Localizan el lugar en donde Van Gogh habría pintado su último cuadro

Raíces de árbol

Hace ciento treinta años, Vincent van Gogh se despertó en su habitación en una posada en Auvers-sur-Oise (Francia), salió con un lienzo para pintar y regresó a la posada por la noche con una herida de bala fatal, una secuencia de eventos con muchas incógnitas que los investigadores de arte parecen dispuestos a desandar a partir del hallazgo de la ubicación precisa donde el artista creó su pintura final, “Raíces de árbol”.

Los historiadores han conjeturado durante mucho tiempo sobre los sucesos que acabaron con la muerte de Van Gogh, el 29 de julio de 1890, pero recién ahora Wouter van der Veen, un investigador en Francia, sostiene que ha descubierto el lugar donde el pintó creó su último cuadro, lo que podría ayudar a comprender mejor cómo pasó su último día de trabajo

El lienzo “Raíces de árbol” refleja el tronco y las raíces de varios árboles grandes que sobresalen de la pendiente de una colina, junto a la que pasa un camino de piedras, la calle Daubigny, que cruza Auvers-sur-Oise -donde el artista pasó los últimos setenta días de su vida-, y pasa a pocos metros de la calle que sus vecinos bautizaron como la Rue Van Gogh, en recuerdo del pintor neerlandés.

Vincent van Gogh

“Ahora sabemos lo que hizo durante su último día” antes de que le dispararan, explicó van der Veen, director científico del Instituto Van Gogh, una organización sin fines de lucro establecida para preservar la pequeña habitación del artista en el Auberge Ravoux, la posada. en Auvers-sur-Oise.

“Sabemos que pasó todo el día pintando esta pintura”, señaló el investigador en declaraciones que cita el periódico New York Times.

El trabajo de detective comenzó en 2012 cuando el investigador principal del museo Louis van Tilburg y el especialista en vegetación Bert Maes identificaron a “Raíces de árbol” como la última pintura de Van Gogh.

La evidencia más importante provino de un artículo oscuro y sin firmar de Andries Bonger, el cuñado de Vincent. En 1893, Bonger escribió que “la mañana antes de su muerte había pintado un sotobosque, lleno de sol y vida”. La sugerencia de que “Raíces de árbol” fue la última imagen anuló la creencia establecida desde hace mucho tiempo de que el Wheatfield cargado de símbolos con Crows era el trabajo final.

Wouter van der Veen notó las similitudes entre la postal y la pintura.

Van der Veen dijo que le señalaron el descubrimiento mientras miraba imágenes de Auvers de alrededor de 1905, que le había prestado Janine Demuriez, una francesa de 94 años que ha coleccionado cientos de postales históricas. Uno muestra a un ciclista en la Rue Daubigny, deteniéndose junto a un terraplén empinado, donde las raíces de los árboles son claramente visibles.

El académico sostuvo que acababa de ver la postal en su pantalla en su casa en Estrasburgo, Francia, durante el cierre cuando algo hizo clic en su mente: la postal recordaba a la última pintura de Van Gogh, así que sacó una versión digital de la pintura y la comparó lado a lado.

La postal “no es un documento secreto oculto que nadie puede encontrar- indicó van der Veen-. Mucha gente ya lo ha visto y reconoce el tema, el motivo de las raíces de los árboles. Estaba oculto a plena vista.

A partir de esta evidencia se cree que Van Gogh habría caminado a lo largo de la Rue Daubigny para llegar a la iglesia de la ciudad, que pintó para “La Iglesia en Auvers” en junio de 1890, y para dirigirse a los extensos campos de trigo a las afueras de la ciudad, donde pintó “Wheatfield Con cuervos ” en julio, dijo van der Veen.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*