Jimi Hendrix, a 75 años de su nacimiento

Un 27 de noviembre de 1942, nació James Marshall Hendrix, más conocido como Jimi Hendrix, en Seattle, ciudad al noroeste de los Estados Unidos. Se crió en el seno de una familia pobre, racializada y con cuatro hermanos. Su madre era indígena y su padre afroamericano. Hendrix vivió, por eso, con muchas dificultades económicas, como tantos otros jóvenes afroamericanos de la época.

A los 12 años su padre le regaló una guitarra acústica de segunda mano, de la que nunca se desprendió. Se inició en el blues y el soul y aprendió de artistas como Little Richards, B.B. King, Sam Cook o Tina Turner.

En Greenwich Village (Nueva York) conoce a Miles Davis, legendario trompetista y compositor de jazz. En aquella época crea su primer grupo, The Blue Flames, y consigue un contrato para actuar en un famoso club neoyorquino.

En 1966 se muda a Inglaterra y en una presentación en un centro nocturno de Londres, Linda Keith, la novia del célebre guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, lo vio tocar y lo recomendó a Chas Chandler, bajista del grupo The Animals.

Impresionado por el talento del joven guitarrista se convierte en su mánager. En menos de tres meses, Hendrix y su banda Jimmy Hendrix Experience, conformada por Noel Redding en el bajo y Mitch Mitchell en la batería, empieza a hacerse un hueco entre lo mejor del rock británico.

Woodstock, el show

Tres años más tarde, en 1969, tuvo lugar una de sus actuaciones más importantes y épicas, en el festival de Woodstock y fue el artista mejor pagado del histórico evento.

Su carrera profesional fue corta, pero suficiente para que la crítica mundial lo considere el mejor guitarrista de la historia del rock. Admirado por el único músico galardonado con el Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan, dominó géneros como el blues, la psicodelia y el rock.

Casi 50 años después de su muerte, sigue siendo el principal referente de todos los grandes guitarristas del momento. Murió un 18 de septiembre de 1970, consecuencia de su abuso con las drogas y el alcohol.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*