Conéctate con nosotros

Teatro

“Papá Bianco y los Alonso”: una obra teatral, un homenaje familiar

Publicado

el

Por Andrea Viveca Sanz (@andreaviveca) /
Edición: Walter Omar Buffarini //

Es una foto. De boca en boca, las palabras, ojos que ven más allá, un punto de encuentro, miradas superpuestas. Es sangre dentro de la sangre, arte en movimiento, una danza sutil, la vibración de los cuerpos, música sin tiempo. Son los pies que giran y las manos que se buscan, atrás, la historia dentro de la historia, viva.

“Papá Bianco y los Alonso” es un espectáculo multitudimedia de teatro documental en el que se cuenta una historia familiar que, a la vez, es parte de la historia cultural de nuestro país.

Las hermanas Ingrid Pelicori e Irina Alonso, hijas de los actores Ernesto Bianco e Iris Alonso, son las creadoras y protagonistas de esta obra que recorre las distintas épocas del teatro, cine, radio y televisión argentinos a través de diferentes registros.

Contarte Cultura charló con Ingrid, también actriz y dramaturga, para conocer los detalles del proceso creativo de este homenaje conmemorando los cien años del nacimiento de su padre.

Irina Alonso e Ingrid Pelicori en escena

—Vamos a comenzar esta charla poniendo delante de tus ojos un objeto simbólico. Se trata de una vieja valija en cuyo interior descansan, apiladas, varias fotos y tres palabras. ¿Cuál es la primera imagen que se te representa? ¿Quiénes forman parte de esa foto y qué palabras percibís asomando desde ese espacio cerrado?

—La primera imagen sería una playa en verano, y nosotros al lado de nuestra carpa en un balneario marplatense. Allí está toda mi familia, mi padre, mi madre, mi hermana, mis primos, mis tíos. Hace muchos años, cuando yo empezaba a dejar la infancia. Las palabras que asoman son sol, amor, ayer.

—Tomando como punto de partida esa valija, vayamos al origen de “Papá Bianco y los Alonso”, la obra que están presentando junto a Irina Alonso, tu hermana. Si pudieras recortar el momento en que saltó la primera chispa, el inicio de este espectáculo biodramático, ¿qué veríamos allí?

—Cuando murió mamá, en 2018, al vaciar su casa encontramos un montón de carpetas que guardaban grandes cantidades de reportajes, críticas, notas sobre papá (Ernesto Bianco), mamá (Iris Alonso), y nuestros tíos (Tito y Pola Alonso). Nos alucinó todo ese material, tan pintoresco y tan lleno de datos de nuestra propia familia que nosotras mismas ignorábamos. También nos pareció que tenía un valor patrimonial, algo que por ser parte de la cultura de nuestro país, en realidad les pertenece a todos. Y nos pareció hermoso compartirlo de alguna manera. Allí surgió la idea de hacer un biodrama.

—Y como se trata de una historia familiar, seguramente fue necesario bucear en ese universo de recuerdos. ¿Cómo vivieron el proceso de investigación? 
—En realidad lo primero fue sumergirnos en esas carpetas, investigar en esas entrevistas cómo vivieron y pensaron nuestros padres y nuestros tíos. Los hombres de la familia murieron muy jóvenes. Papá murió hace 45 años, y justo ahora se cumplen 100 años de su nacimiento. Y de él no han quedado reportajes orales. Entonces, recorrer esas carpetas fue también un modo de conocerlo más. Muy en especial para mi hermana Irina, que solo tenía 10 años cuando papá murió. A lo largo de esa investigación fuimos complementando nuestros recuerdos, que son lejanos: los recuerdos de una niña (mi hermana) y de una adolescente (yo).

—¿Cuáles fueron las vivencias destacadas que despertaron la escritura de esta obra?

—El proceso de escritura fue muy largo, nos llevó todo un año ordenar el material. Una vez atravesado el asombro, la emoción de sumergirnos en esa carpetas, en esas palabras, en esas historias, que sin saberlo nos han constituido, nos ocupamos de encontrar una estructura para poder comunicarlo y compartirlo, con los requerimientos de un espectáculo teatral, es decir que fuera entretenido, emotivo, variado, sensible. Esto exigió muchas idas y vueltas, muchas escrituras y reescrituras, hasta que conseguimos armar la obra que queríamos hacer.

—¿Qué hilos conductores entrelazan el collage que forma parte de la trama?

La trama la estructuramos en tres partes. Hay un primer momento en el que Irina y yo hablamos en nombre propio y, ayudadas por proyecciones de imágenes y videos y también con canciones y hasta bailes, contamos la historia de los hermanos Alonso, la familia de mamá. Luego viene un segundo momento, en el que tiene lugar la ficción: Irina y yo nos convertimos en dos periodistas que entrevistan a Ernesto Bianco y su esposa Iris Alonso. Allí, un actor invitado, Claudio Da Passano, lee los dichos de Bianco, que son todos tomados de reportajes reales, en una edición que hicimos nosotras para abarcar su trayectoria y su personalidad. Claudio, es hijo de María Rosa Gallo, casada muchos años con nuestro tío Tito, y por ende nuestro primo. El rol de mamá lo asume Ángeles Alonso, también prima nuestra y actriz. Y el último momento de la obra es la zona más íntima del espectáculo. Allí Irina y yo compartimos nuestros recuerdos y las sensaciones que nos ha despertado pertenecer a esta familia.

—¿De qué manera trabajaron para lograr la fusión de los distintos materiales de archivo y soportes que dan movimiento a la obra?

—Nos importaba mucho que el espectáculo tuviera una teatralidad atractiva, que fuera variado, divertido, sensible, lejos de cualquier solemnidad o clase de historia del teatro. Así nos propusimos jugar con los distintos soportes, buscando que siempre predominara una dinámica de juego, de libertad para tratar los temas, para ir y venir de un recuerdo a una teatralización, a una canción, o a unos videos donde, por ejemplo, Pepe Soriano o Ana María Picchio (entre muchos otros) hablan sobre papá. Y tratando siempre de conducir amablemente la sensibilidad del espectador para que pueda acompañarnos y disfrutar todo el viaje. Un viaje por una familia muy particular, pero que a la vez, en muchos sentidos, es como cualquier familia en la que hay abuelos inmigrantes, infancias recordadas, pérdidas dolorosas, y mucho amor.

—¿Cómo llevaron adelante la ambientación y diseño del escenario?

—Partimos de una idea de simpleza, de un espacio con pocos objetos, para que esos tres momentos distintos de la obra pudieran sucederse fluidamente. Nos parecía fundamental el protagonismo de una enorme pantalla, donde se proyectan cantidades de fotos y videos, tanto de la familia, como de actores que dan su testimonio sobre papá y los tíos. Esa pantalla tan presente nos obligó a despojar el escenario y decidimos usar muy pocos elementos: desde ya las carpetas tan significativas, y algunos asientos. Y también las guitarras con las que nos acompañamos unas cuantas veces.

—Si pudieran elegir uno o varios objetos de la escenografía o el vestuario que representen el espíritu de esta obra, ¿cuáles serían y por qué?

—Seguramente serían las carpetas, y dentro de ellas los recortes de reportajes. En el escenario aparecen unas cuantas cajas con carpetas, no son las reales (que quedan cuidadas en casa), sino unas muy similares creadas para la obra. Representan aquello que nos nutrió para hacer el espectáculo, la fuente de inspiración, y también un legado que deseamos compartir. Y en eso consiste nuestra obra.

—¿Cuál sería el destacado musical de  “Papá Bianco y los Alonso”?

—Las guitarras han tenido bastante significación en nuestras vidas. Quizás no tanto para nosotras, que definitivamente no somos expertas guitarristas, sino en el empeño y el valor que le dieron nuestros padres a que aprendiéramos a tocarlas. Como un pequeño homenaje, en la obra cantamos y tocamos la guitarra. Son canciones hechas por nosotras a partir de unas rimas que yo escribí y mi hermana Irina musicalizó, una suerte de payadas. Esa es la música del espectáculo. Y hay también fragmentos de músicas de las obras de papá o de sus programas de TV, que tienen un fuerte poder de evocación. En definitiva, la música es nostálgica en unos casos y divertida en otros. Como toda nuestra obra.

—¿Dónde y cuándo podrá disfrutarse de este acontecimiento artístico que remueve el pasado para mantenerlo vivo?

Papá Bianco y los Alonso se estrena el lunes 14 de marzo a las 20 en el Teatro del Pueblo (Lavalle 3636-CABA) y las funciones serán siempre los lunes a las 20. La obra es de nuestra autoría y también somos sus directoras e intérpretes. Como mencioné anteriormente, el equipo se completa con los Claudio Da Passano y Ángeles Alonso. Además están Juan Pablo Maicas en Asesoramiento Musical y Edición de Sonido; Belén Pallotta en Vestuario; Eva Córdova en Escenografía; Lucas Orchessi en el Diseño de Luces, Lucas Soriano en Asistencia de Dirección y Laura Brangeri en prensa. Las entradas pueden comprarse a través de Alternativa Teatral

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario. Acceso

Deja una respuesta

Teatro

Teatro Argentino pone en escena la adaptación para infancias de “El barbero de Sevilla”

Publicado

el

La ópera “El Barbero de Sevilla” de Gioacchino Rossini, adaptada para las infancias y en castellano, se presentará el sábado 20 de julio, a las 15.30 y a las 18; el martes 23, también a las 15.30 y a las 18 y el miércoles 24, en una única función a las 18, en la Sala Alberto Ginastera del Centro Provincial de las Artes Teatro Argentino. Estos espectáculos forman parte del programa “Vacaciones Divertidas en la Provincia” que promueve el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires.

La célebre obra que hizo vibrar a tantas generaciones de adultos vuelve a brindarse ahora en una versión adaptada para las infancias y cantada en castellano. De este modo, los chicos podrán introducirse en la aventura de la ópera a través de la divertida comedia de enredos protagonizada por Fígaro, el gran personaje de Beaumarchais al que Rossini le dio fama mundial.

Las entradas son gratuitas y deberán reservarse online a través del link publicado en la Web y en las redes sociales del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y el Teatro Argentino. Para las funciones del sábado 20 de julio podrán reservarse desde el jueves 18, a las 12, y para las representaciones del martes 23 y el miércoles 24, a partir del viernes 19, también desde el mediodía.

El libro y la puesta en escena corresponden a María Jaunarena. La dirección musical será de Bernardo Teruggi y participará la Camerata Académica del Teatro Argentino.

Intervendrán los cantantes Constanza Díaz Falú/Ximena Farías (Rosina), Gabriel Carasso/Gabriel Vacas (Fígaro), Patricio Oliveira/Lautaro Chaparro (Conde de Almaviva), Román Modzelewski/Franco Gómez (Don Bartolo), Walter Schwarz/Juan Pablo Labourdette (Don Basilio), Cecilia Pérez San Martín/Estefanía Cap (Berta), Rodolfo Pettinicchio (Notario y Guardia), Franco Gómez (Sargento 1), Nicolás Tumini (Guardia y Sargento 2), Lautaro Chaparro (Guardia 2), Juan Pablo Labourdette (Guardia 3) y Álvaro García Martínez (Guardia 4).

Como músicos invitados participarán los pianistas Pablo Manzanelli y Ezequiel Fautario, la fagotista Leticia Zuccherino y el percusionista Arauco Yepes.

La escenografía es de Gonzalo Córdova, el vestuario de Elizabeth Tarasewicz, el sonido de Fernando Taberna y la iluminación de Gabriel Lorenti. Como asistente de vestuario se desempeña Luciana Raftti Chantada y a cargo de las proyecciones y el sobretitulado está María Inés Natalucci.

Esta versión en palabras de su autora

“’El barbero de Sevilla’ es una de las óperas más famosas y queridas. Es una comedia de enredos basada en la primera parte de la descomunal trilogía teatral de Beaumarchais, escritor francés contemporáneo de Mozart, que utilizó el humor como ‘arma de guerra’. Y demostró su eficacia. En ‘El barbero de Sevilla’ –la primera de las tres obras que narran la historia del personaje– están los cimientos de su obra maestra: Las bodas de Fígaro, una comedia mordaz centrada en las desigualdades sociales y una denuncia implacable contra la nobleza de entonces. Tanto es así que, al decir del propio Napoleón, no fue la toma de la Bastilla lo que originó la Revolución Francesa, sino nada más ni nada menos que el Fígaro de Beaumarchais, ese barbero descarado que en el escenario les decía a condes y condesas lo que nadie se animaba a decirles en la vida real”, relató María Jaunarena.

En cuanto a los propósitos de esta propuesta, señala la adaptadora y directora escénica: “Buscamos tender un puente en el abismo generacional que hay hoy entre la música clásica y lo que les interesa a nuestros hijos. Nuestro objetivo es convertirnos en un vehículo para que ellos también puedan disfrutar de una de las partituras más queridas, divertidas y festejadas de todos los tiempos. Y, sobre todo, para que puedan participar de un contenido que nos atraviesa culturalmente desde hace más de dos siglos y que tiene la potencial e inapreciable virtud de levantar el horizonte emocional e intelectual al que miramos, disparando, si tenemos suerte, una pregunta inspiradora que les abra una puerta más a la propia creatividad, que aguarda siempre a ser llamada”.

(Fuente: Prensa Teatro Argentino)

Sigue leyendo

Teatro

“Palabras encadenadas”, todos los sábados en Ítaca Complejo Teatral

Publicado

el

La obra dirigida por Guillermo Ghio “Palabras encadenadas” continúa en cartelera, todos los sábados a las 21, en el Ítaca Complejo Teatral.

Esta propuesta escrita por Jordi Galecerán se presentará a partir de las 21 horas, protagonizada por Ernesto Falcke y Natalia Pascale. Las entradas pueden adquirirse en la boletería del complejo ubicado en Humahuaca 4027 o por el sistema Alternativa Teatral.

Sinopsis

La historia esta envuelta en una tensión dramática extrema que se mantiene hasta el final. Con varios giros y quiebres, el texto mantendrá en vilo a los espectadores.
Un acontecimiento como un femicidio -un tema candente desde hace mucho tiempo, no solamente en la actualidad debido a su mayor exposición- constituye el trasfondo en el que se desenvuelve este relato impactante. Por supuesto, todas las contemplaciones acerca del afecto y los arrebatos, la sociedad y las imposiciones culturales y familiares, se ven sometidas a juicio.

Ficha técnico/artística

  • Autoría: Jordi Galcerán
  • Actúan: Ernesto Falcke, Natalia Pascale
  • Vestuario: Pheonía Veloz
  • Dispositivos Escénicos: Guillermo Ghio
  • Diseño de luces: Tamara Josefina Turczyn
  • Realización de video: Fiero Fuego (productora Creativa)
  • Banda Sonora: Guillermo Ghio
  • Gestión: Maria Emilia Cornier
  • Diseño gráfico: Horacio Carro
  • Asistencia de dirección: Iranda Acosta Toloza
  • Prensa: Marcos Mutuverría
  • Realización: Pablo Figueroa
  • Dirección general: Guillermo Ghio
Sigue leyendo

Música

El Teatro Argentino será escenario de Pequeño Pez en vacaciones

Publicado

el

Pequeño Pez, la banda musical que viene conquistando corazones en todo el mundo y se ha convertido en la nueva revelación de las infancias, llega en vacaciones de invierno con su show al Teatro Argentino de La Plata. La cita será el domingo 21 de julio a las 17, y las entradas se encuentran disponibles a la venta por sistema Livepass.

En los últimos meses sus canciones y juegos han alcanzado más de 150 millones de reproducciones en Youtube y Spotify, en tanto que durante 2024 Pequeño Pez realizará una gran gira por Argentina y varios países de Iberoamérica con su show “Pequeño Pez, La Fiesta”.

Se trata de “un espectáculo musical, con títeres, teatro y danza. Una fiesta sonora, donde los instrumentos cobran vida y pasean entre distintos géneros musicales, desde el rock n’ roll hasta el reggae, la cumbia, la salsa o el swing, la chacarera y la murga”, adelanta el comunicado promocional.

A la vez que se anticipó que este año la banda lanzará su sexto disco, se detalló que “la música, como los videos y los libros de Pequeño Pez tienen contenido lúdico y educativo, que busca resaltar los derechos de los niños y niñas, y destaca el valor de la amistad, el amor, la empatía, el cuidado de la naturaleza, los animales y el planeta”.

(Fuente: Nadya Cabrera – Prensa)

Sigue leyendo


Propietaria/Directora: Andrea Viveca Sanz
Domicilio Legal: 135 nº 1472 Dto 2, La Plata, Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA Nº 2022-106152549
Edición Nº