Un encuentro con los “Guardianes de la legua”

La persistencia de las lenguas nativas en Latinoamérica podrá apreciarse este miércoles desde las 22.30 con el estreno de la producción de Canal Encuentro “Guardianes de la lengua”, una serie documental que muestra el trabajo del lingüista argentino Santiago Durante bajo la dirección de Juan Pablo Tobal.

Los ocho capítulos del envío proponen un viaje a través de Colombia, Paraguay, Bolivia, Chile y Argentina, con el asesoramiento en lingüística de Ana Fernández Garay.

“Buscamos llamar la atención sobre el proceso de retracción de lenguas que hace que hablemos de lenguas en peligro o amenazadas. Hoy en día se hablan cerca de 6.000 lenguas pero en cien años ese número se va a reducir a la mitad y al perder una lengua también se pierde un enorme patrimonio cultural”, señaló Durante en una entrevista con la agencia de noticias Télam.

Para el lingüista, “las pérdidas de las lenguas tienen que ver con un fenómeno mundial y, lo que es peor, sucede en silencio. ¿Cómo proteger algo que se desconoce? Lo primero -reflexionó- es darle visibilidad para que todos conozcamos estos procesos y que su visibilización genere un efecto multiplicador para que otras comunidades adopten medidas similares”.

En el mismo sentido, Tobal sostuvo a esta agencia que “Guardianes de la lengua” “representa un acervo documental riquísimo para Argentina y para Latinoamérica. Son registros que no se han realizado a nivel internacional y en muchos casos se trata de lenguas que nunca se han estudiado, ni registrado”.

El director de la serie puntualizó que “este proceso llevó siete años porque al tratarse de comunidades de muy difícil acceso, poder contactarse con sus protagonistas fue muy complejo para, finalmente, generar lazos de confianza y que quieran compartir sus conocimientos”.

En cuanto a los criterios de selección, indicó que “se buscó abordar la mayor diversidad lingüística posible, dentro de las posibilidades. De distintas familias lingüísticas y en regiones muy diversas. Lenguas ancestrales con pocos hablantes en general, pero también algunas donde están viviendo procesos de revitalización y donde hay más hablantes”.

Los cuatro capítulos que Encuentro emitirá durante agosto estarán dedicados respectivamente a las lenguas chaná (mañana), yagán (el 16), guaná (el 23) y matapí (el 30).

¿Cuáles fueron las comunidades que visitaron y qué refleja cada una de ellas?

Juan Pablo Tobal: Visitamos alrededor de 10 comunidades. Los yaganes y tehuelches en el extremo sur del continente, chaná en Paraná, Entre Ríos. En el norte de Paraguay, frontera con Brasil, Guaná. Tapietes en norte de Argentina y Bolivia. Urus en el altiplano Boliviano. Tinigua en La Serranía de la Macarena, Colombia. Matapí en Amazonía colombiana. En términos generales cada una de ellas representan una riqueza cultural inimaginable, relatos, tradiciones, cantos transmitidos de generación en generación durante miles de años. Todas estas comunidades y sus lenguas representan una forma de ver y pensar el mundo. Una forma de asomarse y hacen a la riqueza de la diversidad de nuestro patrimonio cultural.

¿La serie ofrece alguna postura sobre la conquista y sus consecuencias en las culturas originarias?

Santiago Durante: La perspectiva de esta serie es lingüística antes que histórica pero por supuesto que el genocidio y expoliación de los pueblos originarios es en última instancia el gran causante del actual estado de amenaza para muchas de las lenguas originarias de América. No solo la mal llamada conquista fue nefasta para estos pueblos sino procesos históricos posteriores como la cauchería en el caso de los matapíes, la explotación del tanino para los guaná o el genocidio perpetrado por el ejército argentino para los tehuelches.

JPT: Son variadas las razones por las que sucede este fenómeno mundial. La globalización, la homogeneización cultural, los desplazamientos forzados y la intolerancia de los grupos dominantes hacia los grupos minoritarios, presiones económicas, socioculturales, procesos de violencia están poniendo en riesgo este invaluable patrimonio.

¿Cuál es la situación de las lenguas originarias en la actualidad?

SD: Es variada pero tenemos casos muy extremos como Dora Machado, Sixto Muñoz o Cristina Calderón que son los últimos de los que se sabe actualmente que aprendieron en su infancia el tehuelche, tinigua o yagan, respectivamente, y casos en los que existe comunidad hablante como en Samuguate para el tapiete o Santa Ana para el uru.

¿Las lenguas que muestran en la serie están congeladas en el tiempo o siguen creando vocablos y estructuras gramaticales nuevas?

SD: No existe lengua congelada en el tiempo porque toda lengua que se usa, varía. Lo que ocurre en algunos casos es que actualmente no hay comunidad de gente que la habla sino una o pocas personas que la recuerdan. En esos casos, el esfuerzo está puesto en registrar lo que se conserva más que en inventar neologismos. Si uno indaga casos de lenguas originarias como el mapudungun, va a encontrar que al tener una enorme comunidad de hablantes el vocabulario incorpora palabras para celular, ómnibus, etcétera.

Está el caso de la lengua chaná de la que queda un solo parlante ¿Cuál sería el caso opuesto con más cantidad de hablantes?

SD: En Samuguate, en Bolivia, hay hablantes de tapiete de todas las edades y la hablan con fluidez. No ocurre lo mismo con el tapiete en Argentina que no es hablado por todas las franjas etarias. Entre otros factores, el hecho de que en Argentina la comunidad esté inserta en un centro urbano como Tartagal podría generar una mayor penetración del español.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*