Conéctate con nosotros

Muestras/Exposiciones/Festivales

Marta Minujín exhibe su “Pandemia” en el Museo Nacional de Bellas Artes

Publicado

el

En tiempos de crisis sanitaria e incertidumbre Marta Minujín creó “Pandemia”, un lienzo en el que durante varios meses fue pegando pequeñas tiras de tela pintada, configurando escalas cromáticas entre el negro y el blanco, una obra que se exhibirá en el Museo Nacional de Bellas Artes a partir del próximo jueves y que la artista dedica a sus seguidores de Instagram.

Pandemia es un cuadro de 260 x 210 cm realizado durante el aislamiento obligatorio desde mayo de 2020 hasta marzo: “Amigos ya cerca del fin, Pandemiaaaa 11 meses 5 horas por día y fueron pegadas 22.600 tiritas de tela pintada y luego cortada y pegada”, dice la artista en su cuenta de Instagram.

Minujín (Buenos Aires, 1943) realizó “un trabajo obsesivo, preciosista y riguroso para elaborar esta obra”, y durante varias horas al día pegó sobre el lienzo “22.600 tiras con pequeños cuadrados en blanco, negro y siete tonos de gris”, informa el museo.

Para ello “pintó pequeñas telas constituidas por líneas paralelas negras, blancas y grises” que luego cortó generando “una trama de cuadraditos de no más de 2 o 3 milímetros de lado”.

El nombre de la obra es un reflejo de lo que se vive aún hoy día. Acostumbrada a usar “miles de colores” -según contó a la agencia de noticias Télam en una entrevista de julio del año pasado- esta obra es “la única que va a terminar siendo negra, todo influenciado por lo que pasa, por la situación”.

También decía: “Me desespera cuando se me terminan las tiritas que hago. Primero pintás la tela y después se corta en tiras, finitas”, y “cuando se me acaba la tela me enloquezco”. Las tiras fueron pegadas sin un plan previo, aunque le demandó más de los cinco meses planificados en un principio.

Este cuadro “negro” que la artista dedica a sus seguidores de Instagram (@martaminujin), a los que agradece por el acompañamiento, tiene escrito en el reverso del bastidor la historia de su proceso. En grandes letras se lee “Vivir en arte”, entre otras anotaciones.

“Les dedico esta obra a todos mis seguidores de Instagram, realmente me han acompañado, como todos que nos acompañamos en las redes”, expresa Minujín en uno de sus mensajes. Y en un video que compila el tiempo transcurrido dice: “La obra negra, pandemia, covid-19, encierro, encierro, encierro, pero con arte todo es fantástico”.

Concebida como una obra en proceso también se exhibe un video que documenta el trabajo. “El montaje de ‘Pandemia’ en el hall de ingreso al Museo incluye una proyección con movimiento de esa misma trama sobre la tela, lo que produce un efecto cinético sutil que potencia su magnetismo”, adelanta Andrés Duprat, director del Museo Nacional de Bellas Artes.

La obra de Minujín integra las colecciones más importantes del mundo y fue precursora de muchas de las prácticas artísticas de la vanguardia de los años 60. Fue autora de happenings como “La Menesunda” y “Simultaneidad en Simultaneidad”; ganó siete becas, entre ellas la Guggenheim; y entre sus obras de gran tamaño se destacan “El Partenón de libros prohibidos” (1983) reconstruida en 2017 en la Documenta Kassel (Alemania), el Obelisco acostado (1978), el Pan Dulce (1979), o el Lobo marino de Mar del Plata (2014).

En 2019 recibió el Premio Nacional a la Trayectoria Artística que otorga el Salón Nacional de Artes Visuales.

La obra podrá verse en el hall central del museo, hasta el 27 de junio, con entrada gratuita, previa reserva de turno en www.bellasartes.gob.ar.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muestras/Exposiciones/Festivales

Llega en febrero el Primer Encuentro de Mujeres de Arte en Lucha

Publicado

el

El Centro de Unidad Latinoamericano y Caribeño de Arte de la ciudad de La Plata (CULCA) y el Consejo Nacional de Artes Escénicas de la ciudad de La Habana (CNAE), realizarán en la semana del 7 al 13 de febrero el Primer Encuentro de Mujeres de Arte en Lucha para la construcción de una red virtual en formato documental de experiencias a nivel continental.

Este formato servirá para dar a conocer las dificultades vividas en plena pandemia a partir de las particularidades de cada región.

Según destacan los organizadores se trata de un “modelo nacido y experimentado en pleno confinamiento mundial por el Covid-19, que se debe impulsar como herramienta documental para todas las producciones en la diversidad de sus lenguajes artísticos y dar noticias de las nuevas formas de resistencia en la labor creativa de los espacios independientes de arte, que a la vuelta para esta supuesta normalidad ha dejado visibilizada la orfandad de los Estados para los espacios culturales a nivel región, país y continente, como así también las grandes dificultades económicas sufridas por el histórico bloqueo que sufren los espacios oficiales cubanos”.

Asimismo se precisa la necesidad de “documentar estos caminos nacidos desde el confinamiento” y también mostrar como “a pesar de las dificultades de cada región, todos los espacios de mujeres aprendieron en ese hacer a pesar el afuera hostil y a tener una mirada constante en la crítica hacia lo que no está, lo que falta”.

El comunicado promocional del Encuentro hace hincapié en el rol de las mujeres trabajadoras de arte, quienes deberían “propiciar estos nuevos formatos de espacios de encuentro que traspasan las fronteras, que no nos colonizan desde el encierro, la crisis económica mundial, logrando así plasmar una red virtual que propicie la necesidad de interactuar y nos fortalece desde las alianzas y los intercambios de experiencias, desde el análisis y la reflexión, desde el enriquecimiento con otros colectivos de mujeres, sus reivindicaciones sociales y su protagonismo en las luchas populares”.

Sigue leyendo

Muestras/Exposiciones/Festivales

Un viaje cargado de sorpresas por la historia del fútbol en el Museo Histórico Nacional

Publicado

el

Por Leila Torres (*)

“Pasión de multitudes”, una muestra sobre la historia del fútbol en Argentina que incluye más de 100 camisetas de diferentes clubes se despliega majestuosamente en el Museo Histórico Nacional en sintonía con un pueblo entusiasmado por la victoria de Argentina en el Mundial de Qatar que puede visitar la exposición hasta el 31 de agosto de 2023 de forma libre y gratuita.

El año entrante se cumplen 130 años del primer campeonato oficial de fútbol celebrado en el país y el Museo Histórico Nacional (Defensa 1600,CABA) aprovecha la ocasión para reunir objetos de un valor incalculable que cuentan la historia de este deporte que convoca multitudes desde sus inicios amateurs hasta hoy.

La exposición se encuadra dentro del proyecto de la institución de trabajar “temas más contemporáneos que combinen con la riqueza del museo del siglo XIX colonial” y que, a su vez, “atraigan nuevos públicos”, según cuenta a la agencia de noticias Télam el historiador y director del museo, Gabriel Di Meglio.

Para poner en marcha la iniciativa, se convocó a Daniel Sazbón, historiador de fútbol y a Ayelén Pujol, historiadora del fútbol femenino, quienes -junto a un gran equipo curatorial que recolectó los objetos que pertenecen a clubes, periodistas, jugadores y coleccionistas- armaron pieza por pieza “Pasión de multitudes”.

El itinerario empieza con el surgimiento del fútbol criollo en el país, el 20 de junio de 1867, cuando la pelota rodó en el barrio porteño de Palermo, donde actualmente se encuentra el Planetario. El objeto de esta época que se destaca es una camiseta usada en 1901 por los jugadores del club Alumni, un equipo de la Ciudad de Buenos Aires que participó de las ligas desde los comienzos de esta práctica.

La muestra recorre década por década a partir de las camisetas de los diferentes equipos del país. Algunas, las más antiguas, se ubican en vitrinas y las más recientes en un nivel más alto. En este punto, el público puede apreciar las remeras que corresponden a la Máquina de River, el Racing de José, los Matadores de San Lorenzo, el Independiente multicampeón de América, Estudiantes con Zubeldía como técnico, el Ferro de Griguol, el Newell’s de Bielsa y el Boca de Bianchi, entre muchos otros equipos.

“Fue muy difícil elegir cuáles sí y cuáles no porque hay millones de equipos en Argentina”, cuenta Di Meglio sobre el proceso de selección. En el centro de esta sala, reluce la Copa Campeonato que desde 1980 ya no se le otorga físicamente a los clubes pero se entrega simbólicamente a través de la colocación de una insignia de chapa. Este sector también incluye los botines de Roberto Cherro y de Bernabé Ferreyra.

El fútbol femenino también pisa fuerte en esta muestra. Las imágenes que aparecen son las del primer partido en 1913 que se jugó en la ciudad de Rosario. Luego, en 1991 se realizó el primer Campeonato de Fútbol Femenino de Primera División A pero no fue hasta el 2019 que se concretó su profesionalización.

Las camisetas de Betty García, una pionera del fútbol femenino que participó de la Copa Mundial Femenina de Fútbol de 1971, se exponen en dos vitrinas. Una pertenece a la que García vistió en el Mundial México 71 y otra en Racing Club en 1978.

En uno de los pasillos, una vitrina resguarda algunos objetos que pertenecieron a los técnicos más emblemáticos de la historia del deporte como la videocasetera de Carlos Salvador Bilardo, una corbata de Marcelo Gallardo, y otra del entrenador más ganador de la Primera División de Argentina, Carlos Bianchi.

Una vez que el público abandona esta sala, ingresa en otra pintada del mismo azul que la camiseta de la Selección Argentina del ’78 decorada con estrellas, planetas, naves espaciales pequeñas y lunas. Se trata del espacio dedicado al “barrilete cósmico”, Diego Armando Maradona. A un lado, se despliegan las camisetas que usó el ídolo popular: la roja de Argentinos Juniors del ’76, la de Boca Juniors del ’81, la correspondiente a Newell’s Old Boys de Rosario y la de Boca del ’95, junto a las que vistió en la Selección Argentina.

En la otra pared de la sala, un mural del artista plástico Santiago Spigariol (más conocido como San Spiga), quien desarrolla su obra gráfica en formato de pósters y arte urbano en distintos soportes como cárceles, barrios y centros educativos, deja a los visitantes boquiabiertos. La obra enseña imágenes del futbolista besando la camiseta, del famoso video en el que él expresa su sueño de “jugar el Mundial” y otras de adulto en la cancha, con las piernas fibrosas que lo caracterizaban y su habilidad para controlar la pelota.

El artista también participó de la sala dirigida a la Selección Argentina donde plasmó la icónica imagen de Maradona con el brazo extendido y la pelota en la mano muy cerca de un póster de Lionel Messi festejando un gol, en alusión al traspaso de la número diez.

“Pasión de multitudes” sorprende por incluir hasta el hito futbolero más reciente: Argentina coronándose campeona de la Copa del Mundo el 18 de diciembre en Qatar. Entre las imágenes de las jugadas más distintivas, aparece la espectacular atajada de Emiliano Martínez, “el Dibu”, que evitó que Francia anotara el cuarto gol en la final.

También, se destacan las camisetas de Messi en el Mundial del 2014 y otra de Lautaro Martínez en la Copa América 2021 que dialogan con el vestuario de sus predecesores como Cesáreo Onzari, quien anotó un gol olímpico en 1924, la camiseta de Mario Alberto Kempes del Mundial 1978; el buzo de la selección que usó el “Pato” Ubaldo Fillol y las camisetas del “Tata” José Luis Brown y Héctor Enrique cuando se consagraron campeones mundiales en 1986.

El vestuario está acompañado por pelotas de tiento de 1890 y otras de diversas épocas: la que rodó en el Monumental en el ’78 y la del Estadio Azteca en el Mundial del ´86.

El espacio que recorre la historia de la Selección Argentina desemboca en un pedestal donde se ubica la Copa Mundial del ’86, el trofeo de 6 kilogramos más anhelado por los futbolistas profesionales, acompañado por medallas. Detrás de este tesoro, están los posters de tres campeones argentinos: Daniel Passarella, Maradona y Messi.

“La historia del fútbol argentino es inabarcable”, reflexiona el director del Museo Histórico Nacional pero la institución se acerca a abarcarlo todo cuando ofrece una sala en el subsuelo para que espectadores y espectadoras indaguen en las articulaciones del deporte con la política, la prensa y la cultura popular.

“El día que fue el golpe del ’76, todo se prohibió salvo la transmisión de un partido en el que jugaba Argentina con Polonia”, relata Di Meglio mientras señala un vaso que regaló la selección polaca a la selección argentina. Otro recuerdo que actualiza la muestra a través de imágenes en blanco y negro y camisetas es la tarde en que los hinchas de Chicago fueron presos por cantar la marcha peronista. Al ser liberados, en un partido contra Atlanta en Villa Crespo, repitieron la entonación. Cuando de regreso al barrio pasaron por una comisaría, la barra cantó “Arroz con leche, me quiero casar, con una señorita de San Nicolás” frente a la rígida mirada de los policías.

Un puesto de diarios color verde con la expresión “Con el diario del lunes” exhibe las revistas y periódicos que inmortalizan distintos momentos de los clubes del país. También hay trípodes, radios y cámaras antiguas que se ubican en el salón como mediadores entre los eventos deportivos y los apasionados del fútbol. Además, se recuperan algunas frases espontáneas de los relatores: “¿Lo digo o no lo digo…? Ma sí, lo digo: ¡Partido liquidado!” o “¿Eso es penal o estoy crazy Macaya?”.

La lista de reliquias que están presentes en “Pasión de multitudes” es exhaustiva y se supera a sí misma a medida que avanza el recorrido. La muestra realiza un homenaje a los hinchas a través de la colocación del primer bombo que usó la hinchada del Club Atlético de Belgrano para alentar a su equipo y también de pilusos, prodes, figuritas, banderines y carnets de socios vitalicios.

Al finalizar el itinerario, el público se encuentra con elementos de los estadios: está el sillón donde Maradona se sentó cuando era director técnico en Gimnasia, el imponente reloj tablero del Monumental, que fue restaurado exclusivamente para la ocasión, y las butacas del palco del Mundial ’78 y cierra una experiencia que demuestra que el futbol es mucho más que un deporte.

(*) Agencia de noticias Telam.

Sigue leyendo

Muestras/Exposiciones/Festivales

MAPU Música celebra sus 20 años en el Teatro Ópera de La Plata

Publicado

el

MAPU Música cumple 20 años y lo festeja este viernes en el Teatro Opera de La Plata.

La escuela platense comenzó sus actividades en el año 2002 y 20 años después tiene más de 120 estudiantes de música semanalmente en sus diferentes actividades: Clases de Iniciación Musical, Ensamble, Guitarra, Canto, Piano, Batería, Bajo, Violin y Ukelele.

Para celebrar sus dos décadas se realiza una muestra de los estudiantes, acompañados por los profesores Andrés Villamil, Martín Arana, Joxse Centorbi, Lucas Vallina, Milena Di Plácido y Fabián Villamil.

También tocarán los siguientes grupos: Spider Araña, Vamos de Arriba, Jueves de Vinilo, Sinergia, Ecláctica, Luna Llena, Nada Salvaje, Fatiga Mental y Kimera.

La muestra abrirá a las 18 en la sala de 58 entre 10 y 11, las entradas pueden adquirirse en las boleterías y el evento cuenta con el acompañamiento de ERI (Centro de Rehabilitación), GOMEZ RIOS & ASOC. (Estudio de ingeniería y agrimensura) y VIVEKA (Centro de Yoga).

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº