Conéctate con nosotros

Mundo

A los 63 años, murió la actriz y cantante Irene Cara

Publicado

el

La actriz, cantante, bailarina y compositora estadounidense de origen puertorriqueño Irene Cara, laureada por sus interpretaciones de las canciones principales de los filmes “Fama” y “Flashdance”, murió este domingo a los 63 años en su casa de Florida por causas aún no reveladas.

La noticia sobre el fallecimiento fue entregada por su representante, Judith A. Moose, a través de Twitter donde escribió: “No puedo creer tener que escribir esto, y mucho menos dar la noticia. Por favor, compartan sus pensamientos y recuerdos de Irene. Estaré leyendo todos y cada uno de ellos; y sé que ella estará sonriendo desde el Cielo. Ella adoraba a sus fans”.

La artista se inició en la televisión de habla hispana cantando y bailando y su pico de popularidad llegó asumiendo a Coco Hernández en “Fama”, película de 1980, que le dio su primer premio Oscar por la canción homónima.

Cara también participó de la banda sonora de la película “Flashdance” y su tema principal, “Flashdance… What a Feeling”, le volvió a otorgar el Óscar en 1983 a la mejor canción original, así como el Premio Grammy a la Mejor interpretación vocal femenina pop un año más tarde.

Luego y ya lejos de semejante palmarés a cuyo calor registró tres álbumes, la intérprete siguió participando en filmes y programas de TV, a la vez que sostenía el proyecto musical Hot Caramel donde se desempeñaba como voz principal.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Literatura

Murakami publica su primera novela en seis años

Publicado

el

El prestigioso escritor japonés Haruki Murakami publicará el próximo 13 de abril su primera novela en seis años, una narración de 1.200 páginas, anunció la editorial Shinchosha, aunque no brindó más detalles del título o de la trama de la misma.

En la cuenta de Twitter de la editorial japonesa especializada en manga, que además publica al autor de “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”, se posteó un misterioso anuncio para dar la noticia a sus lectores: en un fondo blanco, un libro completamente blanco, sin imágenes ni palabras, junto a la leyenda “Murakami publicará nuevo trabajo por primera vez en seis años”.

La minimalista publicación que obtuvo miles de likes agregaba muy poca información a lo que ya se conoce hasta ahora: “Se estrena el jueves 13 de abril de 2023”, “es una novela de 1200 páginas”, “lanzamiento”, fueron los pocos datos brindados.

El libro será publicado inicialmente en japonés y posteriormente saldrán las traducciones, pero para eso tampoco hay aún fechas reveladas.

Los detalles de la trama de esa novela se mantuvieron en secreto para respetar el deseo de Murakami de que los lectores la descubrieran sin conocer nada de antemano, indicó una fuente de la editorial Shinchosha a la agencia de noticias AFP.

Lo que sí se sabe es que se trata del primer trabajo que ve la luz de Murakami desde su última obra, “La muerte del comendador”, publicada en febrero de 2017. Para aquel lanzamiento las librerías de Tokio permanecieron abiertas hasta la madrugada para que sus seguidores pudieran comprar el libro inmediatamente.

A los 74 años, Murakami es un autor de reconocimiento internacional, traducido a 50 idiomas, galardonado con los premios Noma, Tanizaki, Hans Christian Andersen, Franz Kafka y Jerusalem Prize. Ha sido señalado en repetidas ocasiones como aspirante al Premio Nobel de Literatura.

Nacido en Kioto (oeste de Japón), en 1949, Murakami debutó en la literatura con las novelas “Escucha la canción del viento” y “Pinball 1973”, que escribió a los 30 años, de un tirón, en la mesa de la cocina de su casa. Muchos años después llegaría a las librerías de argentina traducidas al español.

Sus fanáticos de este lado del océano ya saben que recibieron las ediciones de los libros de Murakami traducidas al español en el orden exactamente inverso a cómo se fueron publicando en Tokio, de manera cronológica.

El autor de “Tokio blues”, “Kafka en la orilla” y “1Q84” combina elementos fantásticos, personajes melancólicos y diálogos improbables de atmósferas espesas y verosímiles, que impiden apartarse de sus novelas hasta el final.

En Argentina, Tusquets Editores ha publicado todas sus obras, entre ellas “La muerte del comendador”, “Underground”, “De qué hablo cuando hablo de correr”, “De qué hablo cuando hablo de escribir” o “Música, sólo música”, o “La chica del cumpleaños”.

Sigue leyendo

Mundo

Murió Lisa Loring, la primera Merlina de “Los Locos Addams”

Publicado

el

La actriz estadounidense Lisa Loring, quien interpretó a la joven Merlina Addams en las primeras dos temporadas de la serie original de “Los Locos Addams” en la década de los sesenta, murió este último domingo a los 64 años.

La noticia fue confirmada en las últimas horas a través de las redes sociales de su hija Vanessa Foumberg, quien señaló que su madre “se fue en paz y aferrada a las manos de sus hijas”, según consignó el portal de Variety.

Su célebre personaje volvió a la pantalla en el último tiempo de la mano de la nueva serie de Nétflix “Merlina”, cuyo papel fue interpretado por Jenna Ortega, quien se inspiró en el baile que Loring patentó en la serie.

La difunta intérprete nació en la República de las Islas Marshall, un país insular ubicado en el océano Pacífico, en tiempos en los que sus padres servían en la Marina mientras vivían en Hawai antes de su desembarco en Los Ángeles, donde Loring se terminó radicando junto a su madre.

Desde muy niña empezó a modelar y a tener participaciones menores en series de televisión hasta su papel protagónico en “Los Locos Addams” entre 1964 y 1966.

Tras aquella popular incursión, se unió a otra comedia como “The Pruitts of Southampton” e hizo otras apariciones en “Fantasy Island”, “The Girl from Uncle” y “Barnaby Jones”, entre otras.

En los últimos treinta años, se dedicó a hacer apariciones en convenciones y eventos para fanáticos, siempre invitada por haber sido la primera Merlina Addams de la historia, y actuó en películas de acción como “Savage Harbor” y de terror como “Blood Frenzy”.

Sigue leyendo

Mundo

Murió en Roma, a los 87 años, el comediante Lando Buzzanca

Publicado

el

El comediante italiano Lando Buzzanca, de enorme popularidad en las décadas de 1960 y 1970 pese a ser mayormente vapuleado por la crítica a causa del humor grueso que rodeaba a sus personajes, murió en Roma el domingo a los 87 años, en donde se encontraba internado desde hacía varias semanas con un avanzado estado de demencia senil, anunció la prensa de su país.

Gerlando Buzzanca había nacido en Palermo, Sicilia, el 24 de agosto de 1935 y creó un personaje de hombre del sur, de incansable apetito erótico y maneras poco civiles, que unido a un físico de fuertes rasgos marcó una época dentro de un cine itálico en busca de públicos masivos.

Hijo de un operador de cine, Empedocle Buzzanca, a los 16 años Lando abandonó sus estudios secundarios y marchó a Roma, con la intención de ingresar en los estudios Cinecittà, que en su época albergaban numerosas producciones hollywoodenses rodadas allí por razones de costo, como la bíblica “Ben Hur”, dirigida por William Wyler en 1959, donde aparecía en el papel de un esclavo.

En la Argentina se lo conoció en primer término por “Divorcio a la italiana” (1961), de Pietro Germi, junto a Marcello Mastroianni y Stefania Sandrelli, e incluso llegó al país para intervenir en dos coproducciones con la península: “El gran robo” (1967), dirigida por el actor Rossano Brazzi y junto a la estadounidense Ann-Margret, y “Los crápulas” (1981), del argentino Jorge Pantano, en la que en medio de un elenco extranjero aparecían Ana María Picchio, Soledad Silveyra y Leonor Manso.

Además de tener una intervención en la dramática “Los días contados” (1961), de Elio Petri, al lado de eminencias como Salvo Randone y Regina Bianchi, acompañó a Catherine Spaak y Nino Manfredi en “La parmigiana” (1962), de Antonio Pietrangeli, y a Vittorio Gassman y Ugo Tognazzi en la clásica “Los monstruos” (1963), de Dino Risi.

Sin embargo el gran salto en su carrera fue “Seducida y abandonada” (1963), también de Germi, donde era el prófugo abusador de la virginal Sandrelli en una Sicilia arcaica y llena de prejuicios religiosos.

Ese título le permitió acceder a primeros puestos en el cartel, como el que tuvo en “La idea fija” (1964), de Mino Guerrini y Gianni Puccini, donde pudo seducir pese a todo a las bellas María Grazia Buccella y Sylva Koscina, tras lo que la satírica “James Tont, operación UNO” (1965), de Bruno Corbucci, Giovanni Grimaldi, donde interpretaba a un émulo del Agente 007 comenzaba a marcar su descenso a la comedia poco sutil, que sin embargo tuvo sus secuelas.

Tras un paso por la dirección de Gérard Oury en la francesa “El papanatas” (1965), con Bourvil y Louis de Funes, fue dirigido por Vittorio de Sica en “La persecución del zorro”, junto a Peter Sellers, Victor Mature y Britt Ekland; por Franco Rossi en “Una rosa para todos” (ambas de 1966), con Manfredi y Claudia Cardinale, y por Alberto Lattuada en “Sexo a la italiana” (1967), junto a la sueca Ewa Aulin.

El estilo tosco de su interpretación, tal vez el motivo de su éxito, siguió con “Profesión bígamo” (1969), de Franz Antel, como galán de Raffaella Carrá, “El superdotado tiene un complejo” y “El supermacho entre cornelios”, ambas Giovanni Grimaldi, “El cura casado” (1970), de Marco Vicario, en compañía de Rossana Podestá y Barbara Bouchet, “Cuando las mujeres tenían cola” (1971), de Pasquale Festa Campanile, con Senta Berger y Giuliano Gemma, y explotó en “Homo eróticus supermacho” (1971), de Vicario, donde interpretaba a un “semental” desesperado que poseía un testículo de más.

Su carrera siguió con “Un siciliano en Dinamarca”, de Steno, y “El mirlo macho” (1971), de Festa Campanile, con Laura Antonelli, “Pithecantrhopus erectus”, de Steno, y “El super eróticus en la Edad Media” (1972) de Festa Campanile, “El ejecutivo erótico” (1973), de Grimaldi, con Rosanna Schiaffino y su padre Empedocle Buzzanca, “El gato Mammone” (1975), de Fernando Cicero, dentro de una seguidilla en que los títulos intentaban decirlo todo.

Los últimos filmes protagonizados por Buzzanca que llegaron a estas playas fueron “El supermacho se quiere casar” (1979), de Maurio Severino, con Andréa Ferreol y Gloria Guida, y “Préstame tu mujer” (1980), de Giuliano Carnimeo, con Claudine Auger, Janet Agren y Daniela Poggi en el elenco.

Una vez que el público se cansó de esos engendros, Buzzanca hizo teatro y televisión en Italia con cierto éxito, que fue cediendo con los años y lo llevaron a intentar quitarse la vida tras la muerte de su esposa en 2013.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº