Conéctate con nosotros

Música

El primer LP de los Rolling Stones y la consolidación de la rebeldía en el rock & roll

Publicado

el

Por Martín Sassone (*)

Hace 60 años, el rock and roll experimentó un nuevo Big Bang con el lanzamiento del primer LP de los Rolling Stones, un álbum homónimo que marcó un antes y un después en la historia musical, y forjó la leyenda de la banda que desafiaría las normas para conquistar el mundo. Allí estaban Mick Jagger y Keith Richards, también estaba Brian Jones, con un ascendente muy fuerte sobre la banda por entonces, los tres respaldados por la notable sección rítmica conformada por Byll Wyman y Charlie Watts, y bajo la tutela del manager Andrew Loog Oldham.

Los meses previos a la grabación estuvieron cargados de trabajo y aprendizaje. La banda se había convertido en una sensación en los clubes de Londres con su explosiva mezcla de blues, R&B y actitud irreverente. En 1963, firmaron contrato con Decca Records y se embarcaron en la aventura de grabar su primer disco. El estudio elegido fue Regent Sound. Si bien ya habían pisado un estudio meses antes, para la grabación del single “Come On / I Want to Be Loved” y luego para el sencillo “I Wanna Be Your Man / Stoned”, esta experiencia sería mucho más intensa y decisiva. Las sesiones de grabación se extendieron entre enero y abril de 1964, con un ritmo frenético y una energía contagiosa. Los músicos, con apenas 20 años de edad, estaban ansiosos por plasmar su sonido en un vinilo de larga duración.

El trabajo en el estudio se caracterizó por la espontaneidad y la experimentación. Oldham, con su visión aguda, guio al grupo mientras exploraba diferentes estilos y sonidos. La mayoría de las canciones eran versiones de clásicos del blues y del rock and roll, pero con su propio sello. La guitarra punzante de Richards, la voz poderosa de Jagger, la batería precisa de Watts y el bajo pulsante de Wyman se combinaron con los aportes de Brian Jones, por su expertise como mulitinstrumentista y su profundo conocimiento de la música negra, para crear una energía electrizante.

El 16 de abril de 1964, el primer LP de los Stones llegó a las tiendas de Reino Unido y se convirtió en un éxito inmediato. Trepó al puesto número uno en los charts británicos, donde permaneció por 12 semanas. El 30 de mayo fue lanzado en Estados Unidos y enseguida se posicionó en el puesto 11 del ranking de Billboard.

El impacto de su primer álbum fue monumental. El grupo se convirtió en un símbolo de rebeldía y libertad, y su música en la banda sonora de una generación que buscaba romper con las tradiciones. Un profundo cambio cultural estaba en marcha y los Stones aparecieron para disputarle el liderazgo de esa movida a los Beatles, que entonces les llevaban una leve ventaja.

A diferencia de la producción meticulosa de la época, el sonido del primer disco de los Rolling Stones es crudo y sin pulir. Las imperfecciones y la energía bruta de la banda son parte de su encanto, algo que se destacaba en sus actuaciones en vivo.

El álbum versión inglesa comienza con “(Get Your Kicks On) Route 66”, de Bobby Troup, quien escribió la canción en 1946, que primero grabó Nat King Cole junto a su King Cole Trio, en un estilo volcado hacia el jazz. Pero la versión que inspiró a los Stones fue la Chuck Berry de 1961. Era la esencia misma del rock & roll.

Luego sigue con “I Just Want To Make Love To You”, composición de Willie Dixon y grabada por Muddy Waters en mayo 1954. Los Stones transformaron un blues lento y corrosivo en un acelerado rhythm and blues. El tercer tema es “Honest I Do”, del músico de blues Jimmy Reed. La versión de los Stones es un blues cansino bastante fiel al original. Completan el lado A “I Need You Baby (Mona)”, escrita en 1957 por Bo Diddley; “Now I’ve Got A Witness (Like Uncle Phil And Uncle Gene)”, una adaptación instrumental de la canción “Can I Get A Witness”, que lleva la firma de Nanker Phelge, un pseudónimo utilizado entre 1963 y 1965 para las composiciones de todos los integrantes de la banda; y “Little By Little” escrita por los Stones y Phil Spector e inspirada en “Shame, Shame, Shame” de Jimmy Reed.

El lado B comienza con “I’m A King Bee”, escrita por Slim Harpo, uno de los músicos más de blues más influyentes de la década del cincuenta. La versión es muy fiel a la original: sobresale el deslizante sonido del bajo de Bill Wyman, Brian Jones se destaca con el slide y Jagger con la armónica. Del blues pantanoso pasan al rock & roll más clásico de Chuck Berry con una exquisita interpretación de “Carol”, para luego zambullirse en una balada pop como “Tell Me (You’re Coming Back)”. El siguiente tema está conformado por “Can I Get A Witness”, canción con la que Marvin Gaye había brillado un año antes.

La penúltima canción sondea los campos sonoros del góspel. Se trata de “You Can Make It If You Try”, compuesta por Ted Jarrett y grabada Gene Allison en 1957. Y cierran a puro Memphis con “Walking The Dog”, de Rufus Thomas, uno de los emblemas del sello Stax.

La versión estadounidense del disco, a la que como título le agregaron “England’s Newest Hit Makers”, difiere de la inglesa porque dejaron afuera “I Need You Baby (Mona)” para agregar como tema inicial “Not Fade Away”, en la que realzan el sonido de Bo Diddley para transformarla en un gran éxito.

De la grabación participó activamente al piano Ian Stewart, el sexto stone, pero que no era “uno más de la banda” por una decisión del manager, porque consideraba que su imagen no encajaba con la de todos los demás. También fueron de la partida Gene Pitney y los miembros de los Hollies Graham Nash y Allan Clarke que sumaron sus voces en “Little By Little”.

El álbum fue el inicio de una historia que sigue hasta el día de hoy, con cientos de canciones enormes en el medio, las muertes de Brian y Charlie, las deserciones de Wyman y Mick Taylor, y con el peso del rock & roll que tanto Mick como Keith, y Ronnie Wood, saben llevar con mucha dignidad, gracia y talento. ¡Larga vida a los Rolling Stones!

(*) Agencia Noticias Argentinas

Sigue leyendo

Música

A cien años del nacimiento de Charles Aznavour

Publicado

el

Charles Aznavour, hijo de inmigrantes armenios y un ícono de la “chanson française”, habría cumplido 100 años este 22 de mayo.

Un nuevo libro y un jardín en París llevan su nombre, rindiendo homenaje al artista que falleció el 1 de octubre de 2018 a los 94 años.

Aznavour, cuyo verdadero nombre era Shahnour Varinag Aznavourian, logró convertirse en un ícono universal gracias a su arduo trabajo, a pesar de no tener inicialmente una voz poderosa ni un físico llamativo.

Hijo de artistas que huyeron del genocidio armenio, grabó 1.400 canciones en nueve idiomas, convirtiéndose en una figura central de la música.

Un encuentro crucial con Edith Piaf a mediados de los años ’40 catapultó su carrera. Aznavour gestionó asuntos logísticos para Piaf y aprendió de su proyección internacional, incluyendo el inglés, lo que le ayudó a triunfar en escenarios mundiales como el Carnegie Hall de Nueva York.

La música de Aznavour, como la célebre “La Bohème” (1965), es conocida por su capacidad para conmover con su poética narración del día a día.

Aunque no se involucró políticamente hasta el terremoto de Armenia en 1980, compuso canciones de gran relevancia social como “Comme ils disent” (1972), sobre la homosexualidad.

Libro y homenaje

Coincidiendo con el centenario de Aznavour, su familia publicó “Aznavour inédit: La vie selon Charles”, un libro con citas y pensamientos que repasan su vida y sus humildes comienzos en París.

Aznavour relata anécdotas de su infancia, su amor por el ajedrez y su vida personal, incluyendo su relación con su tercera esposa, Ulla Thorsell.

Por su parte, para celebrar su legado, el Ayuntamiento de París inauguró un jardín adosado a los Campos Elíseos en honor a Charles Aznavour, complementando el busto ya existente en la plaza de Odéon. Estos homenajes destacan la perdurable influencia del artista en la cultura francesa y mundial.

Sigue leyendo

Música

Don Osvaldo llega a Mar del Plata para presentarse en el GAP

Publicado

el

Don Osvaldo, la banda liderada por Pato Fontanet, regresa al escenario de GAP, en la ciudad de Mar del Plata, luego de dos años.

La cita será el miércoles 26 de junio a las 20, en Avenida Constitución 5780, con entradas anticipadas ya a la venta por sistema EdenEntradas y puntos de venta (CABA: Altos Precios -Lavavoll 2081-; Córdoba: Disquería Eden -Obispo Trejo 15-; Mar del Plata: Rip Curl Mar del Plata -San Lorenzo 1281).

Luego de haberse reencontrado con el público porteño tras 19 años en una serie de shows históricos en el Estadio Luna Park, la banda anunció shows en Neuquén, Bahía Blanca, La Pampa y Mar del Plata.

El repertorio incluye varias canciones de Callejeros, además de hacer un repaso por los discos de Don Osvaldo.

(Fuente: Nadya Cabrera – Prensa)

Sigue leyendo

Música

El Mañanero presenta su single “Blend”

Publicado

el

El Mañanero, grupo de música instrumental urbana, con fuertes raíces en el funk, el neosoul y el afrobeat, profundiza con “Blend”, su nuevo single, en su búsqueda de sonidos y texturas de la música electrónica, pero priorizando siempre “la tracción a sangre y el groove de la vieja escuela”.

La banda está integrada por Martín Jota Yubro en Guitarra, Rafael Sucheras en teclados, Lautaro Garro en batería y Martín Longoni en bajo, y cuentan con la colaboración de Papacho Salami en trompeta y Andrés Reboratti en saxo.

“Blend” es el primer adelanto del EP que se editará en los próximos meses.

(Fuente: La Vaquita Records)

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº