Conéctate con nosotros

Artes Visuales

Obras de fotógrafas argentinas, en clave femenina, en una exposición internacional en España

Publicado

el

Por Marina Sepúlveda (*)

Las obras de dos generaciones de fotógrafas como Grete Stern, Annemarie Heinrich, Alicia D’Amico y Alicia Sanguinetti son parte de la muestra “Imágenes secuenciadas. Fotógrafas argentinas 1930-1990”, producida por la Fundación Kutxa Kultur de San Sebastián (España), que centra su mirada sobre las trayectorias de estas pioneras, su contexto y valor estético, además de ser “la única exposición sobre arte argentino que hay este año en España”.

En el marco de un nuevo período estival en España y la apertura de los espacios culturales tras la emergencia sanitaria, la exhibición inaugurada recientemente en la sala Artegunea (lugar de la cultura) se suma a las propuestas del País Vasco y estará disponible hasta el 12 de octubre.

A su vez, el espacio dedicado a la fotografía y con veinte años de trayectoria -ubicado en el centro de arte contemporáneo Tabakalera, en la ciudad balnearia de Donostia- incursiona con esta genealogía femenina con 120 obras, algunas inéditas, como primer acercamiento a la fotografía latinoamericana.

La exhibición “Imágenes secuenciadas. Fotógrafas argentinas 1930-1990” tiene como curadoras a la investigadora argentina María Laura Rosa y la española Tamara García -que vivió 15 años en Argentina-, quienes desarrollan en el guion curatorial un recorrido particular, sutil y feminista de la trayectoria de las ocho fotógrafas puestas en contexto.

“Contextualizamos histórica y políticamente el paso de estas fotógrafas por la historia argentina. Por otro lado, es una muestra que tiene una teoría de arte feminista que no cita, pero que está en el guion”, indica Rosa.

La muestra se configura en dos recorridos expositivos, organizados en cinco secciones, en los que confluyen las fotografías de las dos generaciones de fotógrafas.

La primera generación cuenta con nombres como los de Grete Stern, Annemarie Heinrich, Lisl Steiner e Ilse Fusková, y la segunda es representada por Alicia D’Amico, Alicia Sanguinetti -la hija de Heinrich-, Julie Weisz y Adriana Lestido.

De este modo, el primer recorrido está dedicado a las pioneras de las décadas de 1940-1950, algunas de las cuales nacieron en Europa y se exiliaron en nuestro país. Entre ellas están Stern (1904-1999) y Heinrich (1912-2005) nacidas en Alemania, Steiner (Austria 1927) y la argentina Fusková (1929).

Con ellas viene el “ideal feminista de la ‘Mujer Nueva’ (Neue Frau) desarrollado luego de la Primera Guerra Mundial en Alemania”, indican.

Es así que en el primero de los núcleos se refleja “el cuestionamiento al modelo femenino tradicional, trazado en las décadas de 1930 a 1960”. Ese ideal de la mujer burguesa dedicada a su hogar, los hijos y el matrimonio como único proyecto de vida.

El segundo recorrido, protagonizado por fotógrafas nacidas en Buenos Aires, es “en un contexto de fuerte controversia política” enmarcado en las décadas de 1970 y 1980. Tal como explican, es un nuevo momento para la reivindicación del rol de la mujer más allá de lo doméstico, el cuestionamiento del ideal de belleza femenina, y el compromiso político. Y con la vuelta de la democracia en 1983, regresan las que estuvieron exiliadas “y los movimientos de mujeres se reorganizan”, explican.

En este grupo están D’Amico (1933-2001), Weisz (1945), Lestido (1955) y Sanguinetti (1943). Algunas continúan con el legado documentalista de la fotografía, y “participan en la resistencia política y de la lucha contra la dictadura”, y ya en democracia se implican con los movimientos de derechos humanos, dicen.

En este segundo recorrido se espeja la situación histórica de una España que estaba viviendo una dictadura (franquista) sin ningún tipo de libertades, destaca García.

“Es muy fuerte ver todo lo que pasó en Argentina mientras nosotros estábamos en plena dictadura sin ningún tipo de libertades. Las fotógrafas fotografiando la Av. Perón, las marchas, los viajes al Chaco, y las mujeres en España que no podían salir de casa”, reflexiona la cineasta.

A su vez, la muestra da cuenta del momento histórico con la aparición de las agrupaciones feministas en los 70 -segunda ola de los movimientos de mujeres- que cuestionan los mandatos tradicionales, “las construcciones femeninas en los medios de comunicación, y defienden la igualdad de género en todos los aspectos de la vida”, explican.

Estos cinco núcleos temáticos son: “El Yo posible”, con el retrato, autorretrato y la reflexión sobre la identidad y femeninos distintos; “Flâneuses” (paseantes), las fotógrafas que deambulan por las calles en busca de imágenes; “Otros desnudos”, donde investigan sobre un género vedado a las mujeres en los 30 que rompe con los estereotipos; “Secuencias que hubiesen sido…” acerca de proyectos y supervivencia con foco particular en la infancia y la adolescencia; y “El oficio de documentar” sobre los lugares de resistencia y memoria.

Mientras se espera que la muestra, proyectada como itinerante, llegue a Buenos Aires, se desarrollarán conferencias virtuales en septiembre sobre la práctica fotográfica que dictará Rosa, el feminismo y fotografía en Latinoamérica y España, que dará Juan Vicente Aliaga; además de los diálogos con Narcisa Hirsch, Sanguinetti y Lestido. En paralelo se desarrollará un ciclo de cine con películas de Hirsch y María Luisa Bemberg.

(*) Agencia de noticias Telam

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Artes Plásticas

Reeditan los primeros libros del aclamado ilustrador argentino Pablo Bernasconi

Publicado

el

Por Leila Torres (*)

En tapa dura y con imágenes actualizadas, ya llegaron a las librerías las nuevas versiones de las obras del artista argentino Pablo Bernasconi que habilitan una nueva oportunidad para conocer su producción en un contexto signado por el uso de plataformas y avances de la inteligencia artificial, para disfrutar con templanza las publicaciones de “Recíproco”, “Miedoso”, “La verdadera explicación” y “El brujo, el horrible y el libro rojo de los hechizos”.

Luego de una revisión muy grande de los diez títulos que Bernasconi, ilustrador argentino de más de 20 años de trayectoria, tiene publicados por Penguin Random House, en la que cambió textos, tipografías y actualizó algunas imágenes prestando suma atención al detalle, los libros ya están a la espera de los lectores de siempre pero también de aquellos por descubrir.

Bernasconi (1973) se dedicó al principio al diseño gráfico y desde hace muchos años se dedica al dibujo. Ha recibido numerosos premios: fue finalista del premio Hans Christian Andersen (considerado el Nobel de la literatura para chicos) y cuenta con diez galardones por su excelencia de la SND (Society of Newspaper Design). Sus propios libros presentan personajes inolvidables que cautivaron a las infancias y cruzaron fronteras hasta llegar a Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Brasil y también India, Corea y España.

Sin embargo, su público no es exclusivamente infantil. Hace un tiempo, en Bariloche, donde vive, expone obras para adultos y también participa de BADA, una feria con distintas propuestas artísticas que se realiza en el predio porteño de La Rural. Pero más allá de esta categorización, Bernasconi sabe que para cautivar a un niño primero hay que cautivar al adulto que le alcanza el libro. “Hablemos de un niño, por ejemplo, que todavía no sabe leer. Si está acompañado por un adulto, debe haber contagio placentero de alguien que está leyendo con placer a otro. Eso es impagable”, explica Bernasconi en una entrevista con la agencia de noticias Télam.

Desde este mes, las familias podrán disfrutar de la obra de Bernasconi en ediciones de tapa dura, una asignatura que el artista tenía pendiente. “Cuando viajo, o en las ferias en Bolonia me sorprende la presencia que tienen los libros álbum; más allá de que estén buenos o malos -porque hay de todo- la tapa dura les da una jerarquía y los ubica en una temporalidad que para mí es necesaria”, explica el escritor para quien es importante “sostener al libro como objeto de belleza”.

“La tapa dura se conserva más, se sostiene en el tiempo y otra vez es más adecuado como un objeto portador de belleza”, subraya Bernasconi quien, en esta primera parte del año ve materializado en este formato los títulos “Recíproco”, “Miedoso”, “La verdadera explicación”, “El brujo, el horrible y el libro rojo de los hechizos”. Las historias son diversas pero todas están acompañadas de sus collages creativos, la atención del detalle y de su modo particular de jugar con los colores.

Los pequeños cambios realizados tienen que ver, precisamente, con los detalles. “Por ejemplo en ‘El Brujo, el horrible y el libro rojo de los hechizos’ están cambiados los fondos, ciertas tipografías y facciones de los personajes”, precisa Bernasconi. También habrá cambios en “El infinito”, que se reeditará en el segundo semestre, incluirá códigos QR con explicaciones. “Son detalles, pero a nivel de edición son muy importantes. Con el correr del tiempo, los fuimos dejando de lado y este era el momento de atesorarlos”, agrega el ilustrador.

“Miedoso” cuenta la historia de Nina, una pequeña que debe enfrentar el miedo de tener un monstruo bajo la cama. La historia induce a reflexionar para qué sirven los miedos y si es posible ser valiente todo el tiempo. En diálogo con Télam desde Bariloche, Bernasconi asegura no haber sido un niño miedoso. “Crecí acá y tenía una relación con la naturaleza con ciertas cosas de bastante peligro. Y la verdad que no recuerdo haber tenido miedos que me opacaran la niñez” recuerda el ilustrador y confiesa: “Los miedos vinieron de adulto”.

“Miedoso tiene que ver con la salud de mi hija en ese momento, que me inculcó un miedo con el que tuve que lidiar junto con ella y a partir de eso salió el libro o escribí este texto”, cuenta Bernasconi, cuya hija Nina (nombre también de la protagonista de “Miedoso”) fue diagnosticada a los tres años con diabetes infantil.

“El miedo no tiene que ver con las arañas o con la oscuridad, tiene que ver con el miedo a que no logres algo. Un libro así, que incluya algo que tiene que ver con la transformación, yo lo hubiese agradecido. Como padre, hubiese agradecido si lo hubiese tenido”, reflexiona el autor.

La relación con los hijos y con la infancia es una gran fuente de inspiración para estos libros de Bernasconi. “La verdadera explicación”, un libro en el que se narran interpretaciones disparatadas para distintos fenómenos, surge de un “experimento” que el ilustrador hizo con su hijo Franco cuando era muy chiquito. “Tendría cuatro años y yo le empecé a preguntar por qué surgió esto o aquello. Nos sentamos a la noche y le preguntaba por ejemplo, cómo funciona el sol. Me llamó mucho la atención el desparpajo con el que contestaba, sin titubear en ninguna respuesta. Justificando todo, hasta cosas que no sabía”, recuerda el creador.

Esa operación narrativa fue ampliándose en su libro. “Empecé a tomar nota de cómo Franco construía sus respuestas. Ahí descubrí un método que César Aira lo usa llamado ‘la fuga hacia adelante’. Lo usan los niños para hablar y justificar, no las mentiras, sino las verdades. Y dicen cualquier barbaridad pero no importa, a partir de ahí avanzan, justifican y no se puede decir ‘No, en realidad me equivoqué’. Hay que sostenerlo de manera verosímil”, explica Bernasconi.

Sus libros se caracterizan por el humor. Esto es algo que al autor le sale natural. “No es tan adrede. Hablo de esa forma y cuento las cosas exageradas. Mi forma de relacionarme con el lenguaje es el humor”, precisa el escritor y amplía: “Para mí el humor y la poesía son una combinación de elementos maravillosos que justamente la raza humana logró perfeccionar con el tiempo y generan una forma de conectar con temas actuales muy efectiva”.

La obra de Bernasconi será recibida en un contexto de digitalización y uso cotidiano de plataformas por estar dirigida a jóvenes que pasan mucho tiempo en las pantallas y tienen distintas formas de consumir productos culturales que generaciones anteriores. Pese al escenario desafiante, Bernasconi tiene confianza: “Hay obras que perduran. El tiempo pasa y, sin embargo, ahí están. Siguen siendo imbatibles. A mi hija le leía María Elena Walsh y sé que si ella tiene hijos el día de mañana, va a leerle sus cuentos. Entonces yo, como cualquier autor, aliento a eso, a una obra que pueda perpetuarse. 20 años después ya tengo una prueba”, señala.

A la hora de escribir, Bernasconi no se detiene en estas preguntas de trascendencia y perpetuación. Su compromiso es con el lector: “Respetarlo, hacerlo sentir un ser inteligente. No evaluarlo y no ser condescendiente”, explica el autor.

Además, cuenta: “No me hago preguntas tan existenciales antes de abarcar una obra porque les tengo miedo. Hago todo porque los libros sean lo más expansivos posibles. Si yo me hiciera esas preguntas previamente, quedaría congelado. Creo que uno quedaría como cristalizado en una expectativa, en una ambición desmedida y es muy difícil escribir así”, explica el escritor.

Sobre la inserción de su obra en un contexto de una ampliada digitalización, con la reciente popularización de herramientas de inteligencia artificial que producen imágenes en tiempos récord, Bernasconi apuesta a la potencia del libro. “El papel pareciera quedar cada vez más obsoleto. Lo vemos en los diarios o en revistas que se están digitalizando. Sin embargo, el libro ha sobrevivido hasta ahora”, explica y advierte que “la batalla no es con el libro digital sino con la inserción de lo superfluo y todas las plataformas que proponen algo que no es constructivo”.

En este escenario, la inmediatez que caracteriza a la tecnología podría ser una enemiga de la lectura. “La tecnología es todo rápido, rápido, rápido y que dure tres segundos. El desafío tiene que ver con la templanza de las personas de profundizar en algo y, si vos querés eso, vas a leer un libro. Si no logras profundizar, porque más que un video de diez segundos no te bancás… Y bueno, toda la humanidad va a tener que crujir sobre algo que no está bueno”, observa el ilustrador.

Con la reciente utilización de herramientas de inteligencia artificial por parte de miles de usuarios, el debate sobre los riesgos y alcances de la inteligencia artificial se expandieron hasta alcanzar el campo artístico. Y al poco tiempo, aparecieron producciones novedosas que utilizaron esta herramienta como la película “Titanic” con la estética de David Lynch o un Van Gogh hecho de inteligencia artificial con el cual se puede conversar.

Aunque le parece una “gran herramienta”, señala que “conlleva cierto peligro de uniformar todo, que todo se vea igual”. “Es una herramienta muy incipiente pero de lo que estoy seguro es de que cambia todo el paradigma de acá en adelante de lo que estamos acostumbrados a consumir en cuanto a imágenes. No se cómo, pero seguramente va a modificar la ilustración, los libros, el mercado, los derechos y el trabajo”, analiza el diseñador gráfico.

“Si es una forma de acercarse a la belleza, bienvenida sea”, señala Bernasconi, quien todavía se aferra a su estilo, colores y pincel en mano.

(*) Agencia de noticias Telam.

Sigue leyendo

Artes Visuales

Llega el XIV Festival de Libros Ilustrados Solidarios

Publicado

el

El domingo 26 de noviembre, entre las 15 y las 20, el Club Ateneo Popular de La Plata (calle 39 nº 223 e/115 y 116) será sede del XIV Festival de Libros Ilustrados Solidarios denominado “Ilustranimada”.

El evento es el tramo final del proceso de trabajo de estudiantes de la cursada de Lenguaje Visual 3 de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de La Plata (FDA-UNLP), quienes a partir del sistema de Aprendizaje y Servicio Solidario, diseñan y producen cada uno un libro ilustrado, ejemplar único y artesanal, sobre textos literarios escritos por autoras y autores convocados a participar del Proyecto Libros Solidarios Ilustrados.

“La exposición tiene un formato de festival, con distintas actividades, que incluyen charlas, proyecciones, música en vivo y entrega de los ejemplares a instituciones sin fines de lucro, logrado de ese modo extender la actividad académica a la comunidad”, detallaron desde la FDA.

Asimismo precisaron: “Con ésta nueva edición superamos los 5.000 libros artesanales entregados a 40 instituciones benéficas y ampliamos la biblioteca virtual”.

Sigue leyendo

Artes Visuales

9ª edición del BITBANG, festival de animación, videojuegos y arte digital

Publicado

el

Con charlas, workshops, fiestas, convocatorias, invitados internacionales y nacionales, proyecciones, competencias de animación y videojuegos y un laboratorio de desarrollo de cortometrajes, del 23 al 28 de octubre tendrá lugar la 9ª edición del “BITBANG Festival Internacional de Animación, Videojuegos y Arte Digital” en siete sedes porteñas, el encuentro más destacado de la región para el mundo del arte y el juego digital.

La inauguración será el lunes próximo a las 20 en Club Lucero (Nicaragua 6048) con música y proyecciones de cortos que seguirán en la sala de la sede de lunes a viernes de forma gratuita.

El cierre del festival será el 28 de octubre, como celebración del Día Mundial de la Animación, con clases magistrales de Sophie Koko y Juan Pablo Zaramella.

La ceremonia de premiación, por su parte, será en el Centro Cultural Kirchner (Sarmiento 151) y comprenderá un día completamente destinado a los videojuegos en Escuela Da Vinci (avenida Corrientes 2037/49), y una fiesta de cierre en los tres pisos de Dune Park (Aráoz 740), con un show musical de ANYI con visuales de Awesobico, DJs referentes de la electrónica emergente, muestras, exposiciones y arcades.

Desde hace nueve años, BITBANG cruza a los artistas más influyentes con miles de mentes creativas y este año recibirá a los más grandes referentes locales y del mundo de los tres rubros con charlas, proyecciones, talleres y más actividades con entrada gratuita.

Según adelantaron los organizadores, en esta edición participarán artistas referentes de la animación como la británica Sophie Koko, que marcó tendencia a toda una generación, y el estadounidense Joe Cappa.

Además estarán Ezequiel Torres, Juan Pablo Zaramella, Estampita, Miren Begoña Cortazar, Diego Polieri, Damián Fernández Gómez, Nuria Suaya, Daniel Benmergui, Sebastián Blanco, Alejandra Bruno y Bruno Quarta.

En esta edición también se lanzará “Voces del Sur”, un programa de Mentorías y laboratorio de cortometrajes, en colaboración con Ojo Raro.

Del 23 al 28 de octubre seis proyectos seleccionados de entre más de 100 de más de 15 países recibirán capacitaciones y mentorías a través de sesiones uno a uno, charlas, workshops y tutorías en guión, dirección, dirección de arte, producción y distribución con referentes como Simón Wilches Castro, Carlos Gómez Salamanca y Luce Grosjean.

Las otras sedes donde se llevará a cabo son el Cine Gaumont (avenida Rivadavia 1635), el Centro Cultural Recoleta (Junín 1930) y La Paz Arriba (avenida Callao 1082).

La programación completa del festival está disponible en https://www.bitbangfest.com/es/#?utm_source=newsletter&utm_campaign=28490-Bitbang+programación&utm_medium=email

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº