Conéctate con nosotros

Música

El mundo del rock sacudido ante la muerte de Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters

Publicado

el

A menos de una semana de su paso por Lollapalooza Argentina, que se celebró en el Hipódromo de San Isidro, Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters, fue hallado muerto, a los 50 años, en un hotel de Bogotá, Colombia, en donde el grupo se encontraba para participar del Festival Estéreo Picnic.

La noticia fue dada a conocer a través de un mensaje en la cuenta oficial del grupo que dice: “La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestro amado Taylor Hawkins. Su espíritu musical y risa contagiosa vivirá con todos nosotros por siempre”.

“Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad sea tratada con máximo respeto en este inimaginable difícil momento”, concluye el texto.

Según publicaban en las primeras horas de la madrugada los medios colombianos, la policía local y expertos forenses trabajaban en el lugar en busca de indicios que pudieran dar pistas sobre los motivos del fallecimiento.

La muerte del músico impacta de manera especial a los fans argentinos debido a que fue aquí, el domingo pasado, en donde brindó su última actuación, en el marco de la participación de Foo Fighters en Lollapalooza.

Tal como solía ocurrir, Hawkins había sobresalido durante el set por sobre el resto de sus compañeros, tanto por la energía en su estilo para tocar la batería como por su simpatía, lo que lo convertía en el perfecto co-equiper del líder Dave Grohl en escena.

Justamente, el domingo pasado, el baterista había tenido un rol protagónico en un pasaje del show, cuando Grohl lo hizo pasar al frente, primero para mofarse de sus llamativas calzas, para luego invitarlo a que tomara la voz cantante en el cover del clásico de Queen “Somebody to Love”. Hawkins demostró allí ser un gran cantante, además de un gran showman.

En la semana, el músico había vuelto a ser noticia porque le había concedido el deseo a una pequeña fan paraguaya que quería conocerlo durante su paso por Asunción, como escala antes de su llegada a Colombia desde Argentina.

Oriundo de Texas, Hawkins se había unido a Foo Fighters en 1997 en reemplazo del entonces baterista William Goldsmith y se había ganado un lugar como uno de los miembros más queridos por los fans.

Con formación en percusión clásica desde niño, tomó como modelos de baterista de rock a Roger Taylor de Queen y a Stewart Copeland de The Police; y configuró así un versátil estilo que combinaba potencia y técnica.

Aunque integró varias bandas desde joven, comenzó a transitar el camino del profesionalismo cuando formó parte del grupo que acompañó a Alanis Morissette en la presentación de su exitoso disco “Jagged Little Pill.

La gira sirvió de plataforma para que fuera convocado por el exNirvana Dave Grohl para sumarse a Foo Fighters, en donde se ganó un lugar fundamental. También aprovechó su fama para llevar adelante un proyecto propio al que llamó “Taylor Hawkins and the Coattail Riders“, en donde tocaba la batería y cantaba.

El histrionismo del músico también pudo verse en la pantalla grande cuando encarnó a Iggy Pop en la película “CBGB”, de 2012, que narra la historia del célebre reducto punk neoyorquino.

Aunque la banda no brindó mayores precisiones más allá del comunicado oficial en el que informó la muerte del baterista, se descuenta que queda suspendida la gira que venía realizando por varios países.

La conmoción de sus colegas

Ringo Starr, Ozzy Osbourne, Brian May, Billy Idol, Slash o Gene Simmons son algunas de las leyendas del rock que se lamentaron públicamente en las últimas horas por el fallecimiento de Hawkins.

“Dios bendiga a Taylor. Amor y paz para toda su familia y banda”, expresó brevemente Ringo en sus redes sociales luego de conocer la noticia de que Taylor había sido hallado muerto en la habitación de su hotel en Bogotá, Colombia.

Otro que se volcó a su Twitter para despedirse fue Brian May, guitarrista de Queen: “No. No puede ser. Tengo el corazón roto. Taylor, vos eras familia para nosotros. Nuestro amigo, nuestro hermano, nuestro querido hijo. Bendito seas. Te vamos a extrañar tanto”.

Hawkins mantuvo una relación muy cercana con los miembros de Queen, tocó en el álbum solista de May “Another World” (1998) y fue uno de los grandes impulsores para que la banda liderada hasta su fallecimiento por Freddie Mercury fuera inducida en el Salón de la Fama del Rock and Roll, en 2001.

También participó de proyectos musicales de Slash, el brillante guitarrista de Guns n’ Roses, quien escribió: “Devastado por la pérdida de nuestro amigo Taylor Hawkins, no tengo palabras para expresar todos los sentimientos que tengo por su fallecimiento. Pero mi corazón está con su familia, y su banda y amigos. QEPD Taylor“.

El británico Ozzy Osbourne, célebre figura del heavy metal tanto como vocalista de Black Sabbath como por su carrera solista, dijo que Hawkins “era verdaderamente una gran persona y un músico increíble”: “Mi corazón, mi amor y mis condolencias van con su esposa, sus hijos, su familia, su banda y sus fans. Nos vemos del otro lado”, escribió.

Gene Simmons, bajista y cantante de Kiss, dijo estar “shockeado y triste al escuchar que Taylor Hawkins había fallecido”, mientras que Billy Idol apuntó que el deceso del baterista era “muy trágico” y deseó que “descanse en paz”.

Otros músicos y bandas de la escena rock en inglés hicieron publicaciones en sus redes en las primeras horas después de la noticia:

Tom Morello, cofundador de Rage Against the Machine y exguitarrista de Audioslave: “Dios te bendiga Taylor Hawkins. Amé tu espíritu y tu imparable poder rockero. Descansá en paz mi amigo”.

Mike Portnoy, baterista y cofundador de Dream Theater: “En absoluto shock e incredulidad tras la muerte de Taylor Hawkins. Siempre he tenido tanta admiración por él. Un baterista increíble y una gema de persona con el que siempre era divertido estar. Estoy absolutamente destrozado… mis más profundas condolencias a sus compañeros de banda y familia”.

La banda canadiense de rock alternativo Nickelback: “En absoluta incredulidad ante la noticia de Taylor Hawkins. Nuestras condolencias a su familia, compañeros, su equipo, sus amigos y cualquiera que haya sido tocado por la música que ha creado con Foo Fighters y tantos otros. Esto es increíblemente triste”.

The Smashing Pumpkins: “Taylor Hawkins 1972-2022. Nuestro más sentido pésame a su familia, fans, y por supuesto a su banda”.

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Música

Diego Frenkel, Paula Maffía, Lucy Patané y Manu Martínez cierran el ciclo “Febrero en el Argentino”

Publicado

el

Luego de tres semanas con una variada programación de música que combinó diferentes estilos y artistas, Diego Frenkel, Paula Maffía y Lucy Patané con “Lesbiandrama”; y Manu Martínez se presentarán en Patios de Verano en la Plaza Seca del Teatro Argentino de La Plata. Será este jueves 29, desde las 19.30, en el espacio de 9 y 51, con entrada gratuita y por orden de llegada.

También habrá musicalización a cargo de Código Provincia, el catálogo de artistas y de la industria musical bonaerense. Además, en la plaza seca y con la participación de 25 emprendimientos que mostrarán y comercializarán sus productos, se realizará “Tienda FINDE de Diseño Bonaerense”.

Sobre el ciclo

El Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires ofreció en el Centro Provincial de las Artes Teatro Argentino de La Plata una programación con artistas nuevos y consagrados que brindaron shows en el marco de esta edición de “Febrero en el Argentino”. La grilla incluyó ritmos como jazz, folk, fusión, tango, música urbana y canciones de autor, con artistas como Gillespi, Sara Hebe, La Piba Berreta, Mochi, Vruma tango trío y Javiera Luna, entre otros.

Esta propuesta del Instituto Cultural se sumó a las líneas que ya viene desplegando el organismo desde que se inició la temporada, con ofertas culturales en los marplatenses Teatro Auditorium y Museo Mar y en toda la Provincia con Circuitos de Verano. La agenda completa se puede consultar en la App de Recreo o en https://institutocultural.gba.gob.ar/agendaverano

(Fuente: Comunicación | Subsecretaria de Industrias Creativas e Innovación Cultural)

Sigue leyendo

Clips

“Las letras ya no importan”, el nuevo disco de Residente

Publicado

el

El rapero puertorriqueño Residente (René Pérez Joglar) difundió en plataformas digitales su nuevo álbum “Las letras ya no importan”, que incluye veinte canciones que ha compuesto en los últimos siete años.

El álbum está repleto de colaboraciones musicales: entre ellas, con los raperos Busta Rhymes, Big Daddy Kane y Vico C (pionero puertorriqueño del reguetón) y los cantantes Rauw Alejandro y Christian Nodal. Se sumerge en el rock, el hip-hop de la vieja escuela, el flamenco, el son cubano, la música palestina, el electro y -en tono de burla- el pop.

En la semana había lanzado el tema “313”, con la participación de la actriz española Penélope Cruz y la voz flamenca de Silvia Pérez Cruz.

El álbum también incluye una canción crítica hacia el gobierno cubano, “En talla”, registrada junto al rapero Aldo Roberto Rodríguez Baquero, más conocido como “Aldo El Aldeano“. La letra, además de los cuestionamientos políticos, reivindica la relación entre Cuba y Puerto Rico.

“Las letras ya no importan” es el segundo álbum solista de Residente, tras su disco debut en 2017. Desde entonces evolucionó desde el rap hacia los géneros globales.

Sigue leyendo

Mundo

Diez años de la muerte de Paco de Lucía: la guitarra que cambió al mundo

Publicado

el

Por Mariano Suárez (*)

Diez años pasaron de la muerte de Paco de Lucía: no hay disidencias -las hubo- sobre su influencia transformadora en la guitarra, el flamenco y la música toda; en cambio, no parece haber manera de establecer con más sustantivos que adjetivos el alcance de esa transformación, tal vez porque no ha terminado.

Los estudios y ensayos biográficos sobre Paco de Lucía son todavía pocos en relación con la fuerza de obra (se acaban de publicar dos libros en España, ninguno disponible en Argentina) y ha sido un hombre austero en declaraciones y apuntes de vida; por lo que, en principio, luce sencillo reducir su vida, bajo la modalidad periodística, a una secuencia de episodios más o menos representativos. Pero su música es más inasible.

“El flamenco antes de Paco era un señor gordo con sombrerito en una silla de madera y con una copa de vino”, afirma Manuel Escacena, uno de sus recientes biógrafos.

La sentencia y la imagen, tentadoras, simpáticas, son por lo menos incompletas. Cuando no falsas.

El guitarrista que murió en Playa del Carmen, México, el 25 de febrero de 2014, expandió el flamenco, lo universalizó, desarrolló una conexión con el jazz, enseñó al mundo una manera de tocar la guitarra que nadie había descripto en ningún manual, pero a la vez aprendió de la legendaria oralidad de la música flamenca, que atrapó desde niño.

Si bien en la década del ’70 y ’80 su irrupción lo ubicaba -¿acaso podía ser visto de otra manera?- como un desplazamiento de las raíces puras de esa tradición-; su guitarra fue durante un tiempo hija de esa escuela con diferentes maestros, algunos bastante evidentes (Niño Ricardo, Sabicas).

Otra narrativa errónea lo ubica como un guitarrista liberado a la improvisación que, es cierto, cuando comenzó era una extrañeza en el flamenco. Al contrario: Paco de Lucía es la expresión de la mirada cartesiana, la concepción científica de la música. La intuición la llevaba sola desde niño.

Aprendió a tocar en su casa de Algeciras, en Cádiz, gracias a su padre. La guitarra no era un entretenimiento. Su padre Antonio, también guitarrista aficionado, descubrió temprano el talento de su hijo y desde el primer día tuvo un plan para hacer él el mejor guitarrista que haya pisado la tierra. Como Leopold Mozart, con sus hijos Wolfgang y María Anna.

Paco nació el 21 de diciembre de 1947 en el popular barrio de La Fuensanta. Fue el menor de los cinco hijos de Lucía Gomes Gonçalves, “La Portuguesa“, y de Antonio Sánchez Pecino.

La universalización de su música responde a un hecho claro. El suceso de la rumba “Entre dos aguas”, incluida en el álbum “Fuente y Caudal”, su cuarto disco solista, en 1973.

Su interpretación, con un compás acentuado, era poco convencional. Es resultado de una improvisación sobre el tema “Rumba improvisada”, un tema de un disco que había publicado dos años antes. “Me siento libre con las rumbas, no tienen tradición y puedes hacer lo que quieras con ellas”, dijo.

Su éxito como guitarrista alteró la forma de interacción en el cante flamenco: los “inmovilistas” consideraban al instrumentista un mero acompañante del cantaor (la expresión usual para acotar su función era la de “banderillero”. No aparecían en los créditos y muchas veces tampoco cobraban. Aquello cambió para siempre.

Si el flamenco es el canto a la desesperación, al desconsuelo al dolor irredento, nadie lo expresó como José Monge Cruz, conocido como “Camarón“.

Grabaron juntos nueve discos entre 1967 y 1977 (antes cantaba en sus discos el hermano de Paco, Ramón de Algeciras) y tres más en los que también se incorporó el guitarrista Tomatito. Hubo una discusión sobre una disputa de derechos de autor, pero que no alcanzó a alterar aquella hermandad.

En 1975, Paco actuó en el Teatro Real de Madrid e inició una tanda de conciertos junto a Carlos Santana y a Al Di Meola, en 1977. En 1980 participó también en los conciertos ofrecidos por John McLaughlin y Chick Corea. La riqueza del flamenco era un manantial para aquellos que exploraban sobre las raíces negras de la música estadounidense.

“Siroco” (1987) fue, tal vez su último hito. El aquel tiempo coleccionaba elogios indiscriminados: fue considerado un álbum perfecto.

Tuvo un matrimonio de 20 años con Casilda Varela. En México, su refugio en el mundo de los últimos años, y conoció a Gabriela Canseco, una restauradora mexicana, con quien se casó. Con Casilda tuvo tres hijos y con Gabriela dos.

Paco falleció de un infarto de miocardio en Playa de Carmen. Se público un disco póstumo, “Canción andaluza”.

Una vez el poeta Félix Grande dijo que de la música de Paco de Lucía que tenía una soledad tumultuosa, una bravura radical, una impetuosa pena y una serenidad dramática.

Siguen faltando sustantivos. Cambió al mundo, pero todavía no sabemos contarlo bien.

(*) Agencia de noticias Telam.

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº