, Loqueleo, Filbita, Avión que va, Tinkuy, Suflaifla, Biblioteca Popular de Virrey del Pino, Ponsatti libros, Boliche Rodante, Luna lanar tejidos.

El evento cuenta con el acompañamiento de: Asociación Madres de Plaza de Mayo, Asociación Civil Amigos del ECuNHi y Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex Esma).

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº