Santiago Gasquet: “Voy transitando distintas formas y adapto lo que hago al contexto del momento”

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

El universo de cada artista está atravesado por sutiles prolongaciones de las líneas vitales, emociones y vivencias que se expanden en forma de imágenes y que constituyen un lenguaje siempre nuevo, cargado de símbolos, ojos que replican otros ojos, voces que se escapan de las bocas dibujadas, aromas y sabores que crecen desde cada obra para perderse en el aire y multiplicar el mundo creativo.

Santiago Gasquet es un joven artista plástico que narra la vida a través de sus creaciones, pinta las oscuridades y las luces, se detiene en los detalles y los realza, como si fueran palabras dibujadas.

En diálogo virtual con ContArte Cultura, abre una ventana imaginaria de la galería Piedras, donde vive y trabaja, y nos permite espiar a la distancia su universo creativo.

—¿Recordás cuáles fueron los primeros pasos que diste en el camino del arte?
—Desde muy pequeño me interesé por la representación, dibujaba mucho y ya en la escuela primaria me entusiasmé con la idea de estudiar arte. Tenía una profesora de plástica que me motivo a seguir la carrera y eso hice. Me anoté en el Magisterio de Bellas Artes Lola Mora y luego realicé las especializaciones en Grabado Y Escultura en la Pueyrredón. Tiempo después realicé el Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella, también el Programa CIA y asi…

—¿Hay algunos objetos o elementos que constituyan un hilo narrativo a lo largo de tus obras?
—Sí: las palabras, la muerte, las plantas, la violencia, la enunciación de preguntas y todos los objetos y contextos que materializan estos elementos.

—¿Cuáles son los materiales y las técnicas que utilizás habitualmente para dar vida a tus creaciones?
—Realizo dibujos, pinturas, cada tanto filmo videos y realizo performances.

—¿Qué cosas son fundamentales en tu universo creativo?
—No sé si tengo elementos o maneras fundamentales para pensar mi trabajo. Voy transitando distintas formas y adapto lo que hago al contexto del momento, pero sí puedo decir que me interesa cada vez más desplazarme de los lugares que habito por un tiempo.

—¿De qué manera lográs plasmar sobre los distintos soportes las ideas que constituyen las semillas de tus obras?
—Miro mucho alrededor, a mi contexto más inmediato, al arte de la industria musical, me gustan las artistas pop y sus estéticas tendenciosas, también me gusta mucho hacer referencias a formas clásicas del arte.

—¿Cómo trabajás para llegar a tus distintos autorretratos?
—Mis autorretratos a lápiz son muy pocos y los realizo en momento que son relevantes para mí. Como mencioné anteriormente, tomo representaciones que se repiten en la historia del arte o acontecimientos de mi época y que tengan que ver con lo que quiero contar. Por ejemplo, en Autorretrato con cabeza de mi padre se me puede ver mirando al espectador sosteniendo en mis manos la cabeza de mi padre que había fallecido recientemente, y es una clara alusión a la alegoría de la muerte en distintas pinturas. 

—Contanos qué es y cómo funciona la Galería Piedras que codirigís.
—Es un espacio que codirijo junto a Rafael Beltrán y que llevamos adelante hace seis años en la Ciudad de Buenos Aires. Representamos a un grupo de diez artistas, realizamos exhibiciones durante el año y distintas actividades relacionadas al arte contemporáneo, además de participar en ferias internacionales.

—Un deseo que te gustaría dejar dibujado en alguna obra. —Generalmente utilizo los títulos de las obras como huella. En uno de mis últimos trabajos el título Pido perdón aparece también como parte del dibujo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*