Conéctate con nosotros

Literatura

Murió a los 71 años el escritor y traductor Marcelo Cohen

Publicado

el

El escritor, traductor y crítico literario Marcelo Cohen (Buenos Aires, 1951), uno de los mayores innovadores de lo fantástico en cuentos y novelas, falleció este sábado a los 71 años.

Su obra -cimentada en cuentos, novelas y el ensayos que comenzó a publicar en 1972- incluye títulos como “El país de la dama eléctrica” (1984), “El oído absoluto” (1989), “El fin de lo mismo” (1992), “El testamento de O’Jaral” (1995), “Donde yo no estaba” (2006), “Los acuáticos” (2007), “Casa de Ottro” (2009), “Balada” (2011), “Música prosaica” (2014), “Algo más” (2015, Sigilo) y “Notas sobre la literatura y el sonido de las cosas” (2016).

Por su inventiva y experimentación, se lo ha reconocido como el gran renovador del género fantástico en lengua castellana de las últimas décadas.

Como traductor al castellano, interpretó más de 100 títulos y abordó la obra de autores como Nathaniel Hawthorne, William Shakespeare, Alice Munro, Clarice Lispector, J.A. Baker, J.M. Coetzee, M. John Harrison Julia Armfield.

También dirigía la revista cultural “Otra parte” junto a su pareja por años, la escritora Graciela Speranza.

En julio, había recibido la Rosa de Cobre de la Biblioteca Nacional. La distinción, cuyo nombre refiere al invento de Erdosain, el personaje de Roberto Arlt en “Los siete locos”, reconoce la trayectoria. De esa forma, su nombre se sumó a una lista de notables que incluye a Juan Gelman, Mirta Rosenberg, Juana Bignozzi y Jorge Coscia, entre otros.

Aquel premio coincidió con la salida de su nuevo libro, “Llanto verde” (publicado por la Editorial Sigilo), el segundo de una trilogía de cuentos que comenzó con “La calle de los cines”.

En esos relatos, Cohen retoma las islas de río donde emplazó sus ficciones en los últimos años, en una zona que bautizó “el Delta Panorámico”. Creó aquel espacio literario en 2001 y en cada una de las obras fue trazando la geografía, fauna y flora, la historia, las costumbres y el sistema político de cada una de ellas. El principal común denominador de aquellos archipiélagos es el “deltingo”, un idioma disparatado que Cohen hizo crecer página a página.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Literatura

“La Melodía de Helga”, de Karel Hänisch – Del Fondo Editorial

Publicado

el

El escritor cordobés Karel Hänisch presentó en su ultima novela, “La Melodía de Helga”, en la reciente 48° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

“La Melodía de Helga” es una oda a la nostalgia y el amor, un homenaje a los caídos en el holocausto, a los sublevados de Varsovia, y una inolvidable experiencia que atraviesa el alma. Con su pluma poética, Karel Hänisch sumerge a los lectores en una epopeya histórica y dolorosa, pero al mismo tiempo nos hace trepidar con el poder del amor, con la resiliencia de sus personajes y la fuerza de la esperanza.

Karel Hänisch nació en el año 1997 en Traslasierra, provincia de Córdoba, Argentina. Actualmente reside en la localidad de Villa de las Rosas, y desde corta edad, su consagración principal fue la literatura. Hänisch ha publicado y presentado cuatro obras impresas a lo largo del país y una saga juvenil de obras fantásticas. Este año publica su nueva novela en todas las librerías del país y en naciones aledañas.

Sinopsis de “La Melodía de Helga”

… y así fue como una alemana por amor en tiempos de guerra, fingió ser judía para entrar a un ghetto y reencontrarse con el amor de su vida…
El viento empuña emociones en lo alto de los acantilados de la Isla de Møn. Hay voces inmemoriales que renacen, y una mujer que, en los años de su vejez, ansía volver a oír aquellos susurros guardados en su corazón.
Por el designio de los astros, su nieto Elián, junto a su novia Eva, descubren una caja olvidada en el ático. Ambos se sorprenden al encontrar, junto a un violín, una partitura titulada La Melodía de Helga. Una promesa de amor eterno que vuelve a sonar después de muchos años, y cual hilo conductor de vida, la melodía despierta en Helga la memoria del pasado, recuerdos que ni el alzhéimer puede nublar.
Y las horas pasan, y con lágrimas y melancolías la narración fluye de la voz de quien se atrevió a creer en lo imposible, en una historia de amor y supervivencia, transportándolos al sombrío telón de fondo de la Segunda Guerra Mundial
“.

Sigue leyendo

Historias Reflejadas

“Mundos de letras”

Publicado

el

Mundos de letras

Me colgué de una letra. Mientras hacía equilibrio en la barra de la H, mis piernas buscaron el suelo. Fue entonces cuando las escuché. Venían en fila, una detrás de la otra, arrastrando hojas y palabras. Sí. Las hormigas arrastraban palabras.

Como si tiraran de un hilo, llevaban en sus cuerpos los nombres de los bichos que habitaban en la tierra y debajo de ella. Tanto tiraron del hilo, que del suelo brotó agua. Primero una gota, después otra. Y otra más. Una laguna.

Me sumergí en esas aguas, de cuento. Nadé entre letras líquidas, fui rana. Y sapo. Y flamenco en el borde de una F. Fui pato y fui pez, patas y aletas. Alas en la barra de la A, alas que vuelan y me llevan lejos.

Respiro el olor de las alturas, me vuelvo ave, mariposa, luz en la L de una luciérnaga. Me dejo llevar por el viento. Sigo el aleteo de un cóndor, me aferro a la C, cuelgo, pataleo en el aire, me balanceo en la barra de la H, que, como siempre, hace silencio y me obliga a regresar de las rutas del abecedario que descansa sobre mi escritorio.

Andrea Viveca Sanz

Se reflejan en esta historia los siguientes textos: “Más bichos que no sé qué”, de Silvia Schujer y Liza Porcelli Piussi; las series “Aguamundos” y “Airemundos”, de María Cristina Ramos con ilustraciones de Virginia Piñón y Ana Josefina Mansilla; “Hormigas a montones, ¿en todas las estaciones?”, de Teresa Prost y Myriam Bahntje; y “Bichos de cuento”, de María Inés Falconi con ilustraciones de Mirian Luchetto.

Sigue leyendo

Historias Reflejadas

“Hilos de silencio”

Publicado

el

Hilos de silencio

Avanza. Arrastra los pies y en la suelas de sus zapatos se enredan los hilos cotidianos. Hay nudos, una madeja de palabras permanece entre las baldosas. Son polvo. Polvo y cenizas, basuras del silencio que buscan resistir entre los rincones de la casa. Algo suena en el nido vacío repite los sonidos olvidados, como si los papeles hablaran y revelaran lo callado, como si se quemaran en las manos que los tocan y fueran huecos dentro de la piel que los sostiene.

Avanza la madre y las madres de sus madres. Recorren un camino repetido, una constelación de silencios. Y de palabras. Las miradas fijas en un punto, en la densa humareda donde se esconden las verdades, en la otra parte de las maternidades compartidas, en el centro, sobre el mantel que las convoca.

Avanzan. Los pies descalzos. El sonido metálico de los zapatos repite el latido de la lengua que les pertenece. El sonido. La lengua. Y los secretos sobre el mantel, tan visibles, mudos.

Andrea Viveca Sanz

Se reflejan en esta historia las siguientes novelas: “La otra de mí”, de Marcela Alluz; ” Una madre”, de Alejandro Palomas; “El silencio de nuestras palabras”, de Simona Sparaco; y ” Lengua madre”, de María Teresa Andruetto.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº