Conéctate con nosotros

Música

Atilio Stampone: adiós al creador impar y referente de la época dorada del tango

Publicado

el

El pianista, compositor y director de orquesta Atilio Stampone, figura medular de la canción porteña de los últimos 70 años y uno de los últimos baluartes de la época dorada del tango, falleció este miércoles a los 96 años, informaron allegados del músico.

Nacido en el barrio porteño de San Cristóbal en julio de 1926, Stampone fue un destacado y finísimo compositor, un intérprete que descolló desde edades tempranísimas pero también una referencia ineludible de sus compañeros músicos, habiendo presidido Sadaic en dos oportunidades y siendo también director de la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto, entre otras tareas y distinciones.

Además, compuso música de películas, entre ellas la de “La historia oficial” de Luis Puenzo, que ganó el Oscar en 1986 y de filmes de Leopoldo Torre Nilson como “Un guapo del 900” y “La mano en la trampa”, por el que se llevó el Cóndor de Plata que entrega la Asociación de Cronistas Cinematográficos Argentinos como Mejor Banda Sonora.

Orquestas dirigió muchas y propias e integró como pianista otras destacadísimas, como la de Astor Piazzolla del 46 al 48, la de Aníbal Troilo y Pedro Maffia, entre otros.

Justamente Piazzolla, que lo convocó nuevamente para el Octeto Buenos Aires en 1955, y Horacio Salgán fueron sus grandes influencias en los arreglos, para un músico que desarrolló sus propias ideas y conceptos y tuvo siempre un fino oído que lo unió a la tradición e historia del género.

Entre sus composiciones destacan obras como “Afiches”, “Con pan y cebolla”, “De Homero a Homero”, “Desencanto” (todas con letras de Homero Expósito), “Viejo gringo” (dedicada a su padre), “Aguatero”, “Cadícamo” (con letra de Enrique Bugatti), “Ciudadano”, “Concertango”, “El Nino”, “El Tapir”, “Fiesta de mi ciudad” (con letra de Andrés Lizárraga), “Fiesta y milonga”, (milonga con letra de Eladia Blázquez), “Impar”, “Mi amigo Cholo” (letra de Albino Gómez), “Mocosa” (letra de Andrés Lizárraga), “Para violín y piano”, “Romance de tango” y “Un guapo del 900”.

En 2003 fue distinguido con el título de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y también fue Académico de Honor de la Academia Nacional del Tango, entidad desde la que compartió su historia y su saber en inolvidables veladas en las que recorría con conocimiento impar la historia de la canción porteña que lo tuvo como uno de sus protagonistas, creadores e intérpretes.

Se erigió en una de las figuras relevantes del tango del Siglo XX con una obra plural y diversa, donde pueden convivir tradición y novedad y donde se destacan también sus arreglos para los tres discos que grabó junto a Roberto Goyeneche.

Atilio comenzó a tocar el piano que le regaló su hermano Giusseppe, 14 años mayor, en la convalecencia de una operación en su niñez y desde muy temprano conoció el rigor del profesionalismo.

Sus primeras actuaciones fueron en el conjunto de su hermano, conocido como “Pepe, el Tano Tango” y a los 15 años debutó profesionalmente en la orquesta de Roberto Dimas en las veladas del café Marzotto, donde lo escuchó Pedro Maffia, que un año después lo llevó a su orquesta del cabaret Tibidabo, con anuencia de su padre pero con la obligación de que terminada la función se subiera de inmediato al tranvía 16. Stampone tenía entonces 16 años y cursaba el colegio nacional.

Llega a la orquesta de Aníbal Troilo cuando Piazolla se desvincula y después es pianista de la orquesta de Astor entre 1946 y 1948, luego fue solista de Mariano Mores en teatros musicales y colaboró con Cobián.

Perón le facilitó en 1950 un beca para perfeccionarte en el Conservatorio Santa Cecilia de Roma, pero estuvo solo un tiempo y prefirió seguir tocando, en una extensa gira por Europa y Asia, regresando al país en 1953, ocasión en la que se unió a otro grande del tango, el bandoneonista Leopoldo Federico, con el que fundó su primera orquesta, de gran suceso.

Para 1958 vuelve a ser convocado por Piazzolla para el mítico Octeto Buenos Aires, estando allí dos años hasta que lidera emprendimientos musicales propios. En 1964 inaugura Caño 14, famoso reducto del tango en una época no tan dorada y ese año sale de gira por paísea de Europa del Este, Brasil y Colombia, durante seis meses.

Para 1972 arma la orquesta típica Atilio Stampone e inicia históricas grabaciones con el Polaco Goyeneche.

Su actividad es inabarcable, diversa, permanente: en 1995 se presenta con el Ballet Argentino de Julio Bocca en Nueva York y en los años siguientes sale de gira con la compañía del bailarín por Europa y Asia, estrenando en 1997 en el Luna Park su obra propia “Concertango”, interpretada por Bocca y con coreografía de Ana Stekelman. En 2000 queda al frente de la Juan de Dios Filiberto, a la que dedicó todo su saber y calidad artística.

“Está bueno que la gente vuelva a aferrarse a los géneros populares en los últimos tiempos para saber dónde está parada, porque si no siente que pierde su identidad”, dijo con sabiduría y apostando a un resurgir, en charla con Télam en 2006.

(Fuente: Agencia de noticias Telam)

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Música

El Mañanero presenta su single “Blend”

Publicado

el

El Mañanero, grupo de música instrumental urbana, con fuertes raíces en el funk, el neosoul y el afrobeat, profundiza con “Blend”, su nuevo single, en su búsqueda de sonidos y texturas de la música electrónica, pero priorizando siempre “la tracción a sangre y el groove de la vieja escuela”.

La banda está integrada por Martín Jota Yubro en Guitarra, Rafael Sucheras en teclados, Lautaro Garro en batería y Martín Longoni en bajo, y cuentan con la colaboración de Papacho Salami en trompeta y Andrés Reboratti en saxo.

“Blend” es el primer adelanto del EP que se editará en los próximos meses.

(Fuente: La Vaquita Records)

Sigue leyendo

Mundo

Cuatro décadas del álbum que convirtió a Prince en una superestrella

Publicado

el

Prince diseñó “Purple Rain” como el proyecto que lo convertiría en una superestrella y, sorprendentemente, eso fue lo que sucedió. Más centrado y ambicioso que cualquiera de sus discos anteriores, el álbum editado hace 40 años encontró al músico consolidando sus raíces funk y R&B mientras avanzaba audazmente hacia el pop, el rock y el heavy metal, con nueve canciones magníficamente elaboradas.

Incluso sus canciones más conocidas no pisaron territorio convencional: “When Doves Cry”, sin bajo, es una obra maestra neopsicodélica inquietante y sobria; “Let’s Go Crazy” es una mezcla furiosa de guitarras metálicas, riffs stones y un ritmo de funk duro.

La canción principal, que da nombre al disco, es una balada majestuosa llena de brillantes adornos de guitarra. Aunque la composición de Prince estaba en su apogeo, la presencia de Revolution -grupo con el que sólo estuvo dos años- enfoca la música con mayor nitidez, dándole un toque más duro y agresivo. Y, con la guía de Wendy y Lisa, Prince se adentró fuertemente en la psicodelia, añadiendo hilos arremolinados al soñador “Take Me With U” y al hard rock de “Baby I’m a Star”.

Incluso con todas sus nuevas pero intransigentes incursiones en el pop, Prince no abandonó el funk, y la improvisación robótica de “Computer Blue” y el amenazante ruido de “Darling Nikki” se encuentran entre sus mejores canciones.

El álbum vendió más de 25 millones de copias y 2019 fue seleccionado para preservación en el Registro Nacional de Películas de los Estados Unidos por ser cultural, histórica o estéticamente significativa.

En conjunto, todos los experimentos estilísticos se suman a una sorprendente declaración de propósito y que hacen que “Purple Rain”, cuatro décadas después, sea uno de los álbumes de rock & roll más emocionantes jamás grabados.

Un film adelantada para su época

La película, que se lanzó el 27 de julio de 1984, fue coescrita y dirigida por Albert Magnoli. Inspirada libremente en la vida de Prince, el film recaudó más de US$70 millones en todo el mundo y ganó un Oscar a la mejor banda sonora original.

La cinta muestra a Prince en el papel de The Kid, un joven músico que lucha con sus demonios internos y la relación con su padre alcohólico, lo que se refleja en su música. Este retrato autobiográfico no solo fue un éxito en taquilla, sino que consolidó al músico como una estrella mundial desde una muy corta edad.

(Fuente: Agencia Noticias Argentinas)

Sigue leyendo

Música

Concierto de música de cámara con obras de Vivaldi y Händel

Publicado

el

El Ciclo de Música de Cámara del Teatro Argentino de La Plata continuará el jueves 23 de mayo, a las 20, con un concierto a cargo del Ensamble Vocal e Instrumental “Camerus”, que se realizará en la Sala Alberto Ginastera del complejo ubicado en Avenida 51 entre 9 y 10 de la capital bonaerense. Para este espectáculo, que integra las actividades programadas por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, las entradas son gratuitas con reserva online.

El programa estará formado por “Gloria” en Re mayor, RV 589, de Antonio Vivaldi y “Dixit Dominus”, HWV 232, de Georg Friedrich Händel.

La dirección estará a cargo de Alejandro Nuss, fundador del Ensamble, y como cantantes solistas intervendrán Marisú Pavón (soprano I), Ayelén Isaia (soprano II) y María Kozlova (alto).

En 2014 Nuss (foto) creó y dirigió “Las Voces de la Usina”, para profundizar en el tratamiento del canto en la música de cámara. El grupo se presentó regularmente en la Usina del Arte hasta que en 2016 pasó a denominarse “Ensamble Camerus”. Se transformó en un conjunto vocal e instrumental dedicado a abordar con un enfoque camarístico un repertorio que abarca desde el barroco hasta el romanticismo.

Los integrantes del ensamble instrumental son destacados solistas y docentes especializados en estilo e interpretación histórica, por lo cual utilizan para sus actuaciones réplicas de instrumentos de época.

En sucesivas temporadas interpretaron grandes composiciones de Monteverdi, Bach, Mozart, Haydn y Brahms y este año, para celebrar su décimo aniversario, preparan tres programas barrocos sacros, con obras de Vivaldi, Händel, Schütz, Rameau y Charpentier.

Las entradas gratuitas, con reserva online, se podrán obtener a partir del martes 21 de mayo, a las 12, a través del link publicado en la Web y en las redes sociales del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y el Teatro Argentino.

Las personas mayores de 65 años tendrán además la opción de reservar tickets de forma presencial, mediante un cupo de entradas destinadas a tal fin, el mismo martes 21 de mayo, de 12 a 18, acercándose a la boletería del Teatro y presentando su DNI.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº